Concierto

400 voces por un Nadal solidario

Las corales de la Universitat y grandes de la canción y la lírica como Joan Pons, Chenoa, Cap·pela, Joan Bibiloni o Tomeu Penya protagonizaron un ´Concierto extraordinario´ que emocionó a más de 1.600 espectadores en el Auditòrium

14.12.2015 | 01:56
400 voces por un Nadal solidario

El Auditòrium vivió ayer una de sus noches mágicas. El sentimiento puesto por los protagonistas desde el escenario y la emoción y los aplausos de los espectadores que llenaron la Sala Magna –más de 1.600 personas– consiguieron lo que se buscaba: un concierto extraordinario. Desde Joan Pons a Joan Bibiloni, los diez grupos y solistas y todas las corales de la UIB conectaron con el público, suspiraron por "una Navidad más solidaria" y aportaron su granito de arena a los más necesitados.

La fraternidad fue la nota dominante de una gala, Tots per Nadal, que duró unas dos horas y fue grabada por IB3 Televisió, con el nuevo director del ente público, el periodista Andreu Manresa, entre los asistentes. El concierto será emitido por el canal autonómico durante las fiestas navideñas y también se podrá escuchar en un disco compacto que el sello Blau pondrá a la venta el próximo día 30 y cuyos beneficios se destinarán a Cáritas.

La gran fiesta de las corales de la Universitat, con 39 años de trayectoria, puso en escena a más de 400 cantaires, que tuvieron la oportunidad de codearse con grandes figuras de la canción y la lírica.

El acto, que estuvo presentado por la actriz Assun Planas, arrancó con Fa un fred de neu, el villancico escrito por Jaume Anglada e interpretado ayer por él mismo junto a las Corals Infantils de Joventuts Musicals de Palma (Cincset i Vuitdeu). La anécdota del recital la puso una joven intergrante de estos coros, a quien se le enganchó un pie en un escalón sobre el escenario. Un contratiempo que resolvió con profesionalidad. Ternura y espontaneidad para un inicio que brindó la primera de las coreografías de la velada, todas muy aplaudidas.

La cantante Marta Elka fue una de las grandes protagonistas. Tocó el violín con el grupo que puso música a todas las canciones de la velada, firmó los arreglos de algunos temas, pronunció el pregón navideño (Crida de Nadal), vio cómo un villancico escrito por ella lo hacía suyo Chenoa y cantó Sa Pastoreta con las Corals Infantils de Joventuts Musicals de Palma (Onzequinze) y Nadal con el Orfeó UIB.

En su intervención durante la Crida de Nadal, "preciosa y emotiva", como apuntó Assun Planas, pidió "confianza a las personas, valorar las pequeñas cosas, ganas de vivir, alejarnos de la ostentación, un Nadal más solidario, salud, alegría y el más grande de los amores", entre otros deseos.

Con el corazón renovado, su inseparable sombrero y una mano en el bolsillo, un Tomeu Penya recién casado –el pasado domingo en Felanitx con la escultora barcelonesa Patrícia Riveras– y más Optimista que nunca –así se llama su nuevo disco– entonó junto al Cor de Majors de la UIB su rum, rum, rum, xim, xim, pum, pum, el estribillo de su villancico El rei negre, publicada en 1992 en el recopilatorio de Blau 10 anys d´èxits.
La primera gran ovación se la llevaron la Coral Juvenil de Joventuts Musicals de Palma y los siete integrantes de Cap pela, llegados hace unos pocos días de Viena, donde participaron, y triunfaron, en el Festival internacional Voicemania. Con dos canciones dispares entre sí: el Happy Christmas de Lennon y Yoko Ono, y Joy to the word, de Haendel. Sus ejercicios vocales casi imposibles arrancaron aplausos y una sonrisa a la banda de Elka, Toni Pastor y compañía, que se tomaron un merecido descanso.

El folk llegó desde Eivissa, con Isidor Marí, el que fuera componente de UC. Armado con su guitarra y una voz endiviable, cantó con el Cor de Mestres Cantaires Sant Josep va anar a buscar foc.

Otro maestro, Joan Bibiloni, estuvo a la altura, no del micro, con el que bromeó, sino de la gala, como era de esperar. Su sentida Mà al cor, con el Poema Harmònic dirigido por Joan Company, sonó enorme.

Chenoa y el Cor de Pares i Mares, con un Ding dong en catalán; Maia Planas y la Coral UIB, con Sant Josep s´aixeca a l´alba; y el barítono Joan Pons, con dos vibrantes canciones, Amics germans y Nadal, emocionaron a todos los presentes.
La guinda, el momento culminante de la noche, llegó tras la felicitación de navidad del rector Llorenç Huguet, con todas las corales y todos los músicos sobre el escenario, cantando Bon petit Nadal, Fa fred en el carrer y Adeste Fideles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine