Exposición

Terence Koh vive dentro de su exposición en la Horrach Moyà

"Empty boat! no es 'performance', es la vida en sí misma", afirma el artista canadiense

29.09.2017 | 02:45
El artista Terence Koh encima de su obra ´Boat´.

El artista canadiense Terence Koh presenta hoy en la Galería Horrach Moyà (Plaça de la Drassana, 15) su nueva exposición empty boat!. Koh, conocido como Asian punk boy a finales de los años noventa, en la actualidad habla en sus obras de lo bello y grotesco, de la percepción subjetiva en su manera cultural de percibir la realidad de manera fresca y juvenil. El arte del arquitecto es, a través de planteamientos minimalistas, menos es más, encontrarse con la naturaleza.

No se trata de una ´performance´, sino más bien, de la vida en sí misma. "Es importante decir que no es una performance para mí", sino principalmente "hacerlo simple", a través de las creaciones, recalca. Koh vive dentro de la galería durante el primer mes de los tres que dura la exposición. Se trata de fusionar dos conceptos: arte y vida. El comisario de la exposición, Tolo Cañellas, añadió al pensamiento del artista que "el arte invita a la vida y la vida invia al arte".

Hace tres meses, Koh visitó la galería para conocer el espacio y así crear las obras, "lo que pienso lo creo". El artista, después de tres años retirado para dialogar con la naturaleza, hizo que esta experiencia se reflejase en su obra. Construyó una barca, símbolo metafórico, para lanzarla el veintiuno de octubre al mar. "Devolver al mar algo que pertenece y ver si flota o no", afirmó Cañellas. Otra de las inspiraciones del artista con la naturaleza es "el aprendizaje de las abejas". "Me gusta el olor de la miel y las abejas necesitan ayuda humana por la contaminación", señaló el canadiense. La creación de 'bee chapel' es otro símbolo del autor que manifiesta a través de la capilla en la que en la cúspide del interior hay abejas.

Koh se adentra íntimamente, gracias a su creación, que le permite meditar en este espacio y continuar su relación con la naturaleza. Para el artista es importante comunicarse, por eso, siempre en sus obras dedica un espacio para conversar con las personas tomando un té en una de las mesas creadas por él mismo. La exposición en su conjunto es un "work in progress", un trabajo continuo que no es fijo, sino que se va a ir modificando en función del criterio del artista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine