29 de agosto de 2016
29.08.2016
Son Perot

El Rock'n'rostoll se consolida como concierto de verano

Miles de personas pisaron los terrenos de Son Perot para escuchar a bandas como Sanjays, Men o Ceremoney

29.08.2016 | 17:42
Una de las actuaciones, el sábado pasado, en el Rock´n´Rostoll.

El Rock'n'Rostoll se consolida como el concierto de rock rural del verano mallorquín. Miles de personas pisaron el rostoll (rastrojo) de la cosecha, que por cierto no ha sido demasiado buena, de los terrenos de Son Perot, uno de los graneros de la isla. El concierto, que se afianza año tras año como una de las citas obligadas del verano, se celebró en las proximidades de la carretera que va de Maria a Muro. El Rock'n'Rostoll es un concierto atípico, lejos de la urbe y de la playa. Los organizadores aprovechan los parajes que ofrece este municipio del Pla para ofrecer más de ocho horas de música y fiesta completamente gratuita. Junto al escenario del rock está el safareig (estanque) que, por poco habitual, es uno de sus atractivos principales. El escenario de rock contó con las actuaciones de los grupos: Sanjays, Men, Astrolabio, Xarxa, Ceremoney y Das. En el escenario electrónico (safareig) actuaron los DJs: Scratch&Snif, Manu Sánchez, Rosana Nun, Budi Raisol, Alex Losa y Jimmy J.

A Rafa y Amaia, un mallorquín y una joven de Pamplona, les ha gustado mucho el concierto. Ella era la primera vez que asistía al Rock'n'Rostoll, "el recital está muy bien organizado, el control sanitario es muy bueno y la gente muy amable. Una cosa que me gustaría es que se pudiera practicar un control de alcoholemia gratuito para saber si puedes conducir, se evitarían multas y disgustos. "El safareig nos gustó mucho por su originalidad", explican. Cristian, Lucas y Matías son tres argentinos que solo tienen palabras de elogio para el concierto: "Nos ha gustado mucho. El lugar es muy particular y hay muy buen ambiente. Música excelente y lo del safareig es una pasada. Pensamos volver en próximas ediciones". Para Cristina y Paula, de Palma, cada vez hay más gente y el recital es cada vez más interesante, "ninguna de las dos entramos en el safareig porque tenemos claustrofobia". Toni, de Campanet y Max, de Granada, piensan que el recital podría tener alguna vertiente más cultural con talleres y otras actividades, aprovechando que el lugar donde se desarrolla es ideal, "se podría incentivar la música de Mallorca y enfocar el espectáculo de otra manera. En el "safareig hay demasiada gente". "Cuando era adolescente venía al Rostoll para pasarlo bien, como una fiesta. Ahora vengo con el propósito de reencontrarme con amigos que hace tiempo que no veo", comenta Toni.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine