Trote

Joan Toni Riera disfruta con Suzuka

´Es Boveret´ juega al gato y al ratón con sus rivales en Son Pardo a las riendas de la campeona de la Cuadra Torreflorida

28.01.2016 | 02:26
Joan Toni Riera gesticula ante Toni Frontera, mientras Suzuka cruzaba la línea de meta como ganadora del ´Premi Remora´.

Desde la tribuna

  • Doblete de Jaume Fluxá con Dafi RS y Rêve de la Scima

    Jaume Fluxá, número uno del trote balear absoluto en el 2015, se apuntó ayer uno de los dos dobletes que se registraron a lo largo de la reunión de Son Pardo. En su caso, al imponerse en la primera carrera con la dos años Dafi RS y rematar la faena después con el francés Rêve de la Scima. El representante de la Cuadra Nadal Galmés destacó al erigirse en el vencedor que mejores dividendos reapartió ayer en las diferentes apuestas del operador francés PMU. Por algo su trunfo en el juego presencial se pagó 17.7/1 y 28.4/1 en las apuestas vía on line.

    La recaudació de la PMU fue de 1.815.402 euros

    Según los números visualizados a través de las dos versiones de su web oficial, la casa de apuestas francesa PMU recaudó ayer hasta 1.815.402 euros con la comercialización de sus juegos sobre las ocho carreras Premium de Son Pardo. Bajo la modalidad de presencial ingresó 1.642.856 euros, así como 172.546 mediante soporte de Internet. Sus mejores dividendos los registró sobre la tercera carrera, en la que ganó Rhodo de Sassy, con un ingreso de 249.096 euros en el canal tradicional y 21.004 por el on line.

    La bolsa de la LAE se quedó en apenas 31.777 euros

    La capacidad de recaudación sobre las carreras de Son Pardo de los dos caducos juegos hípicos de los que es titular Loterías y Apuestas del Estado (LAE) se presenta rídicula frente a la de los de la PMU. Así lo demuestra que ayer la quiniela hípica de la Quintuple Plus apenas ingresase 3.307 euros y la Lototurf 28.470, para lograr entre las dos sumar 31.777 euros.

Joan Toni Riera disfruta como un niño ganando carreras a las riendas de la francesa Suzuka y jugando al gato y al ratón, a la vez, con sus rivales. Engañándolos y haciéndoles creer, incluso, en lo imposible. Es decir, con ser capaces de batir a la representante de la Cuadra Torreflorida. Un espejismo que construye a sus adversarios el propio Riera, valiéndose de auténticas artes del engaño. Por algo es un conductor mágico y, siempre, un enemigo terrible.
Todo eso quedó en evidencia ayer, y a la vista de la afición, en el ´Premi Remora´, apenas la segunda carrera de la reunión Premium que se desarrolló en el Hipòdrom Son Pardo. Un escenario cuyas cinco últimas prueba volvieron a acoger juego exterior sobre ellas de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), como son las ridículas Quíntuple Plus y la Lototurf.
En su quinta victoria consecutiva para los colores de los hermanos Juanjo y Guillem Caldentey, en apenas seis carreras, Suzuka demostró que, con mucha diferencia, es la mejor yegua de la plantilla mallorquina.
En esta ocasión, la que logró terminar más cerca de Suzuka fue una yegua nacional, la poderosa Ventada JP, quiada por Toni Frontera. El efectivo tras el que escondió Joan Toni Riera a Suzuka a la entrada de la última recta, la de meta. Un movimiento para refrescar a su pupila y, a la vez, motivarla. Una jugada que resultó maestra, con un resultado perfecto, como es siempre la victoria.
Y es que con esa maniobra el popular Joan Es Boveret logró una reacción tremenda de la alazana hija de Kitko. Una aceleración imparable, con la que no encontró rival a la hora de superar a la buena Ventada JP. Un elemento que en su aproximación a la cabeza de carrera, a 1.100 metros de meta, se vio envuelta en una incidencia que estuvo a punto de dejarla arrodillada sobre la arena. Tras eso relevó a Tina du Pasteret al frente del pelotón. Posición que mantuvo hasta que se vio desborada por Suzuka, que en en meta se apuntó un crono de 1:17´2 minutos sobre los 2.650 metros.

También con Boris SAS

Tras empezar la reunión con un segundo con Deco SAS, Joan Toni Riera firmó su segunda victoria de la tarde al imponerse también a las riendas de Boris SAS. Un caballo que ha renacido bajo su dirección y el entrenamiento de Miquel Andreu. Un caballo que en el 2015 no ganó ni una de las 18 carreras que disputó, tras haber finalizado tercero en la edición del 2014 del ´Gran Premi Nacional´. Por algo el último triunfo de este hijo del francés Idjet Mab se remontaba a junio de aquel ejercicio, cuando se impuso en la ´Revenja´ de la gran clásica disputada en Son Pardo. Desde entonces, y hasta que no se ha cruzado con Es Boveret, venía pasando completamente desapercibido. Una condición de mera comparsa de la que se ha deshecho bajo la dirección del doble campeón de Europa y número uno histórico del trote de las Illes Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine