11 de abril de 2018
11.04.2018
PATRIMONIO

El archivo de José Ferragut, en manos del Col·legi Oficial d´Arquitectes

El sobrino del autor de la iglesia de la Porciúncula o el edificio de Gesa dona el material de uno de los profesionales de referencia del siglo XX en Mallorca

11.04.2018 | 21:23
El archivo de José Ferragut, en manos del Col·legi Oficial d´Arquitectes
José Ferragut Canals ha donado al Col·legi Oficial d´Arquitectes (COAIB) el archivo profesional de su tío, el arquitecto José Ferragut, uno de los profesionales de referencia del siglo XX en Mallorca y autor de obras como la iglesia de la Porciúncula o el edificio de Gesa. El material contiene buena parte de los proyectos que redactó y otros documentos como el libro de registros de sus encargos y las fichas de referencia de los mismos, su archivo de correspondencia y una maqueta del monumento de na Burguesa de Palma. En estos momentos, el colegio está catalogando todo el material donado para que esté a disposición de los colegiados y estudiosos de la arquitectura en general para su consulta.

"Evidentemente esta donación es muy importante para el COAIB por la confianza que deposita José Ferragut Canals en la entidad colegial como custodia de una parte del archivo profesional familiar y por la importancia que tiene para el conocimiento de la arquitectura en Mallorca del siglo XX", ha afirmado la decana del COAIB, Marta Vall·llossera.

José Ferragut Pou (Palma, 1912-1968) es conocido principalmente por el edificio de oficinas de Gesa en la fachada marítima de Palma, un edificio que no pudo ver acabado, y la iglesia de la Porciúncula, "unas obras que testimonian la calidad de su apuesta por unos planteamientos arquitectónicos plenamente contemporáneos y la variedad de registros que podía utilizar como la expresión de la estructura y su coherencia con la forma y materiales utilizados en el caso de la iglesia; la abstracción, pureza y ligereza formal en el edificio de oficinas, actualmente un hito en el paisaje de una ciudad que todavía no ha sabido apreciarlo como se merece".

El Col·legi Oficial d´Arquitectes destaca que en algo más de veinte años de ejercicio profesional el arquitecto realizó trabajos que abarcan "todas las escalas y temas del quehacer arquitectónico, desde el planeamiento urbanístico, la vivienda, la arquitectura religiosa hasta el diseño de mobiliario y objetos, reflejo de su capacidad como proyectista y de la variedad de sus intereses, por lo que está considerado uno de los principales representantes de la arquitectura mallorquina de la inmediata posguerra".

Buena prueba de ello, desgrana la institución, son obras primerizas como edificio de viviendas en la calle de Aragó esquina Margalida Caimari (Palma, 1945), heredera del racionalismo anterior a la guerra, o el situado frente a la iglesia de San Miguel (Palma, 1952) realizado en colaboración con Carles Garau y Gabriel Alomar, con quien también participó en la apertura de la calle Jaume III en Palma, en la cual proyectó varios edificios que se adaptan al estilo tradicionalista de posguerra.

De entre su ingente producción posterior cabe destacar el área residencial de la central térmica de Alcúdia (1957-1961), concebida como un barrio en el que las viviendas reflejan los rasgos que caracterizan buena parte de su obra: la combinación de técnicas y materiales locales con planteamientos modernos; también la Iglesia de San Alonso Rodríguez (Palma, 1955) y la de Sant Agustí (Palma, 1964), esta última ya ejemplo de la madurez y depuración formal a la que había llegado en su obra.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine