Tenis

El calor castiga a Nadal en sus éxitos en Buenos Aires

El mallorquín disputa hoy una de las semifinales ante el austríaco Thiem - Necesitó asistencia médica en sus triunfos ante Mónaco y Lorenzini

13.02.2016 | 02:08
Las gotas de sudor caen de la cara y cabeza de Rafel Nadal durante su partido de ayer.

Rafael Nadal, quinto en la clasificación mundial de la ATP, superó ayer al italiano Paolo Lorenzi, por 7-6(3) y 6-2, y se clasificó para disputar hoy, sábado, ante el austríaco Dominic Thiem, número 19 del ránking internacional, una de las semifinales del torneo ATP 250 de Buenos Aires.

Nadal, que debutó el jueves ante el argentino Juan 'Pico' Mónaco con un triunfo, por un doble 6-4, fue nuevamente asistido ayer por el médico, con motivo de los dolores estomacales que le están causando las fuertes temperaturas reinantes esta semana en la capitadel de Argentina.

Tras un primer set parejo en el que ninguno de los dos consiguió romper el saque de su rival, el campeón mallorquín incremento su nivel de juego en el tie break para asegurarse el primero de los dos sets. Posteriormente ya decantó a su favor el segundo sin mayores complicaciones.

Nadal y Lorenzi se enfrentaron haciendo frente a una temperatura ambiental que superó los 30 grados centígrados y una sensación térmica que rondó los 40. Unas condiciones climatológicas que transformaron las pistas del Buenos Aires Lawn Tennis en una caldera, en un infierno.

En la madrugada del jueves al viernes y tras superar a su amigo Juan Mónaco, Rafel Nadal confesó que durante su partido de debut en el torneo bonaerense ya sufrió algunos dolores de estómago, a los que pudo sobreponerse para acceder a los cuartos de final del torneo argentino y enfrentarse con victoria, ayer, a Lorenzi. Un partido que disputó en un momento de calor y humedad extrema en Buenos Aires por la tarde, como son las 16:00 horas.

"Era importante ganar y se hizo. En los momentos que tuve que apretar conseguí dar lo mejor que fue en la definición de los dos parciales. Hay muchísima humedad, me sentí mal de la barriga durante el partido, pero estoy contento de seguir en el torneo y tener más oportunidades para seguir creciendo", enfatizó el mallorquín.

"No hay excusas que valgan. La pista no está lenta ni las pelotas están pesadas. Durante el partido consulté con el médico del torneo que me dio algo para tomar cuando le advertí sobre mi dolor de barriga", añadió sobre sus dolores estomacales ante Mónaco, que ayer le volvieron a castigar durante su partido para el pase a semifinales ante el italiano Lorenzi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine