Trote / Carreras de Caballos

Paseo de Bamba du Ponthieu

La discípula de Toni Frontera domina y vence con comodidad en la final de Son Pardo del torneo para yeguas francesas

06.12.2017 | 00:29
Toni Frontera celebra sobre el sulky de Bamba du Ponthieu su primera victoria en la final del torneo para yeguas francesas.

Dominando de punta a punta y convirtiendo su actuación en un auténtico paseo. Así ganó ayer la alazana Bamba du Ponthieu, con Toni Frontera, la final del torneo mallorquín para yeguas francesas. Una prueba de promoción de raza que repartía 12.000 euros en premios, con financiación en parte a cargo de la sociedad Le Trot.

Fácil, muy fácil y con un notable margen de ventaja. Así resolvió Bamba du Ponthieu el desenlace de la prueba estelar de la reunión de carreras Premium del Hipòdrom Son Pardo. Una carrera en la que partía designada por los pronósticos como una de las candidatas al triunfo.

Especialmente por los buenos resultados que ha cosechado tras desembarcar en Mallorca y quedar bajo la responsabilidad de Toni Frontera. Por algo sobre los programas aparece como una de las doce protagonistas de la final con un pasado más discreto en su país de origen.

En su primer triunfo en la final de las yeguas francesas, coincidiendo con su séptima edición, Toni Frontera impuso su característica especialidad de multiplicar la capacidad de rendimiento de sus pupilos en citas puntuales, especialmente en carreras de primer nivel. Para eso, dirigió a Bamba du Ponthieu con ambición y decisión desde los primeros metros de la prueba.

Después, el profesional natural de Son Ferriol, y con su centro de operaciones en Vilafranca, controló y manejó a la perfección el desarrollo de la prueba, disfrutando al final de una respuesta pletórica por parte de la yegua rubia de la Cuadra Pae Balears 2007.

Una salida para anular

El único obstáculo que encontró la vencedora a lo largo de la prueba lo superó en un inicio superando a Ursuline Gibus, dirigida por Carlos Cruellas y la más rápida tras el autostart. Una salida que perfectamente se podría haber invalidado, pero a la que el juez responsable de ella le concedió su visto bueno pese a que, por todo el exterior, Ultreia du Pin, con Tinita Pocoví, arrancó con la cabeza visiblemente por delante del ala derecha del vehículo de salida.

Con Bamba du Ponthieu en primera posición, y Ultreia du Pin instalada a su par, afloró el fenómeno de la capacidad de intimidación que Toni Frontera ejerce sobre sus rivales cuando rueda en punta en Son Pardo. Sus adversarios fueron incapaces de lanzarle ni un solo ataque. La vencedora a la postre rodó cómoda, para apuntarse en meta un discreto promedio kilómetrico de 1:17´6. Eso sí, sobrada y marcando la diferencia sobre sus enemigas a lo largo de los últimos 400 metros.

Tras la vencedora, a distancia, la titularidad de la segunda plaza se decidió por un mínimo margen. En un apretado final entre Ursuline Gibus, con Carlos Cruellas, y la veterana Suzuka, con Joan Toni Riera, en tercera plaza. Mientras, en cuarta posición terminó Bahia d'Hermine, dirigida por Miquel Mestre, rematando por el interior. El carril sobre el que rodaron a lo largo de la mayoría del recorrido de fondo de 2.650 metros las cuatro primeras clasificadas en la línea de meta.

Por su parte, Vaeva Pride, vencedora y ganadora de la edición del año 2016 de la gran final para las yeguas francesas, dio muestras de asfixia cuando Bamba du Ponthieu aceleró el ritmo en el tramo final. Una dura ofensiva que provocó un auténtico descalabro en la pupila de Toni Riera ´Prim´, que a partir de ese momento quedó fuera de juego y a disposición del resto de rivales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas



Enlaces recomendados: Premios Cine