Entrevista

Chris Froome: "Siento que todo en mi vida está en un gran momento"

15.01.2016 | 01:21
Chris Froome en su hotel de concentración mallorquina, en el Port d´Alcúdia.

Chris Froome (20 de mayo de 1985, Nairobi)

  • Doble vencedor del Tour de Francia. Ya es tradición que el Team Sky de Dave Brailsford instale en pretemporada su cuartel general en Mallorca, concretamente en el Port d’Alcúdia. El escenario elegido el martes para anunciar la ampliación de contrato hasta el 2018 de su principal estrella, Chris Froome. El gran hombre Tour del Siglo XXI.

El protagonista

  • Paternidad
    -¿Cómo cambia su percepción del ciclismo siendo padre?
    -“Es interesante, porque siento como que ahora, cualquier cosa que vivo tiene que ser para algo, no es solo que corra para mis compañeros, sino que pienso ‘ahora me iré y trabajaré todo lo fuerte que  pueda’ porque preferiría estar en casa y ver a mi hijo crecer. Si no estaré, quiero que sea por una buena razón, y que cuando crezca y mire atrás a estos años, que le serán difíciles de recordar, vea todo lo que he conseguido”.

    Mikel Landa

    -¿Qué piensa de Mikel Landa? ¿Entiende que hay sitio para dos corredores de grandes vueltas en el Team Sky?
    -“En un equipo de primer nivel como el Sky hay sitio para 20 estrellas. De hecho hay 20 estrellas; son todos corredores alucinantes y hay suficiente calendario para todos. Landa ya ha dicho que su objetivo será el Giro, donde creo que tiene una oportunidad realista de ganarlo”.

En una entrevista ofrecida a la web Biciciclismo.com en Mallorca, Chris Froome asegura que se encuentra en "un gran momento" de su carrera deportiva, y también a nivel personal. Especialmente tras estrenarse en diciembre como padre, con el nacimiento de su hijo Kellan, y anunciar el martes en su concentración del Port d´Alcúdia la renovación de su contrato con el Team Sky hasta el año 2018. Con dos ediciones del Tour de Francia en el bolsillo y menos presión, afronta motivado una nueva temporada con el objetivo de la conquista del tercer maillot amarillo en París.

-¿Cómo ha ido su nueva concentración en Mallorca?
-Genial, realmente muy bien. Esta vez ha sido más duro que nunca irme de casa, por el nacimiento de mi primer hijo. Eso sí, siento que todo, tanto en mi vida personal como en mi vida profesional, está en un gran momento. Estoy feliz porque he renovado dos años más con el equipo. Siento que estoy en el lugar correcto. Creo que fue bueno resolver el tema del contrato temprano, así que es algo que no estará en mi cabeza cuando empiece la competición y realmente me podré centrar en lo que debo hacer.

-¿Considera que ha hecho una pretemporada diferente?
-No he hecho ningún test en ninguna subida, en cuanto a velocidad y demás para poder calibrarlo. Físicamente me siento en un buen momento, creo que he trabajado bien en noviembre y diciembre, aunque me tomara unos días libres cuando nació mi hijo y ha sido un gran invierno.

-Desde hace años empieza la temporada en Mallorca, en el Port d´Alcúdia y en el mismo hotel. ¿No siente la rutina?
-Para nada, es algo que siempre estoy esperando, llegar a la concentración para reencontrarme con los compañeros. Además siempre hay nuevos a conocer, lo que lo hace muy ilusionante. Como decía antes, me siento en un gran momento personal y profesional, siento que tengo una gran estructura que me apoya y unos enormes compañeros de equipo que me hacen sentir siempre tranquilo.

-El año pasado había más dudas a su alrededor, tras fallar en la edición del Tour 2014
-Siento mucha más confianza en mí mismo en mi situación actual que en la que estaba al comenzar el 2014, el año después de ganar mi primer Tour de Francia. No siento que tenga el mundo entero encima de mis hombros como sentía entonces. Tengo dos años más de experiencia, tanto en las piernas como líder del equipo, que me dan más perspectiva en cómo afrontar la temporada. Tenía mucha presión después de ganar en 2013. No puedo decir que fuera el motivo por el que no gané el Tour del 2014. Aquella caída le puede pasar a cualquiera.

-¿Se ha visto ya la mejor versión del Chris Froome ciclista o está todavía por venir?
-Siento que aún tengo muchas cosas en las que mejorar. Por ejemplo, aquí he trabajado mucho en mi posición de crono estas dos últimas semanas, y es un aspecto en el que todavía puedo progresar. Siempre hay aspectos en los que trabajar y mejorar.

-¿Qué momento es el que más le gusta de la pretemporada?
-Esa excitación de antes de empezar a correr, cuando no sabes dónde vas a llegar, pero sabes que estás preparado para algo grande. Es lo que realmente me gusta en este periodo, es algo que disfruto, más que en septiembre u octubre, donde las cosas van más pausadas y no hay este ambiente.

-¿Y en qué parte del año es en la que su moral está más baja?
-Dependiendo de cómo vayan las cosas. El año pasado fue tras la caída en la Vuelta a España, donde me rompí el pie. Y el año anterior fue cuando me caí en el Tour de Francia, pero este año empiezo con la moral bastante alta y realmente estoy motivado.

-¿Ha prestado mucha atención a las reacciones provocadas con la publicación de sus datos físicos en competición?
-Sinceramente no mucho. Fue el último periodo antes de que naciera mi hijo y eso era en lo que estaba totalmente centrado, pero creo que ha sido una reacción positiva, desde los patrocinadores hasta los muchos mensajes de aficionados agradeciéndome el gesto de transparencia. No descarto publicar más cosas, pero por ahora me centraré en la competición y en mi rendimiento.

-Respecto a la plantilla del Team Sky para el 2016, ¿qué papel tendrá Geraint Thomas?
-Es un corredor enormemente importante para el equipo. Ya el año pasado fue uno de las claves de mi segundo éxito en el Tour.

-¿Se lo imagina en el podio de París, a su lado?
-Sería increíble, sería un sueño. Geraint y yo hemos corrido juntos desde que llegué a Barloworld en 2008 y él estuvo allí un año. Así que llevamos mucho tiempo, no tanto como algunos con los que ya estaban en la Cycling Academy de la UCI, pero para mí es muy especial. Es una de las claves del crecimiento de este equipo.

-Parece que incluso se comunican casi sin hablar.
-Es la razón por la que estamos juntos siempre. Se trata de ponerse al límite y ver cosas que solo ves cuando corres, del lenguaje corporal, para saber en todo momento cómo se siente cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine