21 de mayo de 2016
21.05.2016
Roland Garros. Tenis

"Llego con los deberes hechos"

"Mi regularidad me da opciones de competir contra todo el mundo, aunque luego puedo ganar o perder", afirma Nadal en su primera rueda de prensa en Roland Garros

21.05.2016 | 02:36
Rafel Nadal junto a su tío Toni en un receso en un entrenamiento.

Andy Murray

  • “Aprendo de entrenar con Nadal y Djokovic”: El británico Andy Murray llega a Roland Garros tras haber ganado en las dos últimas semanas al serbio Novak Djokovic y a Rafel Nadal y siente que su juego sobre tierra batida se acerca al de ellos.  “Puede que Nadal y Djokovic estén cada día más contentos de entrenarse conmigo”, aseguró el escocés, que el pasado viernes se entrenó con el manacorí.  “Creo que se aprende mucho de un jugador cuando te entrenas con él, sobre todo antes de los grandes torneos o al principio del año”, agregó. Murray se mostró satisfecho de su colaboración con Jamie Delgado y aseguró que tras poner fin a la experiencia con Amelie Mauresmo “todo ha ido muy bien”.

    Por otra parte, el francés Gaël Monfils, número 14 del mundo, no participará en el torneo de Roland Garros por una infección viral que ha llevado a su hospitalización, anunció ayer su agente. Monfils (29 años), que llegó a las semifinales del torneo parisino en 2008 y se quedó en cuartos de final en otras tres ediciones, fue “hospitalizado estos últimos días” y se encuentra “debilitado”, precisó su agente. En 2012 ya tuvo que renunciar por una lesión de rodilla.

Rafel Nadal afronta el asalto a su décimo Roland Garros con la sensación de haber hecho los deberes, satisfecho por su temporada sobre tierra batida y sin haber perdido partidos contra rivales de menos ránking que él. "Ha sido una temporada de tierra sin altibajos, he estado un poco peor en Madrid que en los otros pero en general la línea ha sido bastante regular. Desde Indian Wells, creo que la línea es regular", aseguró el mallorquín a dos días de comenzar el torneo en el que se ha impuesto en nueve ocasiones.

Nadal siente que llega a París, su torneo favorito, mejor que en la edición del año pasado. "He hecho las cosas bien, los deberes en la gira de tierra están hechos y el año pasado no lo estaban. Entonces perdí partidos contra gente que no tenía que perderlos. Este año no", analizó el tenista de Manacor en la rueda de prensa oficial en una jornada calificada de ´Media day´, en la que también hablaron los otros dos favoritos al título, el serbio Novak Djokovic, ganador en Madrid, y el escocés Andy Murray, triunfador en Roma.

Recordó que sus dos derrotas en arcilla fueron contra el británico Andy Murray, dos del mundo, en semifinales de Madrid, y en los cuartos de Roma contra el serbio Novak Djokovic, número uno. "Fueron dos partidos competidos. Contra Murray no estoy muy contento, pero frente a Djokovic creo que hice un buen partido", recordó el campeón de catorce grandes del duelo ante el serbio, en el que dejó escapar hasta cinco pelotas de set en el segundo parcial. "Creo que he hecho lo que creía que había que hacer para mantener la línea regular y eso me da opciones de competir contra todo el mundo, aunque luego puedo ganar o perder", aseguró.

Cuarto cabeza de serie pese a ser quinto del mundo, por la baja del suizo Roger Federer, a Nadal no le parece que la ausencia del helvético cambie demasiado las cosas para él, aunque reconoció que es "una mala noticia para el tenis y para el torneo". Ni tampoco haber ganado un puesto entre los cabezas de serie, lo que le permitió evitar a Djokovic hasta semifinales. "No sabes lo que es tener suerte, estando cinco igual hubiera tenido mejor cuadro que cuatro. No es un buen cuadro, muy complicado. Es un tema de sorteo y cualquier cosa puede pasar", afirmó el isleño.
"Pero esto es un Grand Slam, no se puede hacer un resultado importante en un torneo importante sin ganar a la gente buena. Solo me planteo lo que yo tengo que hacer para jugar bien y si lo hago, puedo tener mis opciones, empezando por el primer partido", dijo.
Un debut que calificó de "incómodo" ante el australiano Sam Groth, uno de los servicios más potentes del circuito. "Voy a tener que estar preparado para sufrir un poco durante el partido, va a ser muy complicado que le arrebate el servicio, admitió Nadal, que sabe lo que es sufrir ante jugadores que lo basan todo en su saque y que provocan partidos en los que es muy difícil coger el ritmo de juego. En cualquier caso, los sacadores dejan de ser peligrosos a medida que avanza el partido ya que se hace muy difícil mantener la regularidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine