Lorenzo, solo contra todos

El piloto mallorquín ha conquistado su tercer título mundial en la máxima cilindrada obligado a luchar contra el bicampeón Márquez y las artimañas empleadas por Rossi

10.11.2015 | 01:34
Jorge Lorenzo festeja en el podio de Cheste su tercer título mundial de MotoGP.

La carrera más vista de todos los tiempos

  • El GP de Motociclismo de Valencia, emitido el domingo por Telecinco, fue seguido por 5.903.000 de espectadores y logró un 53,5 % de cuota de pantalla, que lo sitúa como la carrera más vista de todos los tiempos. Ha superado los registros marcados por las que hasta ahora eran las carreras más vistas de la historia, informó Mediaset en un comunicado. Los anteriores récords los tenían la carrera de 500 cc. de 1999 en Río de Janeiro (5.145.000 espectadores y 40 %),  y la del GP de Valencia de 2013 (4.978.000 y 43,8 %).
    Esta cadena despide el Campeonato del Mundo de MotoGP más seguido de la historia, con un 30,4 % de cuota de pantalla y 3.073.000 espectadores de media, incrementado el dato respecto a 2014 (28,4 % y 2.758.000, respectivamente).
    La carrera en directo se convirtió en la emisión más vista del día y fue seguida por 7.079.000 de espectadores en el minuto de oro (14:46 horas) La retransmisión lideró de forma absoluta su franja y todos los segmentos de espectadores, clases sociales y mercados geográficos.

Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) ha sido el brillante vencedor del título mundial de MotoGP en 2015, un título que única y exclusivamente se ha encargado de desprestigiar con unas declaraciones fuera de lugar todo un mito del motociclismo como el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Sin la pasión de unos aficionados "catetos" y con pocos conocimientos del Mundial de motociclismo (como muy acertadamente adjetivaron en una cadena de televisión dos expilotos de la talla de Alex Crivillé y Alberto Puig), que han abucheado a unos grandes campeones en el podio del Ricardo Tormo como son tanto Jorge Lorenzo como Marc Márquez o Dani Pedrosa, y dejando a un lado intereses crematísticos que nada tienen que ver con este deporte, el nueve veces campeón del mundo italiano ha demostrado una vez más tener muy mal perder.

Sus declaraciones antes de la carrera de Malasia, en Sepang, su actitud antideportiva durante la misma, no castigada como en realidad se merecía con la exclusión de la carrera y por tanto sin sumar un solo punto -en lugar de los dieciséis que acabó llevándose- y la "salida de tono" tras perder en la pista un título que quizás por eso no se merecía, han enturbiado y mucho la trayectoria deportiva del campeón italiano.

El mero hecho de ser Valentino Rossi no te da derecho a pensar, decir y hacer lo que te da la gana y en el circuito de Valencia se pudo ver claramente que fueron muchos los pilotos que se abrieron, algunos exageradamente (Danilo Petrucci) para dejarle pasar camino de una cuarta plaza que era y fue, como mucho, a lo que podía aspirar el italiano.

Si tanto habla de falta de deportividad de aquellos que le han truncado el acceso su décimo título mundial, qué habría que pensar de todos los que le abrieron a él la puerta para que lo intentase conseguir, incluso asegurándolo en público como lo hizo un piloto de Ducati, Andrea Iannone, que nada tiene que ver ni con Yamaha ni con los colores de sus patrocinadores, algo por lo que debieran reprenderle pero, obviamente, eso es decisión de cada cuál.

Es en estos momentos cuando se puede echar mano del refranero español para recordar aquello de que "no debes hacer (o decir) a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen (o dijesen) a ti" y añadir en la misma línea que tampoco se debe criticar.

Con los tiempos en la mano, ya que le gusta tanto exhibirlos a Valentino Rossi, en ningún momento de la carrera rodó por debajo del ritmo de sus rivales, es más, cuando superó a su compatriota Andrea Dovizioso, el último escollo camino del trío de españoles en cabeza y con toda la pista "limpia" por delante, Rossi no fue capaz de marcar un ritmo mejor que el de sus rivales, lo que por tanto desacredita el hecho de que no fuesen al ciento por ciento de sus posibilidades.

Y como hechos son hechos y no suposiciones, tal y como afirmó para salir al paso de la situación hace unos días el vicepresidente ejecutivo de HRC (Honda Racing Corporation), el japonés Shuhei Nakamoto, en el momento en que Valentino Rossi asciende a la cuarta posición se encuentra a once segundos de Pedrosa y a más de trece segundos de Jorge Lorenzo.

Su ritmo de carrera desde ese momento le hace perder tiempo respecto a ellos, pues atraviesa la línea de llegada con más de 19,7 segundos sobre su compañero de equipo y más de 19,1 respecto de Pedrosa que, a la postre, quedó tercero.

¿Cómo entonces puede afirmar un nueve veces campeón del mundo que sus rivales no han dado el ciento por ciento de sus posibilidades en la pista?

Márquez esperó su oportunidad para adelantar a Jorge Lorenzo, como lo hizo en Australia y le ganó, momento del que el propio piloto de Repsol Honda asegura que él le "regaló" cinco puntos a Valentino al relegar a Lorenzo a la segunda posición (20 en lugar de 25 puntos), pero su compatriota Andrea Iannone le "quitó" tres en esa misma carrera al impedirle ser tercero en el podio en esa misma última vuelta (13 puntos en lugar de 16).

Y en Valencia Marc Márquez quiso hacer lo mismo que en Australia, esperó su oportunidad, que estableció para las tres últimas vueltas y en las curvas cinco o seis, aquellas en las que sabía que podía con su rival, pero una bandera amarilla exhibida por los puestos de control que impide el adelantamiento a otro piloto por reglamento, y la llegada de Dani Pedrosa, con el que se enzarzó durante un tiempo, dieron al traste con los planes del campeón del mundo de Repsol Honda.

El comportamiento de Valentino Rossi desde Malasia no puede ser más que la exteriorización de una impotencia interior que te hace ver que puedes ser muy regular pero no eres tan rápido como tus rivales y eso te puede hacer perder, como así ha sido, las opciones de lograr un décimo título mundial y, más que probablemente, cualquier opción de volver a encontrarte en una situación que ni él mismo pensaba a principio de la temporada 2015 podría darse en la manera en la que lo ha hecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine