Subvenciones

Más dinero para dotar los centros y las industrias culturales

El Govern prevé aumentar en dos millones la partida para la dirección general de Cultura, que creará el Institut d'Indústries Culturals

05.11.2017 | 02:45
El Arxiu del Regne de Mallorca.

Satisfacción en la conselleria de Cultura con la partida que se le ha destinado en el proyecto de presupuestos del Govern para 2018. En número absolutos, las arcas del área que gestiona Fanny Tur se engrosarán con 12 millones de euros más. En concreto, se contará con 96 millones. La mayor subida se registra en Deportes, "porque ocho millones son para pagar la deuda que hay con el sobrecoste de las obras del Palma Arena", lamenta la consellera.

En líneas generales, casi todas las partidas de los equipamientos culturales han subido. En la biblioteca Can Sales, el aumento se debe "básicamente al aumento de personal y a la adquisición de fondos", apunta Tur. El refuerzo de trabajadores en el Arxiu del Regne también se ha hecho notar en las previsiones de su presupuesto, que aumenta en casi 218.000 euros. El Museu de Mallorca también contará con más dinero, aunque sigue siendo insuficiente.

Como novedades y en la senda de Tur de querer reforzar el acceso a la cultura de los ciudadanos, se han reservado 200.000 euros para pagar y gestionar directamente desde la conselleria la licencia del catálogo bibliográfico de las islas. Pasarán también a su negociado, 2,3 millones para ir ejecutando las primeras fases del Centre de Fotografía Toni Catany. "Este montante proviene de los 4,3 de Turespaña para el proyecto. Los 2 millones restantes los presupuestaremos en 2019", apunta. Para la Caja de Música, la sede de la Simfònica, se prevé un millón proveniente del impuesto turístico (aparte están los dos de Fundatur).

Destaca en el proyecto de presupuestos la creación del Institut d'Indústries Culturals (ICIB), que contará con un montante de 200.000 euros. "Esta cantidad es para poner en marcha y dotar de personal estable y técnico tanto la Illes Balears Film Commission [que pasará al ICIB] como a este instituto de nueva creación", explica. "A partir de ahora y con la colaboración de los Consells y la conselleria de Industria redactaremos los estatutos. Será un órgano transversal y no será únicamente un canal para otorgar subvenciones. Este proyecto implica un retorno social para la ciudadanos, que tendrán más acceso a la cultura, y será una herramienta para combatir la precariedad de los trabajadores culturales. Nosotros como Cultura apoyamos el producto cultural, pero desde Industria se puede ayudar a las empresas a conseguir líneas de crédito o ayudas de otro tipo, como a la tecnología", ejemplifica.

Para poner en marcha algunas acciones específicas del Pla de Cultura hay reservados 125.000 euros. Entre esas acciones, está prevista la creación de una web y un laboratorio de trabajo. Para las actividades con el Llull se destinarán 600.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Cultura

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Enlaces recomendados: Premios Cine