Tenis

Nadal se olvida de Djokovic en Australia

El número 5, que debuta en el primer grande del año ante Verdasco esta próxima madrugada, aspira a superar los cuartos de final del año pasado - El serbio parte como gran favorito a adjudicarse su sexto título en Melbourne

18.01.2016 | 02:45
Nadal, durante el entrenamiento de ayer en Melbourne.

Nadal en Australia

  • 2004: Tercera ronda
    2005: Cuarta ronda
    2006: No participa
    2007: Cuartos de final
    2008: Semifinal
    2009: Campeón
    2010: Cuartos de final
    2011: Cuartos de final
    2012: Finalista
    2013: No participa
    2014: Finalista
    2015: Cuartos de final

Álex Corretja

  • "Nadal debe pensar en sí mismo"

    El extenista Àlex Corretja tiene claro que Nadal no debe obsesionarse con alcanzar el nivel de Novak Djokovic de cara al Abierto de Australia, aunque considera que la final disputada entre ambos en Doha, hace una semana, "fue irreal" porque las condiciones favorecían al serbio. Aquel encuentro no resulta un buen termómetro para Nadal, explica Corretja. "No es el nivel real de Nadal. Ese partido fue muy engañoso, se dio un resultado muy exagerado, la mejor versión de Djokovic y la pista era perfecta para sus condiciones, pero Australia es diferente a todo esto", comentó en una entrevista con Europa Press. "El objetivo de Rafa no es pensar en Djokovic, es pensar en sí mismo. Debe recuperarse y lo está haciendo. En los últimos tres meses ha progresado mucho en su juego, en la mentalidad y en la agresividad que demuestra en pista. En Doha lo dejó claro. Nadal llegó hasta donde tenía que llegar, pero luego Djokovic estuvo intratable", reconoció. "Su objetivo tiene que ser ganar el mayor número de partidos posible para cuando juegue con los mejores ver cómo está. Y para el Abierto de Australia veo a Rafa como un rival muy duro de batir. Se juega al mejor de cinco sets y hace mucho calor. Todo lo que venga será un premio para él, no debe ponerse metas altas o bajas, debe sumar sensaciones", recordó Corretja, que comentará el primer grande del año en Eurosport. Preguntado por Toni Nadal y su equipo dijo que es "estupendo".

Empieza el primer grande del año, el Abierto de Australia, y Rafel Nadal, que debuta ante el madrileño Fernando Verdasco (en la madrugada de lunes a martes, Eurosport), aspira, al menos, a alcanzar la gran final del día 31 de enero. Optar a algo más estando por en medio el imbatible Novak Djokovic suena a utopía. Cuando menos, superar los cuartos de final del pasado año, ronda en la que fue eliminado por el checo Tomas Berdych. En la reciente final de Doha el serbio endosó a Nadal su mayor derrota en partido al mejor de tres sets (6/1, 6/2). Ambos están en diferente parte del cuadro, por lo que no se verían las caras hasta la hipotética final.

El resultado del sorteo, que deparó el enfrentamiento entre el mallorquín y el madrileño, ha rememorado estos días la batalla que libraron en las semifinales de 2009, el año del único título en Melbourne del tenista de Manacor. Nadal se llevó el partido en cinco sets (6-7, 6-4, 7-6, 6-7 y 6-4) en 5 horas y 14 minutos, el más largo en los anales del torneo, superando en tres minutos el que disputaron en 1991 el alemán Boris Becker y el italiano Omar Camporese, con victoria del primero en 5 horas y 11 minutos. En la final de aquel año, Nadal se impuso, también en cinco sets, a Roger Federer.

Esa es una de las catorce victorias que luce el vencedor de catorce grandes ante el madrileño, que ha derrotado al mallorquín en dos ocasiones, la última el año pasado en el Masters 1.000 de Miami (6-4, 2-6 y 7-5), también en pista dura, la superficie en la que Verdasco tiene alguna posibilidad ante su gran rival.

En el caso de superar la primera ronda, Nadal tendría un camino algo más sencillo hacia la segunda semana, pese a la dificultad que supondría enfrentarse al letón Ernst Gulbis, y en octavos tendría un hipotético cruce con el sudafricano Kevin Anderson. El suizo Stanislas Wawrinka –que le venció en la final de 2014 por el problema lumbar de Nadal– y el escocés Andy Murray, serían sus posibles rivales en cuartos y semifinales, respectivamente.

"He hecho buenos entrenamientos aquí. Estoy muy feliz de volver y tengo buenas sensaciones, intentando estar listo para competir", dijo Nadal el viernes en rueda de prensa, obviando que se lastimó el pie izquierdo en un entrenamiento. No parece nada serio, en cualquier caso.
Además de Nadal, todas las miradas estarán puestas en el insicutible número uno, Novak Djokovic, que en Melbourne juega como en el patio de su casa. No en balde, aspira a su sexto título en Australia, que sería el undécimo grande de su carrera y amenazando a marchas forzadas los catorce de Nadal y, a sus 28 años, los 17 de Federer. Djokovic se desenvuelve aquí como nadie. Es el tenista en activo con más éxitos en Australia. Uno menos, sólo, que el local Roy Emerson.

Djokovic, que debuta hoy lunes contra el joven surcoreano Hyeon Chung, ha empezado el año con la misma autoridad con la que cerró el 2015, con su incontestable victoria ante Nadal.

El tercero en discordia es el suizo Roger Federer, que disputará su 65 grande consecutivo. El británico Andy Murray, que nunca ha ganado en Melbourne, también tiene sus opciones. Como Stanislas Wawrinka, que siempre acude de tapado y ya suma dos grandes en su palmarés, Australia y Roland Garros el pasado año, al derrotar en la final a Novak Djokovic.

Como es habitual, Nadal no piensa más allá de su debut, que no será fácil. La final queda muy lejos y antes le espera una dura batalla para volver a mostrar su candidatura a un título grande.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine