Triatlón

Mario Mola: "Me veo con fuerzas para repetir título"

Mola ha preparado su última cita del año en Mallorca y en la isla también iniciará el trabajo con vistas a la próxima temporada

27.10.2017 | 00:54
Mario Mola posa en la piscina del hotel Viva Blue del Port d´Alcúdia, que ha sido su centro de operaciones en las últimas semanas.

Mario Mola, bicampeón del mundo de triatlón. Mario Mola siempre que puede vuelve a su Mallorca natal. Esta vez lo ha hecho para cerrar la temporada y acompañado de su compañero y amigo Javier Gómez Noya, cinco veces campeón mundial. Han pasado casi todo el mes de octubre entrenando juntos en el Port d'Alcúdia con el objetivo de preparar sus últimas citas del año. Para el mallorquín será un triatlón en las Bahamas.

Mario Mola disfruta sus últimos días en Mallorca antes de marcharse a competir en Bahamas, en donde le espera la edición de 2017 del Island House Invitational. Tras coronarse campeón del mundo de triatlón por segunda vez, el mallorquín ha traslado sus entrenamientos a la isla este mes de octubre. El Hotel Viva Blue del Port d'Alcúdia ha sido su centro de operaciones en unas semanas que ha compartido con el gallego Javier Gómez Noya.

"Hace unos años que quería coincidir con él y este año ha sido propicio", asegura Mola. Dadas las peculiaridades de la competición de élite que les ocupa todo el año, los entrenamientos son diferentes a los de cualquier deportista aficionado. "Hacemos unos entrenos muy generales con el fin de acumular reservas", explica el triatleta, que pronto tendrá pruebas en las que competir y con las que cerrarán la temporada. Por una parte, Gómez Noya tendrá una cita en Bahrein para disputar un triatlón de media distancia. Por otro, Mario Mola tiene apalabrado competir en el Bahamas Island House Invitational.

El triatleta nacido en Palma y con domicilio en Calvià tiene programado, a principios de noviembre, viajar hacia Florida, lugar que conoce dado que allí hizo su preparación en 2013 y cuyo clima "es muy similar al de las Bahamas".

Aunque en el intermedio podría ir a Puerto Rico o República Dominicana (no lo ha decidido aún), en donde su novia Carolina Routier tiene competición.

El Island House de las Bahamas se disputará el 17 y 18 noviembre. "Es una competición con 500.000 euros en premios en el que compiten quince hombres y quince mujeres, y es una prueba por invitación en la que participé el año pasado", señala Mario Mola, que añade: "Es una competición que dura dos días y se disputan dos pruebas, una en la modalidad de esprint y otra en súper esprint".

Una vez finalizado su periplo por las Antillas, el mallorquín volverá a España y estará "unos días en Banyoles para visitar a los padres de Carolina" y posteriormente volverá a Mallorca para seguir con su programa de entrenos.

Una temporada, la próxima, que afrontará con el reto de seguir en lo más alto y revalidar su título de campeón mundial. "Deberé estar siempre dentro de los primeros, como estos últimos cinco años, pero creo, sinceramente, que me veo con fuerzas e ilusión para repetirlo si no hay imponderables", sentencia el Mola.

En cuanto a los rivales a batir , afirma que "son los mismos", con la incorporación del noruego Kristian Blummenfelt, que este año ha sido tercero en el Mundial. En un principio los hermanos Bronwlee podían darle problemas, pero según Mola "el mayor –Alistair– se dedica a largas distancias y el pequeño –Jonathan– estuvo este año lesionado largo tiempo y para ganarme tenía que hacerlo en todas las pruebas".

En cuanto a qué ha significado renovar por segundo año consecutivo el título de campeón, el mallorquín manifiesta: "Significa la satisfacción de haber hecho un trabajo bien, que ha dado sus frutos". "No considero que haya habido grandes cambios y sí que los reconocimientos siempre son importantes para tu satisfacción personal de cara a afrontar la próxima temporada con más fuerza e ilusión", agrega.

Y sobre la última prueba de Holanda, donde tenía que ser quinto o sexto si ganaba Gómez Noya para volver a ser campeón, Mola recuerda: "La experiencia del año anterior fue importante, a pesar de que yo estaba muy tranquilo y tenían que pasar muchas cosas para no revalidar el título".

Mario Mola empezó con Iván Muñoz y desde hace unos años se entrena con el canadiense Joel Fillol, preparador de gran prestigio que tiene en su cuadra a los mejores del circuito y con quien ha conseguido sus grandes logros. Fiel a sus costumbres, Mario Mola seguirá con él la próxima temporada. Y arrancará su calendario en la isla: "Por el momento, en diciembre volveré a Mallorca y empezaré aquí con la preparación. Es posible que en enero el entrenador nos diga dónde tenemos que concentrarnos para empezar el trabajo con el grupo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine