26 de agosto de 2016
26.08.2016
Fútbol. Liga

Betis y Deportivo firman un empate sin goles en el Villamarín

El equipo local puso más empeño ofensivo, pero se estrelló ante el orden atrás del conjunto gallego (0-0)

27.08.2016 | 01:19
Joaquín y Mosquera, en una acción del partido.

El Real Betis empató 0-0 con el Deportivo en su debut en esta liga en casa y sigue sin estrenar su casillero de triunfos tras un choque en el que ambos equipos adolecieron de falta de claridad en ataque y sin ritmo, aunque los béticos empujaron más y tuvieron más ocasiones que no supieron definir.

El conjunto verdiblanco se topó con la ordenada zaga del equipo coruñés, que estuvo muy segura y no dio opciones al Betis, que se atascó en las inmediaciones del área rival y no supo cómo abrir el entramado defensivo de un equipo visitante que tampoco renunció al ataque, pero igualmente sin profundidad.

El Betis del uruguayo Gustavo Poyet debutaba en casa obligado a resarcirse del varapalo sufrido por el 6-2 encajado ante el Barça, mientras que el Depor, con Gaizka Garitano en el banquillo, llegaba de ganar 2-1 al Eibar, con remontada incluida, y dispuesto a alargar su racha en el Villamarín, donde sólo había perdido en una de sus doce últimas visitas en Primera (2004-05).

Con el brasileño Sidnei Rechel en la zaga, al abortarse su salida al Valencia, pero con el duro revés de la marcha a última hora de su máximo goleador, Lucas Pérez, al Arsenal, Garitano apostó por un 4-2-3-1, con el turco Çolak, el marroquí Fayçal Fajr y el luso Bruno Gama en un tridente ofensivo, y el rumano Florin Andone en punta.

En el conjunto bético, sin el medio galo Jonas Martin por lesión, Poyet volvió a descartar entre los 19 citados a uno de sus fichajes, el argentino Nahuel, pasó de la defensa de cinco que sacó en el Camp Nou a una de cuatro, reforzó el medio campo con el brasileño Petros, el joven Fabián y el chileno Felipe Gutiérrez, y alineó arriba a Joaquín, el paraguayo Sanabria y Rubén Castro, su máximo referente.

El choque comenzó sin ritmo, con un juego aburrido y con falta de claridad por parte de ambos equipos para hallar espacios y desmontar el entramado defensivo de su rival, con el Betis sin encontrar una brújula definida en el centro del campo para surtir de buenos balones a sus delanteros, aunque sí intentó siempre llevar el mando.

Los deportivistas, serios en defensa y con un bloque muy ordenado y solidario, apenas crearon peligro real en un primer periodo soso, salvo en un falta bien ejecutada por el marroquí Fayçal que no llegó a rematar por poco Mosquera, al filo del primer cuarto de hora, y en un tiro flojo de Bruno Gama que atajó sin ningún apuro Antonio Adán.

El cuadro verdiblanco, aun sin un juego fluido en ataque, sí insistió más en buscar la meta del argentino Lux, pero sin éxito. Primero lo intentó Petros con un tiro lejano y flojo, y luego Sanabria con un remate que desvió un defensa a córner, poco antes de los 20 primeros minutos y tras una buena acción personal de Joaquín.

Aunque el Depor creaba cierta inquietud cuando salía puntualmente hacia el área bética, el Betis dio un paso adelante y apretó en pos de ponerse por delante en el marcador, pero Gutiérrez remató alto un pase de Joaquín, en el minuto 38, y Lux le paró un cabezazo, flojo y al centro, al central argelino Aïssa Mandi a un minuto del descanso.

En la reanudación, el equipo coruñés se adueñó del balón en los comienzos y, con la movilidad de Fayçal y de Bruno Gama, tuvo alguna llegada, como en un tiro muy ajustado del extremo portugués que se fue fuera de milagro, pero los béticos reaccionaron pronto y, a base de una mayor intensidad y ganas, generaron varias buenas ocasiones.

Sanabria pudo marcar a los diez minutos de esta mitad, pero mandó el balón fuera. También tuvieron buenas opciones el danés Durmisi, en un fuerte tiro que Lux desvió a córner, y pasada la hora de juego el belga Musonda, que acababa de entrar por Fabián, desde lejos.

El Depor sacó al campo a Borges por Guilherme, a Luisinho por Gama y casi al final a Borja Valle por Andone, para refrescar a su equipo ante los efectos del calor sevillano, y siguió a lo suyo, ordenado y sin descuidar su defensa ni tampoco renunciar al ataque, pero le faltó profundidad y creerse que podía hacer más daño.

Poyet hizo cambios más ofensivos para buscar más verticalidad con Musonda y Cejudo en las bandas, y Dani Ceballos en la media punta.

El Betis siguió apretando, no perdió la fe y fue el que más cerca estuvo del 1-0: primero, con un 'pase de la muerte' de Musonda que despejó como pudo el exbético Juanfran; y en el tiempo añadido, con un tiro de Ceballos que dio en un defensa y obligó a Lux a rectificar su estirada para pararlo y dejar el 0-0 en el marcador.


0 - Real Betis: Adán; Piccini (Dani Ceballos, m.83), Mandi, Pezzella, Durmisi; Petros, Fabián (Musonda, m.66), Felipe Gutiérrez (Cejudo, m.76); Joaquín, Sanabria y Rubén Castro.

0 - Deportivo: Lux; Juanfran, Albentosa, Sidnei, Navarro; Guilherme dos Santos (Borges, m.63), Mosquera; Emre Colak, Fayçal Fajr, Bruno Gama (Luisinho, m.78); Florin Andone (Borja Valle, m.88).

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). Amonestó a los visitantes Juanfran (m.65) y Mosquera (m.92).

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga Santander, disputado en el estadio Benito Villamarín ante 34.546 espectadores. Césped en buen estado. Se guardó un minuto de silencio por los aficionados béticos fallecidos la pasada temporada y por las víctimas del terremoto registrado en Italia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine