7ª Jornada – Liga ACB

El mejor Barça hace trizas al Baskonia

Los catalanes estuvieron espléndidos en todas las facetas del juego y no dieron tregua al Caja Laboral

14.11.2009 | 21:18
El jugador del Regal Barcelona Juan Carlos Navarro.
El jugador del Regal Barcelona Juan Carlos Navarro.

El Regal Barça pasó como una apisonadora por encima del Caja Laboral vitoriano, al que hizo trizas con una concluyente demostración de baloncesto total (100-72), cimentada en la profundidad del banquillo de Xavi Pascual y en la calidad de sus jugadores.

Los catalanes estuvieron espléndidos en todas las facetas del juego. Igualaron el récord de triples en la historia de la ACB (18 en 27 intentos), seis jugadores superaron la barrera de los 10 puntos y, en general, ofrecieron una gran sensación de superioridad.

El equipo de Dusko Ivanovic aguantó el primer cuarto. Thiago Splitter, el mejor del partido (24 puntos, 30 de valoración) y Brad Oleson comandaron el ataque y el Baskonia no dejó que el Barça pusiera en práctica su demoledor baloncesto en transición.

Por eso al término de los primeros 10 minutos, el partido se mantuvo equilibrado (20-17), aunque esa dinámica cambió en cuanto el Barça empezó a acertar desde fuera del perímetro.

En diez minutos, los catalanes anotaron ocho triples y rompieron el partido. Se desmelenó Terence Morris, pero también Juan Carlos Navarro y Jaka Lakovic, quienes decidieron el partido a favor de su equipo en diez minutos de gran nivel.

El Barça utilizó todos sus recursos ante el desconcierto de los vitorianos. Sólo Lior Eliyahu le dio algo de aire al equipo de Ivanovic, mientras que el Barça jugaba como le gustaba, en transiciones, dominando el rebote y asfixiando al rival en defensa.

En el ecuador, el partido ya estaba prácticamente decidido (50-36), pero los de Pascual aún fueron capaces de mejorarse a continuación, con Ricky Rubio como protagonista, con sus recuperaciones y sus asistencias, que acabaron con la tibia resistencia de Singletary.

Ricky, sin conseguir ni una canasta, firmó 10 asistencias y seis recuperaciones y lanzó el juego interior del Barça. A los triples de Morris se sumaron los de Lakovic y los de Mickeal y la diferencia se disparó.

La máxima diferencia para los locales alcanzó los 33 puntos (84-51), en el inicio del último cuarto. Entonces, el Barça levantó un poco el pie del acelerador y Splitter mostró su mejor versión para arañar unos cuantos puntos a la escandalosa renta de los azulgrana.

Al final, el Barça ganó con contundencia (100-72), una victoria de prestigio, un golpe de autoridad ante uno de los equipos de referencia de la ACB, el subcampeón del año pasado.

Enlaces recomendados: Premios Cine