Obituario

Fallece Josep Planas i Montanyà, el fotógrafo del boom turístico

El fundador de Casa Planas, muerto a los 91 años, fue el introductor de la postal y de la fotografía aérea en la isla

13.01.2016 | 01:53
Su cámara dejó constancia de personajes famosos como Errol Flynn en Mallorca, una isla que viajó por todo el mundo en forma de postal.

El objetivo de Josep Planas i Montanyà (Cardona, 1924) se apagó ayer pero sus fotografías quedarán inmortalizadas para siempre. Fue el fotógrafo del boom turístico, pero también fue el introductor de la postal, de las imágenes aéreas, de las fotos en color, de la fotografía industrial... Y es que el fundador de Casa Planas, como recuerda su nieta Marina Planas, fue "un emprendedor de la fotografía, un innovador y un visionario". El catalán afincado en Mallorca desde 1945 falleció ayer a los 91 años.

"Era un entusiasta de la fotografía", resume la nieta.El primer contacto con una cámara lo tuvo a los 16 años y fue por casualidad. Le regalaron un dispositivo por su santo y en una visita a Montserrat no dudó en experimentar con el objetivo. Cuando fue a revelar las imágenes en la tienda de Cardona, le preguntaron por el autor y admitió que las había hecho él. Eran muy buenas. Aquí surgió una afición que pudo desarrollar gracias al atletismo. En 1943 fue campeón de España de triple salto y aprovechó los desplazamientos deportivos para hacer fotos.

Su relación con Mallorca empieza en 1945 gracias al servicio militar. Se enamoró de aquella Palma de 90.000 habitantes e intensificó su práctica de la fotografía. Así rompió con la tradición familiar de molineros y fabricantes de harina para dedicarse a la fotografía. Dos años después de su llegada a la isla abrió su primera tienda en la calle Colón. Nació Casa Planas, un negocio que duró 60 años. Llegó a tener una veintena de tiendas y en un año podían llegar a realizar más de 800 reportajes. Su nombre como fotógrafo se popularizó. No hay duda de que creó una auténtica escuela de fotógrafos en Mallorca.

"No era un visionario pero me quedé en Mallorca porque veía que era una isla con posibilidades. Luego llegó el turismo y aproveché la oportunidad", confesó en alguna entrevista. "Se quedó por el paisaje", admite su nieta Marina. Un paisaje que empezó a peinar a finales de los años 50 con su helicóptero. Tuvo uno antes que la Guardia Civil. Decidió comprarlo porque era una plataforma que le facilitaba el trabajo a la hora de sacar las imágenes aéreas de la isla. Encontró el sitio ideal para captar la esencia de muchos rincones de la isla que viajaron por todo el mundo en forma de postales turísticas. Podía llegar a vender 25.000 postales de La Seu al año. A partir de aquí se labró su fama como fotógrafo del turismo. Trabajó intensamente con Fomento y con el Ministerio.

Pero su cámara también inmortalizó el paso por la isla de personajes conocidos como la bella Joan Fontaine. La fotografió en el Hotel Formentor y luego ella fue a verle a la tienda de la calle Colón. Su visita congregó a tantos curiosos que el tranvía no podía circular. Joan Miró, Cela, Errol Flynn, Chaplin, Yvonne De Carlo, John Ullbricht o Anthony Kerrigan están en los álbumes de celebridades o personalidades de la cultura atesorados por el fotógrafo que fue corresponsal de las revistas Fotogramas y Cine Monde. También hizo sus pinitos en el cine. Su película sobre las matances mallorquines fue galardonada. Pero su vena más artística se reveló en las fotografías de autor. Retratos costumbristas del baratillo, la plaza de la Reina o las corridas de Toros.

El Govern, el Consell y el ayuntamiento de Cardona , que le concedió el título de hijo predilecto y en 2004 el Saler de Oro, lamentaron su pérdida y expresaron su pésame a familiares y amigos que hoy velarán sus restos de las 16 a las 21 horas en el tanatorio de Palma.

La institución insular recordó que su cámara dejó constancia de todos aquellos personajes famosos que descubrían Mallorca como paraíso de vacaciones y también de la vida cotidiana de la isla, de forma sencilla y austera. El Consell destacó la gran valía del legado de Planas i Montanyà como fotógrafo, empresario y coleccionista. Su archivo representa un documento histórico fundamental de una época clave en Mallorca, la del desarrollo turístico de los años 50, 60 y 70.


Su cámara dejó constancia de personajes famosos como Errol Flynn en Mallorca. JOSEP PLANAS

Su nieta Marina Planas, junto a su prima Eva, trabajan desde hace unos años para cumplir el sueño de su abuelo: coleccionar y ver algún día toda la vida dedicada a la fotografía resumida en un museo abierto a todo el mundo. "Las instituciones están interesadas pero la falta de presupuesto hace que el proyecto esté muy verde", revelan las emprendedoras. El próximo paso es conseguir que alguna entidad privada se ilusione con el legado de película de Planas i Montanyà para que sea posible un museo de la imagen en honor al gran fotógrafo de la Mallorca turística.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine