Crisis en Son Malferi

El peor Baleares soñado

El conjunto blanquiazul se mueve lejos de las expectativas despertadas, desorientado y a cinco puntos de la fase de ascenso

17.10.2017 | 01:07
Xisco Hernández controla el balón en el partido del domingo ante el Badalona.

No soplan buenos vientos por son Malferit. La maldición como local del Atlético Baleares comienza a ser más que preocupante. Cuatro puntos sumados de quince posibles son números nefastos. Llevar casi un tercio de competición sin saber lo que es ganar en Palma indica que algo falla. Y para más inri, con un bagaje de goles en casa sencillamente sonrojante: dos en 450 minutos de juego.

La palabra 'triunfo' también está descatalogada cuando el equipo blanquiazul juega fuera desde hace un mes. Tras el triunfo del pasado 10 de septiembre en casa del Valencia Mestalla (jornada 4), el once blanquiazul no ha vuelto a sumar una nueva victoria. En el último desplazamiento, frente al Sabadell, se volvió a conocer el regusto amargo de la derrota, lo que sumado al mal juego desplegado en la Nova Creu Alta siete días antes, ha encendido las alarmas del entorno blanquiazul. Lo del pasado domingo frente al Badalona no deja de ser una continuación de lo que desde hace varias jornadas viene sucediendo en el cuadro entrenado por Armando de la Morena.

Nueve partidos, nueve alineaciones distintas. Circunstancia provocada en algunos casos por las lesiones, que para más inri son de larga duración como son los casos de Kenechukwu Uche, Julio Delgado y Kike López -actualmente en el dique seco- o la más reciente de Biel Guasp, sin olvidar a Sergio Sánchez, que también estuvo varias jornadas lesionado. De una u otra forma, las variantes han sido constantes en cuanto a algunas posiciones.

Bajo palos tanto Clauss como Aulestia han tenido sus minutos de protagonismo. También se han producido cambios en el centro de la zaga, con hasta cuatro parejas distintas de centrales en lo que llevamos de temporada. También se han buscado variantes en la zona de creación, siendo el alemán Fatith Malik la pieza de quita y pon del rompecabezas que está siendo la sala de máquinas del Baleares.

Y en cuanto a la búsqueda de soluciones para erradicar la sequía goleadora que padece el conjunto de De la Morena, la conexión más fiable, Xisco-Oliva, no funciona desde hace jornadas. De hecho, en los últimos tres partidos solo se ha perforado el marco contrario en una sola ocasión. Y cómo no, gracias a Gerard Oliva, que con sus cuatro goles lleva casi el 45 por ciento de los tantos marcados por su equipo. Bagaje discreto para el delantero catalán, al que en los últimos partidos le llegan pocos balones a su zona de influencia.

Transición complicada


Pero, no solo se han producido constantes movimientos en las alineaciones, sino que también se ha producido una involución en la propuesta futbolística con la que aterrizó el técnico madrileño Armando de la Morena a la isla. Y es que él, mejor que nadie, está notando lo dificultosa que está resultando la transición del fútbol formativo a otro tan rocoso y resultadista como es el de la Segunda División B.

De esta forma, del fútbol de toque y con salida de balón limpia desde atrás y sin discusión de quien tiene la pelota se ha pasado a justo todo lo contrario. Eso fue al menos lo que se vio el domingo frente al Badalona. Pase largo, juego directo y poca circulación del esférico en la medular. Y justo ante un rival al que precisamente lo de mover el esférico tampoco es lo suyo. Y es que los resultados empiezan a exigir. La clasificación tampoco engaña: a cinco puntos de la zona de play-off que la marca el Lleida, y a tan solo tres de las penumbras del descenso. Tan simple como real.

Pese al mal momento por el que pasa el Baleares, nadie duda que es perfectamente factible que de los próximos tres compromisos en Liga, se puedan sumar los nueve puntos en disputa ? siempre y cuando el equipo recupere el nivel de principio de temporada.

Sin ir más lejos, este domingo visita al colista, Deportivo Aragón, equipo que aún no sabe lo que es ganar esta temporada. Después recibe la visita del flojísimo CF Peralada, penúltimo en la tabla con seis puntos. Y para completar la terna de partidos en donde deben rehabilitarse, toca visita el día de Tots Sants al campo de una Peña Deportiva que no gana desde la tercera jornada (1-0 al València Mestalla) y que está con los mismos puntos que el Peralada, y enfrascados de lleno en la zona de descenso.

Charla con Ingo Volckmann


Tras la sesión preparatoria llevada a cabo ayer en son Malferit, el técnico Armando de la Morena mantuvo un cambio de impresiones con Ingo Volckmann, presidente y propietario del club así como con Patrick Messow, director deportivo de la entidad. La errática marcha en las últimas jornadas del primer equipo blanquiazul preocupa, y mucho, a un Volckmann que para esta temporada ha hecho una importante inversión en el plantel blanquiazul. De lo que pase este domingo en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza puede abrirse o no la caja de pandora en lo que al organigrama técnico del equipo se refiere. De momento el técnico tiene la confianza del presidente y del director deportivo. Pero en el fútbol, nunca es limitada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine