29 de septiembre de 2016
29.09.2016

60 años de grafismo musical

El Centre Cultural la Misericòrdia inaugura hoy 'Objecte Sonor', muestra que incluye 300 artículos, entre portadas, carteles y fanzines, desde la década de los 50 a la actualidad, algunos de ellos convertidos en "auténticos iconos generacionales"

30.09.2016 | 02:21
La muestra se presentó ayer y será inaugurada hoy a las 19,30 horas.

La música, como elemento visual, es la protagonista de Objecte Sonor, una elaborada selección de portadas de discos, carteles y fanzines diseñados en Mallorca desde el año 1956 hasta nuestros días con la que se pretende difundir un patrimonio de alto valor gráfico y plástico. La exposición, impulsada por el Consell y el Arxiu del Sol y de la Imatge y comisariada por el diseñador gráfico Tomeu Mulet y el historiador Tomeu Canyelles, con la colaboración de la fotógrafa Aina Climent, se ha instalado en la planta baja de la Misericòrdia y será inaugurada hoy a partir de las 19,30 horas.

El origen de la muestra, que lleva por subtítulo 60 anys de grafisme musical a Mallorca, se remonta a 1956, cuando Alex Steinweiss (1917-2011) provocó una auténtica revolución cultural que elevó el disco a elemento clave de la sociedad de consumo. "Con Steinweiss, la música dejó de ser únicamente audible para ser, también, un elemento visual, con la fuerza suficiente como para hacer de algunas portadas auténticos iconos generacionales", señalan los comisarios.

Durante el recorrido por la Misericòrdia, el visitante podrá contemplar hasta 300 objetos que reflejan los cambios socioculturales principales de la población local a través del paso del tiempo: "Del folclore de los últimos años cincuenta al anhelo de modernidad de los sesenta; de la introspección de la canción de autor de los setenta al estallido de color de los ochenta; del avance de las técnicas digitales durante los noventa a la experimentación sin normas ni límites del tiempo presente".

Portadas de discos, vinilos y casetes que en algunos casos llevan la firma de artistas de renombre, como Miquel Barceló (para la portada del disco de Forats Negres), Toni Catany, Rafel Joan o Max, y en otros sorprenden por la calidad, originalidad o frescura a pesar de la autoría, conocida por unos pocos.

El comisario Tomeu Mulet destacó ayer durante la presentación de la exposición la importancia del disco como un "material sensible identificable de algunas de las épocas más representativas de Mallorca. Es así como en los primeros años se encuentran carátulas con imágenes del folclore mallorquín con payeses y la Seu de fondo; luego ya entramos en el boom turístico, en los años 60, las portadas se cambian por hoteles, discotecas y mujeres en bikini. En los 70 fue el turno de la Nova Cançó que supuso también un cambio revolucionario en el diseño con riqueza artística. A partir de los años 80 ocurrió otro cambio, con más color, más explosión, en un momento de gran efervescencia artística y aumentó la calidad del grafismo. Y a partir de los 90 se hizo cada vez más evidente la autoedición y muchos de los discos se hicieron en pequeñas tiradas, más difíciles de conseguir".

Xisco Bonnín, del Arxiu del So i de la Imatge, apuntó que estos más de 300 trabajos gráficos, muchos de ellos procedentes de colecciones privadas, serán agrupados en una publicación que se presentará más adelante, el próximo 20 de octubre.

"Hemos intentado ser muy transversales y diversos y los 300 trabajos son una representación de estilos, artistas, técnicas, fotógrafos o sellos discográficos", afirmó Tomeu Canyelles.

Discos, desde Los Trashumantes y Bonet de Sant Pere a The Wheels o el Gran Amant que podrán escucharse hoy, de la mano de los dos Dj's que podrán música al acto de inauguración, Joan Cabot, del sello Bubota, y Pintxo, de Espora Records.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine