Mundial de atletismo

Bustos se queda fuera de la final

El atleta mallorquín se clasifica último al pagar caro el elevado ritmo de su serie de semifinales en el 1.500 del Mundial de Pekín - "No ha sido mi carrera, no sé por qué me han fallado las fuerzas, me he quedado bloqueado", admite triste

29.08.2015 | 03:13
David Bustos, en el centro, durante la carrera de ayer en Pekín.

El mallorquín David Bustos, único español presente en las semifinales de 1.500 metros de los campeonatos del mundo, quedó ayer eliminado con un tiempo de 3:42.48 con el que cerró la clasificación de la segunda serie. Se clasificaban para la final los cinco primeros de cada carrera y dos más por tiempos. Por ránking del año, a Bustos le correspondía el décimo lugar en su serie, que compartía con el campeón olímpico, el argelino Taoufik Makhloufi.

El calvianer salió en el tren delantero, a la espalda de los kenianos Elijah Manangoi y Timothy Cheruiyot, que pasaron los 400 en 59.24, los 800 en 1:59.04, pero al entrar en el último giro un cambio de ritmo lo dejó descolgado y ya no se recuperó. Bustos, que confiaba en tener mejores sensaciones en semifinales, había superado la primera ronda gracias a una marca de 3:38.75 que le dio una de las seis plazas de repesca, mientras que el campeón de España, Adel Mechaal, y Víctor Corrales quedaron eliminados.

El isleño reconoció que en la carrera de ayer le fallaron las fuerzas en los metros finales y los favoritos africanos rompieron el grupo. "No ha sido mi carrera... he salido bien, pero, no sé por qué, me han fallado las fuerzas y cuando ha empezado a cambiar la gente yo me he quedado bloqueado", reconoció contrariado. "Llegué bien de forma, pero ayer –por el jueves– (en la serie de calificación) corrimos mínimamente fuerte y hoy –por ayer– se notó un poco en las piernas", justificó Bustos, bronce en los Europeos de 2012. El balear explicó que no tiene tan entrenado lo de correr varios días seguidos como en un Mundial, ya que "en el Campeonato de España se corre más tácticamente", y pensó ayer más en ello, en la estrategia, que en la fuerza. "Mi táctica era intentar ir por dentro, desgastarme lo menos posible, y cuando pudiera mi intención era cambiar fuerte, o incluso si alguien no cambiaba ponerme delante, pero me han fallado las fuerzas con la tensión de la carrera", insistió el atleta, que el pasado martes cumplió 25 años.

Sobre la decadencia del 1.500 español, que en los 90 y primeros 2000 era una opción segura de medalla pero hoy en día ni siquiera alcanza finales mundiales u olímpicas, Bustos se mostró optimista: "Ya llegarán los finalistas. Adel Mechaal tiene 24 años, yo 25, Víctor Corrales 26, nos queda lo mejor". "Yo espero ganar experiencia, saber correr tácticamente mejor y meter mucha más carga de entrenamiento", subrayó Bustos.
Por su parte, el ruso Sergey Shubenkov, doble campeón de Europa de 110 metros vallas, refrendó en Pekín su fama de gran competidor en la final de los Mundiales y, con un nuevo récord nacional (12.98), se convirtió en el primer atleta blanco que consigue la medalla de oro en un Mundial.

Por otra parte, el alicantino Jorge Ureña terminó vigésimo la primera jornada del decatlón con 4.066 puntos, y Pau Tonnesen tres puestos por debajo con 4.024, en una prueba que domina el plusmarquista mundial, el estadounidense Ashton Eaton, con 4.703. La zaragozana María José Poves se quedó a 34 segundos de conseguir el pasaporte olímpico para Río 2016 al clasificarse décima en la marcha femenina con un tiempo de 1h31:06, su mejor resultado en un Mundial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine