Día internacional de la Memoria del Holocausto

Henry Margulies relata cómo sus padres sobrevivieron al Holocausto

Su familia, junto a otros ocho judíos, pasaron en 1943 escondidos 14 meses en las alcantarillas de Lvov para escapar del terror nazi

27.01.2016 | 11:42
Henry Margulies (Lvov, 1945), ayer antes de la proyección de la historia de sus padres.

El acto

  • El Parlament, con el día internacional de la Memoria del Holocausto

    El Parlament de les Illes Balears conmemora hoy a las 12.30 horas el día internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto con un acto que arrancará con la proyección de un audiovisual en su memoria. Acto seguido será el turno de los discursos de la presidenta del Parlament, Chelo Huertas, y del presidente de la Comunidad Judía de las islas, Abraham Barchilón. Las piezas musicales de la banda sonora de La lista de Schindler sonará mientras se procede al encendido de siete velas. César Ribba, miembro de la comunidad, entonará El Male Rajamin. El acto finalizará guardando un minuto de silencio en memoria de las víctimas. Esta conmemoración hace referencia al 27 de enero de 1945, cuando el ejército soviétivo liberó el campo de exterminio de Auschwitz, en Polonia. Fue en 2005 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció esta fecha para la conmemoración anual de las víctimas del Holocausto.

Catorce meses estuvieron los padres de Henry Margulies viviendo junto a una decena de personas en las alcantarillas de la ciudad de Lvov, en Polonia, para escapar del terror nazi. Con motivo de la celebración hoy del día internacional de la Memoria del Holocausto, la Comunidad Judía de las islas organizó ayer la proyección de la película. En la oscuridad que contó con la charla de Henry Margulies, hijo de Klara y Mundek Margulies en cuya historia se basa la cinta de la cineasta polaca Agnieszka Holland. El relato de cómo sus padres sobrevivieron al Holocausto estremeció a más de uno. Fue horrible. Es imposible rememorar la historia de sus padres sin emocionarse.

La supervivencia de sus padres al horror nazi, relató ayer Margulies, empezó en marzo de 1943 cuando los judíos recluidos en gueto vivían en peores condiciones. Un grupo decidió escapar a través de las alcantarillas antes de que los nazis destruyeran sus casas y acabaran con sus vidas. Margulies recuerda que sus padres todavía no eran pareja cuando escaparon por el sistema de alcantarillado pero fue Mundek quien insistió a Klara que se fuera con ellos. En cambio, su tía (la hermana de Klara) decidió quedarse. "Mi padre era un hombre valiente y con mucho coraje. Sin él, mi madre no hubiera sobrevivido al horror nazi", confesó. Pasaron 14 meses sumergidos en las alcantarillas en condiciones infrahumanas, sin higiene, sin intimidad y en total oscuridad. Para salir vivos de estas condiciones, el grupo de judíos que escapaban de la liquidación del gueto contaron con la ayuda de Leopold Socha, un polaco que era trabajador del sistema de alcantarillado. Fue Chiger, uno de los integrantes del grupo judío, quien ofreció dinero a Socha para que les ayudara a huir y no los delatara. "Sin la ayuda de Socha, mis padres no hubieran sobrevivido", confesó ayer un afligido Henry Margulies.

"En varias ocasiones mi padre arriesgó su vida saliendo de las cloacas en busca de comida para sobrevivir. Su primera escapada fue muy peligrosa ya que entró en el campo de concentración Ghmowska para intentar encontrar a la hermana de mi madre pero no pudo sacarla de allí. En otra ocasión, tuvo que matar a un soldado alemán antes de que le descubriera". Cuando los soldados hacían inspecciones en el sistema de alcantarillado, Socha les ayudaba a esconderse en el laberinto de las cloacas de la ciudad. Con ellos había una mujer embarazada que al huir por uno de los huecos, no pasaba debido a su avanzado estado de gestación. Del golpe recibido, se puso de parto. "En la película se ve cómo una vez nacido el bebé, la propia madre lo asfixia pero la realidad es que fue todo el grupo que lo hizo para evitar que los llantos los delataran. Socha cogió el bebé sin vida, lo subió arriba, lo enterró y le rezó el Kadish. Fue en julio de 1944 cuando con la llegada de los rusos a Lvov sus padres y otros seis judíos pudieron salir de las cloacas. Durante estos 14 meses, cuatro personas perdieron su vida en la huida del terror nazi.
En la charla, Henry Margulies explicó que la historia de sus padres se ha conocido gracias a que el historiador David Spector puso en contacto a su padre con el productor de documentales de la BBC, Robert Marshall. En agosto de 1988 un equipo de la BBC se trasladó a Lvov para revivir la experiencia de sus progenitores. En 1989 se estrenó el documental La luz en la oscuridad y en 1990 salió en formato libro.


La comunidad judía de Balears asistió a la proyección de la película de Holland. B. RAMON

La única superviviente de esta historia, Krystyna Chiger, que con tan solo siete años tuvo que vivir el drama de la persecución nazi, intentó a toda cosa que la historia llegara a la gran pantalla. Años después el libro fue adquirido por David Sharnoon que escribió el guión. En 2011 se estrenó En la Oscuridad en Berlín, una coproducción polaco-alemana-canadiense que ayer se proyectó en Palma gracias a la comunidad judía. La vicepresidenta de la entidad Lynn Delumen explicó que han organizado este acto porque "los judíos tenemos la obligación moral y civil de pasar de generación en generación la memoria del Holocausto", que causó la muerte por parte del régimen nazi de seis millones de judíos. "Con el paso de los años, la mayoría de sobrevivientes directos se van muriendo y nosotros tenemos el peso de seguir enseñando a los niños lo que sucedió para que no se repita la historia", destacó Delumen. "La historia que cuenta la película es 100% verdad", concluyó Henry Margulies.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine