24 de julio de 2016
24.07.2016

Gaudí, bajo el pincel de Maruchi Ripoll

La artista mallorquina presenta en Barcelona 21 reproducciones en óleo de las arquitecturas más famosas del genio catalán

24.07.2016 | 01:36
Gaudí, bajo el pincel de Maruchi Ripoll

La artista mallorquina afincada en Barcelona, Maruchi Ripoll, ha transformado en arte una de sus grandes pasiones, la obra arquitectónica del arquitecto catalán Antoni Gaudí. La sollerica confiesa que es una "auténtica enamorada de Gaudí", por ello, se ha sumergido en este viaje para reproducir en óleo las grandes estructuras del genio catalán. Y es que la creadora ha inaugurado en el Hotel Estela de Barcelona, en Sitges, la exposición Gaudí, visto por Maruchi Ripoll, una muestra donde los aficionados al arte descubrirán "todo el Gaudí y más".

En esta exhibición, Ripoll expone 21 piezas sobre el arquitecto catalán, aunque en la muestra también incluye otras obras suyas. Asimismo, detalla que todos los cuadros que reproducen las arquitecturas de Gaudí son óleos con relieve. También confiesa que tarda entre tres y cinco meses en confeccionar cada obra, por ello, ha dedicado unos cuatro años a preparar Gaudí, visto por Maruchi Ripoll.

Al final las horas dedicadas y el esfuerzo han dado sus frutos porque si se le pregunta por un balance final, reconoce que está "muy satisfecha con el resultado". De hecho, recuerda que la inauguración del pasado 15 de julio fue todo un éxito. Entre los invitados congregados en el Hotel Estela de Barcelona para degustar Gaudí, visto por Maruchi Ripoll estaba Maria Teresa Gaudí de Bérez, familiar directa del genio catalán.

De las piezas que se exponen, la artista destaca la Sagrada Família. Basílica de la Natividad, un óleo sobre tela de 73 por 60 centímetros. Subraya que ha cuidado su obra hasta el mínimo detalle ya que todos las piezas cuentan con"un relieve enorme y mucha textura". "Tienen mucho volumen y están muy elaboradas", confiesa la artista que admite que para crearlas debe estar "muy inspirada".

También desvela que las obras expuestas sobre Gaudí están creadas a base de pinceladas muy finas, una técnica que sirve a la perfección para reproducir sus esculturas pero en óleo. Otra de las complicaciones es que estos cuadros tardan mucho en secarse debido al gran volumen de relieve que tienen todos los detalles. Por ejemplo, cuando pinta paisajes como el Paisaje exótico Parc Güell, Barcelona o El capricho de Haudí, Comillas (Santander), la creadora admite que "las flores de estos jardines se pueden coger con las manos".

"Gaudí es el arquitecto y yo imito sus creaciones en óleo", manifiesta una Maruchi Ripoll que considera que como persona, el arquitecto catalán "era un genio pero opina que en su momento no lo supieron valorar como tocaba". "Se creía que era un loco pero en realidad sentaba las bases de algo distinto", argumenta.

Los visitantes, que podrán disfrutar de la exposición hasta el 30 de septiembre, presenciarán como las famosas obras arquitectónicas del genio catalán se han transformado en óleos. De las 21 piezas expuestas, destacan la Casa Batlló, la Sagrada Família, la Casa Vicens de Barcelona, el famoso dragón del Parc Güell, la Finca Güell, el Capricho de Gaudí en Comillas o la Casa Milá, la Pedrera.

Por su parte, Josep M. Cadena, crítico de arte y encargado de presentar la exposición, no duda en subrayar que la acción artística de Maruchi Ripoll "nunca se queda en la superficialidad de los temas elegidos, sino que penetra en lo trascendental que a ella como creativa le interesa resaltar".

El experto también destaca que la obra de Ripoll está intensamente trabajada en lo material. Asimismo resalta que es fresca y espontánea por la intención que la guía. "En cada cuadro hay una constante explicación de las realidades arquitectónicas, florales y humanas", señala Cadena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine