Fútbol / Copa Federación

El Baleares se lo toma en serio

El equipo blanquiazul es el cuarto club mallorquín que alcanza la final de un torneo que premia con 90.000 euros al vencedor y que ya han ganado Mallorca B y Binissalem

18.03.2016 | 02:16
Plantilla del Atlético Baleares posando ayer en el césped de Son Malferit.

El rival

  • El Rayo Majadahonda, un rival muy compacto

    El Rayo Majadahonda será el rival de los blanquiazules en la final. Los madrileños están situados en la decimotercera plaza del grupo II de Segunda B. Es un equipo que destaca por el bloque que tiene, además de compaginar la veteranía con la juventud. El Rayo ha eliminado en este torneo al Mérida, Móstoles, Guadalajara y Real Unión Irún, vigente campeón. Es notorio que en semifinales y en cuartos ganara 0-4 en campo ajeno y perdiera 0-1 en su terreno de juego.

El Atlético Baleares hizo historia este pasado miércoles. Y es que la primera plantilla del club blanquiazul disputará por primera vez una final de la Copa Federación, competición nacional organizada por la Real Federación Española de Fútbol. Esta se juega cada temporada por equipos de Segunda B y Tercera División que se han ganado el derecho a tomar parte en ella y los conjuntos que han quedado eliminados de la primera ronda de la Copa del Rey. Además, tiene una dotación de 90.000 euros para el ganador.
La Copa Federación no es extraña en Mallorca ya que el Atlético Baleares será la quinta vez que un conjunto balear dispute una final de esta competición. El primer equipo isleño en llegar a lo más alto de este torneo creado en 1944 fue el Platges de Calvià cuando en la Liga 1993–94 llegó a la ronda final. Sin embargo, quedó subcampeón al perder ante el Puertollano Industrial.
Dos temporadas después, la 1995–96, el Mallorca B tuvo más fortuna ya que se proclamó campeón al derrotar en la final, que siempre es a doble partido, al Real Murcia. Por primera vez esta Copa llegaba a Balears.

Tuvieron que pasar once campañas para poder ver a otro equipo mallorquín en una final de este torneo. Volvió a ser el filial mallorquinista en la Liga 2006-07. Nos obstante, los rojillos no tuvieron tanta fortuna ya que perdieron contundentemente ante el Pontevedra.
La última final dirimida por un conjunto isleño fue hace escasas temporadas, la 2011–12, y con grato recuerdo para los aficionados. El Binissalem levantó la copa en Lemona gracias al valor doble de los goles en campo contrario tras un intenso encuentro.
Ahora el Atlético Baleares se planta por primera vez en una final y lo vive como todo un acontecimiento. El rival será el conjunto madrileño del Rayo Majadahonda de Segunda B, grupo II, que viene de eliminar al Mérida. La ida está prevista para el día 7 de abril en la capital y la vuelta el 14 del mismo mes en Son Malferit. Estas fechas pueden sufrir variaciones, ya que ambos clubes están interesados en jugar el miércoles para tener más descanso de cara a sus compromisos de Liga el fin de semana siguiente.
La plantilla blanquiazul, que llegó ayer por la tarde y que directamente se fue a entrenar, se muestra muy ilusionada por disputar esta final. Un torneo nacional, de menor envergadura, que puede alegrar una temporada discreta del conjunto palmesano, que disponiendo de una plantilla con un presupuesto millonario, no acaba de explotar y que está situada en la parte media alta de la tabla.
"Estamos muy contentos y satisfechos por llegar a la final", señaló muy ilusionado el delantero Alejandro Torres, ´Chando´, tras conseguir la clasificación para la final. "La plantilla está muy ilusionada en poder conseguir este trofeo por primera vez", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine