Trote

El condenado por matar a palos a su trotón, en prisión desde el día 9

Eugeni Sánchez acabó con Sorky das Pont a golpes en el Hipòdrom de Manacor y ha entrado en el centro penitenciario de Palma pese a recurrir su orden de ingreso

22.10.2015 | 12:47
El condenado y ahora en prisión Eugeni Sánchez en los pasillos de los juzgado de lo penal de Palma el día del juicio.

Dos años y nueve meses y medio después de matar a garrotazos al trotón Sorky das Pont, Eugeni Sánchez María ingresó en prisión el viernes 9 de octubre, voluntariamente, para convertirse en el primer autor de un delito de maltrato animal que cumple pena de cárcel en España. Una condena, aceptada por él mismo, de ocho meses de prisión y tres años de inhabilitación para tener contacto con animales, le ha llevado hasta el centro penitenciario de Palma.

Su caso se ha convertido en todo un ejemplo y una sensación informativa a nivel nacional. Una auténtica salvajada de la que en su día Diario de Mallorca se convirtió en el primer medio de comunicación en informar, después de que el ahora encarcelado acabase con la vida del caballo de su propiedad. Una salvajada que protagonizó enfurecido una vez que el equino terminó distanciado en la carrera que el domingo 30 de diciembre del año 2012 disputó en el Hipòdrom de Manacor, bajo la dirección del conductor profesional Mateu Riera 'Prim'.

El trabajo obstinado, responsable y comprometido de la Asociación Balear de Abogados por los Derechos de los Animales (Abada) ha resultado decisivo en el desarrollo del proceso que ha concluido con el ingreso en prisión de Eugeni Sánchez. Un personaje muy conocido, y ruidoso, en los hipódromos mallorquines. Instalaciones que acostumbraba visitar siempre en compañía de Pedro José Tous Roca, su socio en la propiedad de los diferentes caballos que defendieron sus colores.

Una jueza inflexible

Sin embargo, ha sido un auto de la magistrada juez María Jesús Campos Barciela, dictado el 21 de septiembre, el que ha llevado a Eugeni Sánchez hasta prisión.

La titular del Juzgado Número 8 de lo Penal de Palma fue quien resolvió a principios de octubre que el autor confeso de la muerte violenta de Sorky das Pont debía cumplir su pena de privación de libertad pese a tener todavía sobre su mesa, pendiente de resolver, el recurso con el que el condenado intentó inútilmente ingresar en el centro penitenciario.

Y es que Eugeni Sánchez ha entrado en la cárcel a pesar de que todavía no es firme la resolución de su ingreso en prisión. Una situación que fue muy comentada ayer en círculos relacionados con la justicia y la abogacía, destacando que es un tipo de decisiones que solo se acostumbra aplicar en España a maltradadores y autores de violencia de género.

Por algo, la jueza, en este caso, decretó la entrada en la cárcel de Eugeni Sánchez pese a ofrecerle dos modos de impugnación a su auto. Primero planteándole la interposición ante su órgano judicial de un recurso de reforma y subsidiario de apelación. Opción que hizo valer el condenado, sin haber recibido ayer todavía notificación alguna sobre su resolución. Igualmente, María Jesús Campos Barciela ofreció una segunda alternativa de presentar contra su auto recurso de apelación directo ante la Audiencia Provincial.

La jueza que dictó la ejecución del auto de reclusión contra Eugeni Sánchez recibió el caso después de que el abogado del autor de la muerte de Sorky das Pont presentase un escrito solicitando la supensión de la pena de cárcel, o su sustitución por servicios a la comunidad, tras evitar la celebración de juicio en mayo, aceptando una pena de prisión de ocho meses y su inhabilitación especial durante tres años para el ejercicio de cualquier profesión, comercio o actividad relacionada con animales –el máximo posible– y asumir el pago de las simbólicas costas del largo proceso judicial.

En el argumentario de su auto de ingreso en prisión la magistrado juez alega que en este caso no existe la más mínima duda de que el acusado empleó una inusitada violencia sobre el animal, causándole la muerte al golpearlo brutalmente y haciéndolo sufrir.

Recordó que la sentencia, dictada después de que el acusado admitiera los hechos, negaba expresamente que concurra ninguna circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal, por lo que "no existió arrebato alguno" y "menos aún" demostración de "amor alguno por el animal", como argumentó la defensa para solicitar la suspensión, o sustitución, de la pena de cárcel.

Un método brutal y angustioso

Una vez que la muerte violenta de Sorky das Pont fue el desenlace de ser golpeado repetidamente con un palo de madera en la cabeza, la juez consideró "evidente" que Eugeni Sánchez menospreció la vida del caballo, "solo porque se enfadó por la mala carrera de Sorky". Y también destacó y subrayó que "la muerte a palos es una de las más angustiosas", "y no inmediata", por lo que la calificó como "un método brutal como pocos existen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine