Arte

París espera a Barceló

El artista inaugura mañana su doble exposición en la capital francesa: en el Museo Picasso y en la Biblioteca Nacional - Se trata de uno de los actos más importantes y esperados del séptimo centenario de Ramon Llull

20.03.2016 | 02:41
Barceló, elaborando los frescos de arcilla en las cristaleras de la Biblioteca Nacional.

La prensa cultural contiene la respiración. Miquel Barceló se dispone a hacer doblete en la capital francesa, donde su obra, que se presenta bajo un mismo título, Sol y Sombra, se mezclará con la luz de París a partir de mañana lunes. El artista de Felanitx inaugurará primero un monumental fresco ejecutado con fango en la fachada de vidrio de la Biblioteca Nacional Francesa (BnF) y posteriormente explicará otra exposición, en el Musée Picasso, un hito que le convertirá en el primer artista contemporáneo invitado por esta institución desde su reapertura en el año 2014.

El fotógrafo e íntimo amigo de Barceló Jean Marie del Moral, que a lo largo de su prolífica e intensa carrera, iniciada en los años 70, se ha aproximado a las figuras de grandes como Miguel Ángel Campano, Robert Motherwell, Antoni Tàpies, José Manuel Broto, José María Sicilia, Ferrán García Sevilla, Jaume Plensa, James Brown o Sam Francis, no ha querido perderse la cita parisina. Muestra de ello son las imágenes que ha cedido a este diario desde la ciudad de la luz, en la que puede verse al genio mallorquín en pleno proceso de elaboración de sus frescos de arcilla en las cristaleras de la Biblioteca Nacional de Francia.

No es la primera vez que Barceló protagoniza en Francia una exposición a dos bandas. En 1996 su obra se exhibió tanto en el Museo de Arte Moderno del Centro Pompidou como en el antiguo museo de los impresionistas, el Jeu de Paume. Y en 2010 repitió, en aquella ocasión en Aviñón: en el Palacio de los Papas y la Colección Yvon Lambert.

Lógico que se le espere, más aún cuando su acción en las vidrieras de la Biblioteca Nacional se enmarca en uno de los actos más importantes del séptimo centenario de Ramon Llull. Se trata de un monumental fresco de 190 metros de largo por seis de alto, dibujado con fango que podrá contemplarse hasta el 28 de agosto del presente año. La obra se ha creado in situ –fue ideada en su taller de cerámica de Vilafranca de Bonany– y todo el proceso ha sido filmado por el cineasta y escritor Manuel Huerga, director de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Un trabajo que, con toda seguridad, llegará a las pantallas.

Barceló mostró hace unas semanas en el programa de IB3 Dues voltes el juego de sombras y luz que proyectará al interior de la biblioteca la obra dibujada sobre el cristal. "Es una obra viva", apunta el artista. "Nunca se repite igual, pues la conjunción del sol y otros elementos hacen que el dibujo sea literalmente siempre diferente, una idea que me gusta mucho".

El Premio Príncipe de Asturias de las Artes, galardón que obtuvo en 2003, se desplazó a la capital francesa a finales de febrero y ha elegido dos títulos para esta intervención efímera: Vidre de meravelles, inspirado en el Llibre de meravelles que el filósofo mallorquín escribió en París entre 1287 y 1289, en su primer viaje a la ciudad de la luz; y Le Grand Verre de terre, en referencia a la obra de Duchamp Le Grand Verre.

El mural de fango y vidrio se inscribe en la doble exposición parisina de Barceló bajo el título general de ecos taurinos Sol y sombra, así en castellano. La de la BnF se completa con "60 estampas, dibujos, cerámicas, esculturas y pintura. Huellas, rasguños, rastros, metamorfosis, tauromaquias, vasijas, retratos a lejía, sobre pergamino u oreja de elefante, cuadernos".

Diálogo con Picasso

La exposición del Museo Picasso constará de un centenar de cerámicas, esculturas, pinturas y obras en papel posteriores al año 1990, entre las que se incluirán las obras ahumadas al carbón. Será la primera exposición monográfica de un artista vivo desde la reapertura del museo y ocupará todo el subsuelo del Hôtel Sal, palacio del siglo XVII convertido en Museo Picasso en 1985. Entre las piezas centrales se expondrá Mur de briques, un muro en equilibrio de simples ladrillos como elementos constructivos de su obra y cerámicas-autorretratos. La idea es recrear el trabajo de los talleres del artista y dialogar con la obra del artista andaluz en busca de actitudes comunes (procesos creativos, experimentación, la sombra de sexo y muerte en sus obras, etcétera).

La inauguración del gran vidrio de la Biblioteca Nacional Francesa se completará con otra exposición sobre importantes documentos lulianos conservados en París y tres conferencias, a cargo de los especialistas Violette Andres, Emilia Phillippot y Cécile Pocheau, que abordarán el idilio entre Barceló y el grabado, la relación entre el artista mallorquín y Llull, y el impacto que el maestro de Felanitx tuvo al conocer las pinturas rupestres de la cueva de Chauvet, 16.000 años más antiguas que las de Altamira (Cantabria).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine