17 de abril de 2018
17.04.2018
Polémica

El Art Jove se queda sin artes visuales

La Associació d'Artistes Visuals denuncia su eliminación "por sorpresa" en 2018 y se pregunta si su supresión se debe a que son molestas debido a las quejas de impagos en el certamen de 2017 - El director de IBJove aclara que la modalidad pasa a ser bienal

17.04.2018 | 02:45
Natalia Fariñas, ganadora del Art Jove de artes visuales 2017, frente a la propuesta premiada.
Las artes visuales parece que son la china en el zapato del certamen Art Jove. La Associació d'Artistes Visuals de les Illes Balears (AAVIB) ha alzado la voz ante su eliminación "por sorpresa" en la convocatoria de 2018. "Nos preguntamos con qué criterio se han cambiado las disciplinas y por qué la fotografía o el diseño gráfico no han pasado, como el resto de modalidades, a ser bienales", apunta la entidad en un comunicado enviado a los medios. "¿Será porque son éstas [foto y diseño] unas disciplinas que entran dentro de la lógica de productividad de la institución o es porque resultan poco molestas?", continúa la nota.

Por su parte, el director de IBJove Joan Ferrà argumentó que la modalidad de artes visuales no se ha convocado este año "porque pasa a ser bienal". "La intención es que todas las modalidades lo sean. De hecho, el año próximo no habrá certámenes ni de foto ni de diseño", asegura.

La AAVIB sospecha que la supresión de las artes visuales en 2018 se debe a las protestas que empañaron el certamen del año pasado. "En 2017 reivindicamos la falta de rigor y precarización de unas bases en las que echamos en falta la contratación de los artistas. Un certamen en el que los finalistas tuvieron que esperar medio año para cobrar la producción del premio", explica la presidenta de la asociación, Laura Marte. "Son cuestiones que precarizan nuestro trabajo", considera. "No sólo se ha de pagar la producción en tiempo y forma, sino que también los honorarios de los artistas, que no tienen el IVA de la producción. Cuando se hace una exposición, el 15% de su presupuesto debe destinarse a los artistas participantes. Una pauta recogida en el Código de Buenas Prácticas -asegura-, y que no se ha cumplido".

Según Ferrà, el Art Jove de artes visuales se convocó durante dos años seguidos (2016-2017) "para rehacer y establecer los puentes que durante años se habían roto después de que el Govern eliminara dicha convocatoria en 2013". Al contrario de lo que sostiene la AAVIB, para él, los honorarios sí estaban contemplados en las bases de 2017. Una vez consultadas éstas, se deduce que el Ejecutivo considera que el importe de 1.000 euros son tanto para dichos honorarios como para los gastos de producción de la obra.

El responsable de IBJove asegura también que está abierto a reunirse con todas las entidades posibles para debatir las bases. "Nos dicen que no lo hacemos bien, pero no obtenemos tampoco una respuesta clara de qué es lo que está mal", comenta. "La AAVIB el año pasado no quiso participar ni formar parte del jurado", agrega.

Desde la entidad artística explicaron que en 2016, cuando se recuperaron los premios, ya se informó a la conselleria de Cultura de los cambios que serían positivos para el certamen. En aquel momento, amén de introducir medidas contra la precarización, algunas de ellas adoptadas de facto en las bases de 2016 y 2017, se propuso cambiar el formato de todo el certamen. "El actual está obsoleto. El arte contemporáneo es de naturaleza interdisciplinaria e híbrida. Muchos artistas no tienen cabida ahora mismo tal y como están redactadas las bases. Las categorías actuales (hay 15 y van bailando) no tienen sentido en la contemporaneidad. ¿El año que viene ampliarán y contemplarán un certamen de performance?", se preguntan. Desde la AAVIB consideran deseables los modelos aplicados en Madrid o Cataluña. "Allí no hay certámenes por categorías. Se trata de programas de acompañamiento en los que se aborda la profesionalización para un grupo de jóvenes artistas (sean poetas, fotógrafos, comisarios de arte, etc.) guiados por profesionales. La idea es más amplia y se ajusta más a la realidad", señalan. "El compromiso institucional en 2016 fue trabajar hacia un programa de este tipo y esto no se ha producido", protestan desde la asociación. Por ese incumplimiento la entidad se negó a formar parte del último jurado.

Jurados independientes


En su escrito, la AAVIB, amén de parámetros de profesionalización y buenas prácticas, solicita la participación de jurados independientes y profesionales. Ferrà detalló que los jurados los proponen los técnicos del IBJove. "Si colabora otra institución en una modalidad determinada, ésta podrá nombrar a la persona que desee para el jurado", desvela el director. Así, en el último jurado de artes plásticas constaba como miembro Francisca Niell, un cargo político del Ayuntamiento de Palma. "Niell no es ajena al mundo del arte. Procuramos que sean profesionales del sector, técnicos puramente, pero en su caso entendimos que está capacitada", argumenta Ferrà.

Por otra parte, la asociación denunció el retraso de año y medio por parte de Cort del pago de 1.500 euros en concepto de honorarios a la artista Marijo Ribas por una residencia en Torremolinos, anunciada en la web del Solleric durante los días de dirección de Gómez de la Cuesta. El concejal Llorenç Carrió explicó que la actividad no fue aprobada por el Patronato y que por eso no se pudo abonar. "Vamos a plantear que cuando se extinga la Fundación [está en proceso] esta deuda del organismo pase a Cort y así podamos pagársela. Nos gustaría poder hacerlo antes, pero dependemos de la legalidad y los procesos administrativos".



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine