09 de julio de 2016
09.07.2016
Tenis

Nadal no teme al virus del zika

El tenista de Manacor considera que se ha creado un miedo infundado por la enfermedad Pone en duda su reaparición en Toronto el 25 de julio

09.07.2016 | 01:39

Rafel Nadal ve en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el lugar ideal para volver a recobrar las sensaciones perdidas hace dos meses, cuando una lesión de muñeca le obligó a abandonar Roland Garros, estar mes y medio parado y tener que perderse el actual torneo de Wimbledon. Preguntado por si el virus del zika podría condicionar su visita a la ciudad brasileña este verano, Nadal afirma que no teme a la enfermedad propagada por la picadura de los mosquitos vectores: "Hace tres años seguidos que voy a Brasil y nunca he sentido que pasara nada raro".

"En febrero fue la última vez, o sea que hace relativamente poco de eso, y la gente sigue su vida con normalidad, como yo mismo lo hice cuando estuve. Me dieron un spray cuando salí del avión y me lo puse solo el primer día. Creo que se ha alimentado una noticia hasta crear un estatus de miedo que está lejos de la realidad", criticó el tenista, quien no sabe todavía si viajará a disputar el próximo torneo de Toronto, en Canadá: "Ahora mismo me centro en el día a día, en cómo evoluciona la lesión, porque después de tener inmovilizada la muñeca un mes y medio se puede hacer vida normal, pero no es lo mismo si tienes que competir".

Nadal también ve ahora mismo lejos la posibilidad de colgarse alguna medalla en las tres modalidades que va a disputar: "Puede que los Juegos sean mi reaparición, así que intentaré estar preparado. Creo que va a ser difícil conseguir una medalla, sobre todo a nivel individual, así que no me lo planteo. Si antes tenía equis posibilidades, ahora tengo equis menos una, lo importante es que esté sano. Hace dos meses estaba creo que en un muy buen momento, así que el objetivo está en conseguir volver a ese nivel en Rio", reiteró. "Ganar en unos Juegos es mejor que un Grand Slam, porque es más complicado y son cada cuatro años".

De lo que sí que está seguro que disfrutará es de portar la bandera española en el desfile de los equipos olímpicos. "Estoy ya trabajando mucho para conseguirlo. Supongo que estaré, aunque en la vida hay cosas que no se pueden controlar".

Contento con la Academia

Sobre el recientemente abierto complejo tenístico internacional que Nadal ha abierto en la Torre dels Enagistes de Manacor, explicó que "tener un centro de este calibre en Mallorca es algo único, que permitirá a las próximas generaciones poder disfrutar del tenis".

La Academia Rafa Nadal, que acogerá a cerca de 500 jóvenes tenistas de todo el mundo durante este verano, en plazos normalmente de una semana, tiene las instalaciones "preparadas para cualquier cosa, sea un torneo pequeño o no", aseguró el tenista, que no descarta organizar grandes eventos en el centro en un futuro, como pueda ser tal vez una eliminatoria de la Copa Davis: "Nuestra intención es que el centro sea lo más social y dinámico posible".

Aunque él no pudo disfrutar de un centro como el suyo, manifestó que no se puede quejar ya que, en su momento, el Govern creara la Escola Balear de Deportes, que le permitió entrenar con los mejores deportistas de las islas, lo que supuso "una gran ayuda y algo muy positivo" para su desarrollo. "No me quejo. A nivel de Federación tal vez las cosas podrían hacerse mucho mejor de lo que se hacen en este sentido".

Por otro lado, el tenista hizo ayer mención al número uno del mundo, Novak Djokovic, recientemente eliminado de Wimbledon, una derrota que "entra totalmente en la lógica" puesto que todos los deportistas tienen pequeñas bajadas. "Mentalmente todo el mundo tiene un límite. Sobre todo teniendo en cuenta que ahora ganó Roland Garrós, que era el único Grand Slam que le faltaba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine