Baloncesto . Euroliga

El Real Madrid derrota al Brose y alarga la fiesta de la Copa

Los blancos logran el quinto triunfo en el 'Top 16' - triunfo del Kutxa ante el Zalgiris y derrota de Unicaja en Estambul

25.02.2016 | 23:20
Strelnieks y Theis disputan el balón con Reyes y Llul.

El Real Madrid consiguió este jueves un triunfo vital en el 'Top 16' de la Euroliga tras imponerse al Brose Baskets Bamberg (86-90) en la octava jornada y prolongó su gran estado de forma después de haber conquistado su tercera Copa del Rey consecutiva el pasado fin de semana en A Coruña.

El cansancio de la Copa se quedó en el avión. Los pupilos de Pablo Laso se olvidaron del esfuerzo de hace sólo cuatro días y materializaron una victoria de enjundia. Hasta la fecha, los alemanas habían ganado en seis de sus siete encuentros como locales. Este jueves, el Madrid jugó un gran partido y dio un paso al frente en Europa.

Pese al juego coral merengue, recordando alguno de sus mejores momentos del pasado curso -el de todos los títulos- el choque se decidió en un tapón de Gustavo Ayón en la penúltima jugada del partido. El mexicano, MVP de la Copa, frenó a Wannamaker y permitió el quinto triunfo en el 'Top 16' de los actuales campeones. En la fiesta anotadora, Llull (21 puntos) y Reyes (18) se pusieron las medallas.

El 'playmaker' menorquín lo logró gracias a un prodigioso 6/8 en triples y el incansable capitán también merced a un buen porcentaje desde el perímetro (3/4). Un valor capital para los merengues, que no comenzaron cómo su técnico habría imaginado. Un parcial de 10-0 sirvió como calmante para los de Laso hasta que Llull despertó el letargo de su muñeca.

Ambos, junto a la dupla formada por Ayón y Lima --ya inscrito en Euroliga-- fueron forjando la remontada capitalina hasta culminarla mediado el segundo acto. El Real Madrid se gustó y mejoró sus guarismos en los minutos previos al descanso. Carroll desenfundó desde la línea de 6,75 y todo parecía encaminado.

Miller puso la intriga

Pero nada fue como guionizaron los blancos. La respuesta del campeón alemán fue incontestable gracias a los triples de Darius Miller -hasta tres seguidos- y al pequeño cortocircuito de los madridistas, que dejaron dilapidar una renta más que suculenta (47-57). Zisis prolongó la igualdad cuando no había más tutía.

A los de Andrea Trinchieri, líderes destacados de la Bundesliga, les tembló el pulso en los últimos minutos, cuando la moneda estaba por caer. El Madrid dio el último empujón, apoyado en dos grandes defensas, y cerró un triunfo que podría ser fundamental para sacar el billete a cuartos. De momento, la fiesta de A Coruña ha durado cuatro días más.

Victoria sufrida del Kutxa

El Laboral Kutxa cumplió expediente este jueves (71-65) ante el Zalgiris Kaunas para aguantar en lo alto del Grupo F del 'Top 16' de la Euroliga, un choque trampa ante el colista que salvó el Baskonia en el último cuarto de la octava jornada en el Fernando Buesa Arena.

Los de Velimir Perasovic salieron airosos de una mala noche. El cuadro lituano aterrizó dispuesto a dar la sorpresa y llegó a los últimos 10 minutos haciendo saltar las alarmas en el conjunto local (45-53). El Baskonia tocó fondo y de ahí inició el despegue.

Y es que un tropiezo en casa, ante el colista del exigente Grupo F, puede no tener perdón. Ante su público, los de Vitoria dejaron atrás la eliminación en semifinales de la Copa del Rey en A Coruña ante el Real Madrid, con la quinta victoria seguida en el 'Top 16'.

Derrota de Unicaja

Por su parte, Unicaja naufragó en Estambul en la pista del Darussafaka Dogus (78-55) y se complica su existencia en el 'Top 16' de la Euroliga, donde sigue contando con dos únicas victorias en ocho jornadas al caer ante un colista que ya le ha atrapado en el balance, en una tarde aciaga para los de Joan Plaza, que se ahogaron en la que era una de las pistas más plácidas del grupo hasta el momento para confirmar que deberán buscar el milagro a partir de ahora.

No le hizo falta al Darussafaka hacer un gran partido para ganar a Unicaja, que pagó bien caras sus pérdidas y su mal porcentaje de tiro desde el triple. El equipo malagueño, cuya ausencia en la Copa del Rey había servido para preparar mejor este partido crucial, no estuvo cómodo en ningún momento, fue siempre a remolque y se quedó sin ideas en ataque. Un lastre demasiado grande para un equipo en mal momento anímico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine