27 de mayo de 2016
27.05.2016
Business DMallorca
Javier Gándara

"Nuestra misión es conseguir que viajar sea más fácil y asequible"

27.05.2016 | 02:51
El responsable de easyJet en nuestro país, en los jardines de Diario de Mallorca.

Director general de easyJet en España y Portugal Este ingeniero aeronáutico gallego, locuaz y extrovertido, lleva el mundo del transporte en la sangre. Proveniente de la multinacional norteamericana FedEX, cambió el traslado de paquetes por el de personas en el año 2007, cuando se incorporó a easyJet como jefe de operaciones en España y Portugal. Desde el uno de mayo es el máximo responsable de la aerolínea en la península Ibérica.

¿Qué son los viajes 3.0?

EasyJet es una empresa joven que tan solo tiene 20 años y si algo nos ha caracterizado en estos años es que somos innovadores. Pero no es una innovación para decir que somos muy cool o muy guays, sino que es una innovación que sirve para facilitar la forma de viajar. Los viajes 3.0 son fáciles e innovadores.

Pero viajar en un avión no difiere mucho más allá de la clase en la que vayas. ¿Dónde está pues la innovación?

A nadie o a casi nadie le gusta meterse dos horas en un tubo metálico presurizado. Si la gente lo hace es porque esa acción facilita un fin, que es viajar, por lo que si nosotros podemos facilitarle el trámite y luego acompañarles de alguna forma cuando han llegado al destino, inspirándoles o facilitándoles el viaje, entonces estamos innovando.

¿Qué porcentaje de billetes venden a día de hoy a través de internet?

Más del 95%.

Easyjet.com es una de las webs de aerolíneas más visitadas del mundo. ¿Qué tráfico soportan?

En realidad somos la tercera web de aerolíneas más visitada del mundo. Tenemos más de 500 millones de visitas anuales en nuestra web y nuestro canal fundamental de comercialización y atención es internet.

¿Se venden billetes de avión a través del móvil o no es más que el método de moda para facturar?

Vendemos muchísimo a través de nuestra app. De hecho ya tenemos más de 15 millones de descargas acumuladas y un porcentaje muy importante de nuestras ventas digitales es a través del móvil. Y cada vez más gente está comprando vía móvil.

¿Qué supone Mallorca para la estrategia global de easyJet?

En Mallorca llevamos ya casi 20 años. Empezamos a volar en 1997 y desde entonces hasta ahora hemos transportado casi 18 millones de pasajeros desde y hacia Mallorca. Este 2016 vamos a transportar 1,7 millones, lo que supone un 8% más que el año pasado. Es uno de nuestros destinos más importantes pero también tiene una estacionalidad muy alta por lo que esos millones de pasajeros se concentran solo en verano. En cualquier caso, como en los últimos años hemos ido aumentando rutas lo que hemos hecho ha sido acercar Europa a los mallorquines. Acabamos de inaugurar la ruta con Amsterdam, y Niza la inauguraremos en julio.

Pese a la importancia estratégica que asegura tiene Mallorca, han establecido recientemente su base permanente en Barcelona y no en Son Sant Joan.

Este año hemos abierto base en El Prat con tres aviones porque allí llevamos 20 años volando y es un mercado que conocemos muy bien. Y sobre todo tiene mucha menos estacionalidad.

¿No sería lógico tener base en Palma teniendo en cuenta la situción de privilegio que ofrece la isla?

Sí, y por ese motivo vamos a abrir en Palma nuestra primera base estacional el verano que viene.

¿Y qué aportará esa base a la economía balear?

Cuando hablamos de bases nos referimos a tener aviones y tripulación contratada, con contratos locales, pagando la seguridad social y el IRPF en el lugar en el que está establecida la base. Al abrir en El Prat hemos vuelto a tener presencia directa en España, y el segundo lugar en el que estaremos será Mallorca, probando por primera vez con un nuevo concepto de base que estará abierta ocho meses al año.

¿De cuántos puestos de trabajo estamos hablando?

Vamos a contratar a 120 personas, 40 pilotos y 80 tripulantes de cabina para tripular los tres aviones que estarán temporalmente establecidos aquí, y la idea es que estén contratados ocho meses al año, cubriendo la temporada IATA de verano, de abril a octubre, más uno por cuestiones de entrenamiento. Es una forma nueva de adaptar la operación a la demanda de un destino como Palma, que es muy estacional.

¿Contratos fijos?

Fijos discontínuos. Es un tipo de contrato que es muy habitual en el sector turístico. Pero son contratos locales, con los que se contribuye aquí en impuestos y seguridad social.

¿No cree que esa estacionalidad se está reduciendo?

Se están haciendo muchos esfuerzos por desestacionalizar, pero gran parte de nuestra demanda se concentra en verano. Ten en cuenta que somos la aerolínea que trae más británicos a Mallorca, y vienen en verano.

En vista de que el viajero de negocios está aumentando en su aerolínea, ¿se han planteado poner una clase Business?

Nos lo hemos planteado, pero lo hemos desestimado. El principal factor que hace que tengamos costes unitarios bajos es la alta utilización. Eso se consigue con escalas cortas y teniendo en un avión el mayor número de asientos posibles sin sacrificar el confort. En el momento en el que haces una clase Business estás sacrificando utilización para poder dar teóricamente un mejor servicio.

La clase Business no es entonces negocio, ¿y los vuelos transoceánicos?

Son una distracción. Nuestro modelo es ganador, siempre hemos tenido beneficios en nuestros 20 años de historia con los últimos cinco saltando de beneficio récord en beneficio récord y teniendo en cuenta que nuestra cuota de mercado en el corto y medio radio no llega al 10%, no necesitamos embarcarnos en distracciones.

¿Qué importancia ha tenido para la expansión de easyJet el hecho de volar a aeropuertos principales?

Esa es una de las claves de la innovación que hemos hecho en el modelo de negocio. Cuando la gente habla de innovación piensa en drones y demás, pero es en el modelo de negocio donde se pueden conseguir innovaciones que cambian. El modelo de negocio low cost de Southwest lo cogimos, lo copiamos y lo hemos mejorado volando a aeropuertos principales. La clave era conseguir hacer escalas de 25 minutos, y eso en grandes aeropuertos es muy difícil. Lo analizamos y vimos cómo podíamos hacerlo y descubrimos que merecía la pena complicar el modelo de negocio para dar un valor, que es el poder volar a o hacia un aeropuerto que está mejor situado. Y llevamos 20 años haciéndolo. Y ahora parece que es a lo que están tendiendo el resto de compañías de bajo coste.

¿Cuál es entonces el modelo que mejor funciona en el corto y medio radio: aerolíneas tradicionales o low cost?

Ni uno ni otro. Se está tendiendo a un modelo híbrido. Si te hubiesen dicho hace años que Iberia te cobraría por las maletas no te lo creerías. O si te hubiesen dicho que lo más importante para Ryanair sería el servicio al pasajero, tampoco te lo creerías. Pues ahora todo está tendiendo hacia un modelo que nosotros llevamos 20 años desarrollando, y sabemos que funciona, es el modelo ganador para el corto y medio radio.

¿Qué tamaño tiene actualmente easyJet en comparación con otras aerolíneas?

A día de hoy somos una empresa paneuropea. Somos la aerolínea más grande en el Reino Unido, la segunda en Francia, la cuarta en España, la tercera en Portugal, la segunda en Holanda... Y así podría estar horas. Muchas aerolíneas son muy grandes en su país de origen pero nosotros tenemos una presencia muy grande en muchos mercados. De hecho decimos que la combinación de nuestro tamaño, tenemos 250 aviones y ciento y pico más que vienen, con la red que volamos, a más de 130 aeropuertos en la mayoría de casos principales, hace que 300 millones de consumidores vivan a 60 minutos de distancia de un aeropuerto en el que opera easyJet.

¿Y cuál será el siguiente paso?

El siguiente paso es seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora: nuestra misión es conseguir que viajar sea más fácil y asequible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine