Trote

De Blai y Dream de Font arrasan

La última clasificatoria al ´Gran Premi Nacional´ encumbra al potro de Muro y el de Búger reafirma su papel de favorito

08.05.2016 | 02:44
Dream de Font (7) en su fácil triunfo de ayer bajo la dirección de Joan Toni Riera.

Desde la tribuna

  • Visita ‘semi clandestina’ del presidente Miquel Ensenyat

    Sin que desde el Institut de l’Esport Hípic fuesen capaces de anunciarlo oficialmente, ni desde Palau Reial tampoco, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, visitó ayer el Hipòdrom Son Pardo y fue el encargado de entregar el trofeo que conquistó Joan Toni Riera a las riendas de Bo Pou Rafal, para la Cuadra Torreflorida. Una presencia de lo más discreta, acompañado del conseller Joan Font, el todavía no presidente del Institut Hípic. Eso sí, ambos departieron con el presidente de la Federació Balear de Trot, Joan Llabata. Uno de los grandes protagonistas de la ‘Operación Cabriol’ de la Guardia Civil y de la ‘Operación Boira’ de la Policía Nacional, así como a quien se le “pasó” presentar acusación en el ‘Caso Sorky’.
     
  • La recaudación de la PMU superó el millón de euros

    La recaudación de la PMU sobre las cuatro carreras Premium de ayer de Son Pardo ascendió oficialmente, según su web, a 1.055.972 euros. De esa cantidad, 966.358 se ingresaron vía métodos presenciales y 89.614 a través del juego on line.

El reformado y ganador Dream de Font, con Joan Toni Riera, se jugará la victoria en el ´Gran Premi Nacional 2016´, del 22 de mayo, ante dos pupilos del siempre presente Toni Frontera, como es el caso del potro De Blai y la ´presidenta´ Duna de Llevant.

Es la evidencia, innegable y única certeza, que dejó la reunión de del Hipòdrom Son Pardo. La de la clasificatoria para el segundo pelotón de salida de la gran clásica de mayo. La carrera que encumbró al representante de Muro, dirigido por Joan Riera Sitges, como nuevo, y fresco, candidato a discutir la victoria en la gran prueba de primavera al producto de la ´Fábrica Morro´, de Búger.

Especialmente por mostrarse De Blai infinitamente superior a sus diez rivales de la ocasión y por permitirse a la hora de la verdad y, por segundo fin de semana consecutivo, ofrecer una extraordinaria aceleración a lo largo de los últimos 500 metros –rodando a 1:15–. Un cambio de ritmo meteórico con el que arrasó y dejó en evidencia a un grupo del que solo se salvaron los dos representantes de la Cuadra Ses Torres: el anaeróbico Desig d´Heroïna, con Mateu ´Prim´; y el aeróbico Dimoni Rapsody, con Carlos Cruellas.

Decepcionó De la Rumba

Nada que ver con la suerte que corrió De la Rumba, con Guillem Andreu, que tras marcar el ritmo en cabeza de pelotón se hundió y finalizó última, sobre un piso pesado que registró la victoria de De Blai, rodando a un promedio de 1:19´9 sobre 2.150 metros.

Arrolladora y total también resultó la victoria de Dream de Font. El favorito número uno para ganar el ´83 Gran Premi´. El caballo a batir. Un potro que ayer, sin necesidad, y casi sin intención de ello, ridiculizó a los aspirantes a la gran clásica a los que se enfrentó. Rodando para eso apenas a una media de 1:20 y olvidándose incluso de acelerar tras el autostart. No hizo falta. Especialmente tras el forfait de Dafi RS, adelantado por DIARIO de MALLORCA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine