Baloncesto / LEB Oro

Prohibido fallar en casa

El Palma Air Europa tiene la duda de Serrano para recibir a un Magia Huesca situado en la zona baja

05.02.2017 | 02:54
Grabauskas ayer en el Hospital Quironsalud Palmaplanas.

La LEB Oro regresa a la competición tras el parón por la disputa de la final de la Copa Princesa la semana pasada y lo hace con un Palma Air Europa obligado a ganar, en casa, al Magia Huesca para seguir soñando con meterse en el play-off de ascenso (18:00 horas, Son Moix). Los oscenses son hueso duro, pese a que navegan por el fondo de la tabla.

El conjunto mallorquín ha llegado a una situación en la que ya no valen excusas y el equipo tiene que sacar las victorias cueste lo que cueste. El Palma todavía tiene margen para lograr su meta, aunque no puede permitirse ceder victorias en el Palau Municipal d'Esports de Son Moix. Y ni siquiera el lujo de sufrir desconexiones en el transcurso de los partidos.

Tras unas semanas complicadas con las bajas de Cláudio Fonseca y Gabe Rogers, que se unen a la de Khalid Mutakabbir, el Palma Air Europa se ha reforzado con el pívot lituano Robertas Grabauskas, que podrá debutar hoy mismo y con el que se da por cerrada la plantilla verdinegra de aquí a final de temporada si no se produce ningún contratiempo.

Para el combate de hoy es duda Víctor Serrano por una contractura en la espalda; el resto de jugadores estarán a disposición del entrenador mallorquín Xavi Sastre.

El rival de esta tarde, el Magia Huesca, llega a Mallorca inmerso en la pelea por la permanencia y con un entrenador nuevo, Guillermo Arenas, que logró la victoria en su estreno con el conjunto aragonés ante un rival directo del Palma, el Actel Força Lleida.

El Air Europa tratará de romper el efecto que ha supuesto para el Huesca el cambio de técnico con el objetivo de dar un bocado a la clasificación y acercarse a un solo encuentro de la zona de play-off de ascenso a la ACB.

Pero no será fácil. El conjunto mallorquín ya sabe de lo que es capaz su contrincante. En el Palacio de los Deportes de Huesca, el Palma se llevó un auténtico correctivo que fue capaz de maquillar ligeramente en el último cuarto (82-67). Por ello, los pupilos de Sastre afrontarán el duelo de hoy concientes de la exigencia a la que les obligará el rival. El Palma deberá controlar a jugadores como Albert Fontet o Andrija Simovic que se han erigido en referentes ofensivos del conjunto oscense y que ya fueron un auténtico quebradero de cabeza para la defensa mallorquina en Huesca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine