Tenis

Nadal, tenista y empresario

El mallorquín promociona su futura academia en Manacor entre los jóvenes chinos

05.10.2015 | 02:11
El tenista manacorí Rafa Nadal.

Declaraciones

  • “Puedo jugar calmado otra vez, algo que ha sido difícil este año”

    Rafel Nadal, tercer cabeza de serie del Open de China, destacó ayer que llega con confianza a uno de sus últimos torneos de la temporada, después de haber mostrado en los últimos meses que es capaz de jugar más calmado y conteniendo las emociones. “Puedo jugar calmado otra vez, algo que ha sido muy difícil para mí durante la mayor parte de esta temporada”, señaló Nadal en la rueda de prensa previa a su participación en el torneo pequinés, en el que Novak Djokovic, David Ferrer y Tomas Berdych son los otros grandes favoritos. “No era capaz de controlar mis emociones en la cancha durante muchos meses, y cuando eso sucede es casi imposible jugar bien”, reconoció el manacorense, quien admitió que se toma sus últimos torneos del año (Pekín, Shanghái, París-Bercy y Basilea) como un entrenamiento para el próximo año. “Voy simplemente a intentar jugar bien en los torneos, tratar de competir de la forma que lo hacía, aunque lo importante es comenzar el próximo año más fuerte”, subrayó el manacorí, número siete mundial, quien se estrenará en el Open de China ante el tenista local Wu Di. El manacorí reconoció que pase lo que pase en los torneos que quedan hasta final de año esta “no será una buena temporada”, pero que se encuentra “motivado para superar una dura situación”. “No siento que sufra tanto en la pista como en los primeros seis o siete meses de la temporada, tengo mayor control”, insistió Nadal, quien se mostró confiado en que “tarde o temprano” estará “jugando a alto nivel otra vez”. El mallorquín ganó el torneo pequinés en una de sus primeras ediciones, la de 2005, y fue finalista en 2011 ante Novak Djokovic, que ha vencido en cinco de las últimas seis ediciones.

El mallorquín Rafel Nadal se entrenó ayer con niños y jóvenes chinos en las pistas del Centro Nacional de Tenis de Pekín, donde disputa esta semana el Open de China, en un acto con el que él y su tío y entrenador Toni Nadal buscaban promocionar la futura academia que abrirá el tenista.

Ante un enfervorizado público de aficionados chinos que llenó las gradas de banderas españolas para la ocasión, Nadal intercambió peloteos con las jóvenes promesas chinas y les mostró cómo practicar mejor el revés o responder a una bola a contrapié, ayudado por su tío y el resto del equipo técnico del campeón español.

"Es un proyecto que trabajamos desde hace años y está en el proceso final de construcción, va a estar abierta en mayo de 2016", explicó al público el tenista de Manacor, ciudad en la que se está construyendo la academia, quien subrayó su deseo de que de su futura escuela salga en el futuro alguna gran estrella china.

"Esperamos tener muchas jugadoras y jugadores chinos y asiáticos, e intentaremos formar a tenistas que destaquen en los circuitos en las siguientes generaciones", señaló el mallorquín, actualmente séptimo en el ránking de la ATP.

Su tío Toni Nadal, quien explicó en el acto algunos detalles de la academia, añadió que "el tenis ha sido la vida de Rafel, y su sueño desde hace ya bastantes años es convertir el centro donde entrenaba desde pequeño en un gran centro tenístico".

El entrenador explicó que la escuela "no olvidará la formación escolar" de los alumnos, con clases en inglés y un programa académico adaptado al sistema estadounidense que podría dar a los alumnos acceso a becas en universidades norteamericanas.

La escuela contará con 26 canchas, un centro de alto rendimiento físico, y un equipo técnico "de alto nivel" en palabras de Toni Nadal, en el que junto a los dos Nadal estarán figuras como el extenista Carlos Costa, su entrenador Joel Figueras, o el antiguo técnico de Carlos Moyá, Juan Bosch.

El centro es también una importante apuesta del propio Toni Nadal, quien subrayó que su experiencia de más de dos décadas al lado de Rafel le ha enseñado a saber algunos de los secretos para el éxito en el mundo del tenis juvenil, en el que no siempre triunfan todos los que lo intentan.

"Soy uno de los pocos entrenadores que ha tenido un niño de tres años y ha seguido todo el proceso hasta verlo llegar al número uno mundial. He visto cómo chicos se quedaban por el camino y otros avanzaban, sé más o menos los pasos importantes que hay que tomar para llegar a ser grandes jugadores", explicó.

Nadal también habló de su futura academia en su primera rueda de prensa del Open de China, donde aclaró que no se trata sólo de formar campeones, porque no todos lo serán, sino en muchos otros valores, como "la educación y el deporte". "Están muy cerca, así que vamos a tratar de trabajar muy duro para intentar preparar a los chicos y que tengan un buen futuro. Si puede ser, en el tenis, pero si no, prepararlos para la vida", resumió el manacorí.

Además del acto de promoción, la Academia Rafael Nadal, que en su logotipo luce la cabeza de toro que el jugador usa en los últimos tiempos como símbolo, tiene estos días un pabellón dentro del Centro Nacional de Tenis, donde los interesados pueden solicitar información e inscribirse.

Jia Dandan, que trabaja en ese stand, señaló que en los primeros dos días desde la apertura de éste ha habido una veintena de chinos que se han preinscrito en la escuela, que se dirigirá principalmente a jugadores de entre 10 y 18 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine