Literatura

Biel Mesquida emociona y hace reflexionar al lector con 'Trèmolo'

Cati Solivellas, Maria del Mar Bonet y Carme Riera arropan al colaborador de ´DIARIO de MALLORCA´ en la presentación de su publicación en el Centre Cultural Pelaires - El escritor reivindica luchar por una "diversidad de libros" como garantía de libertad

01.12.2015 | 03:52
Cati Solivellas lee un fragmento del libro bajo la atenta mirada de Bonet, Riera y Mesquida.

El Centre Cultural Contemporani Pelaires tembló ayer con la presentación del último libro de Biel Mesquida. La sala de la galería quedó pequeña de tantos amigos y lectores que no quisieron perderse la fiesta de Trèmolo que el colaborador de DIARIO de MALLORCA ofreció para descubrir su última aventura literaria, una obra que llega a las manos del lector con el único fin de hacerle soñar, además de entretenerlo y darle ingredientes para que reflexione. Sus "tres damas protectoras" (Cati Solivellas, Maria del Mar Bonet y Carme Riera) le acompañaron y lograron crear una "atmósfera de amistad antigua llena de calidez y amor por la literatura y las artes".

Tras una sinceras palabras de bienvenida por parte del autor, la actriz fue la encargada de dar el sus a la fiesta literaria con la lectura de uno de las 56 "ficciones corales" que componen Trèmolo. La voz de Maria del Mar Bonet relató el cuento Cua de peix para acto seguido entonar unas gloses tremoloses que ella mismo compuso. "Es lo que me inspiró al terminar de leer tu relato", confesó. "I si tu fossis un peix, de tu m´enamorava", cantó Bonet robando una sonrisa de complicidad al protagonista de la velada.

Investigación lingüística

La académica de la RAE, Carme Riera, pormenorizó la obra de Mesquida. "Su literatura se caracteriza por la ruptura de géneros y por la investigación lingüística". "Biel Mesquida tiene mucha prudencia a la hora de elegir las palabras. Juega con ella, les quita el polvo, las hace despertar, mezcla palabras, las hace resucitar e, incluso, les aplica un lifting. Para mí, en esto consiste la literatura", alabó la escritora mallorquina. "Y lo hace con el fin de que lo que escribe suene bien. Une palabras que nunca habían ido de la mano con el objetivo de contar cosas muy viejas pero que gracias a su escritura suenan como nuevas", añadió. "La palabra tiene que ver con la música y Biel Mesquida busca las palabras adecuadas para que sean más emotivas y lograr hacernos temblar de gusto", sentenció Riera.

El protagonista de la noche confesó estar "en un oasis de personas sensibles en el marco de unos tiempos dominados por la violencia". "Trèmolo es un libro que vibra e incluye movimientos cortos, rápidos y repetidos porque sus voces tienen subidas, bajadas, inflexiones... como el temblor de un cuerpo", explicó el escritor.

Trèmolo proviene del trabajo que el autor realizó entre 2012 y 2014. Tres años en los que escribió semanalmente en DIARIO de MALLORCA y con continuidad en su blog Plagueta de Bord y en diferentes revistas. "Cuando reúno un material como este, de 600 páginas, entonces, pienso en hacer un libro". "Llegar al resultado final me cuesta mucho y, por eso, acudí al editor de Empúries, Josep Lluch. "Escribir, para mí, es reescribir. Antes de un libro necesito hacer muchos prototipos".

En total, Mesquida reúne 56 "ficciones corales", que "no paran de casar ritmos y sentidos de una forma indisociable". "Muestran un panorama muy local y exhiben una especia de mosaico de voces", describe. "Son voces íntimas que cuentan aquello que no se cuenta a nadie, lo más escondido e invisible", especifica.

En Trèmolo da la palabra "a los olvidados de la historia, a aquellos que no tienen voz para convertirlos en Objetos Literarios No Identificados. Son voces sordas, voces delirantes, voces negras, voces incandescentes y voces guerreras. Todas estas voces viven una intersección que las convierten en voces musiqueras. Mis OLNIs son las mil y una noches, son historias para escapar a la muerte", resumió ante su público.

Asimismo, el autor confesó que emprende cada libro con "un espíritu explorador con el objetivo de descubrir una manera de escribir. Estos últimos tres años he viajado por un país de las voces en primera persona". En este proceso de investigación, Mesquida ha hecho un gran trabajo sobre la lengua catalana y se ha dado cuenta de que cada vez posee más libertad para construir frases y hacer versiones nuevas de historias antiguas. "Tengo libertad para unir ritmos y sentidos con fuerzas indisolubles", sentenció.

Acompañado por el ritmo de Toni Cobretti, su presentación tomó un cariz más reivindicativo. Así, invitó a todos los asistentes a su presentación de Trèmolo a "luchar por la diversidad de los libros porque son garantía de libertad; de lo contrario el mercado dirá lo que tenemos que leer y nos inundará de 50 sombras de Grey", alertó arrancando los aplausos de los lectores y amigos congregados en el centro de cultura.

Acción de gracias

La parte final de su intervención estuvo dedicada a "una acción de gracias". En capítulo de agradecimientos empezó con su maestro de fonética y lengua, Nicolau Dolç; su editor de siempre Xavier Folch y el actual Josep Lluch. También dedicó unas palabras de agradecimiento al director de DIARIO de MALLORCA Pedro Pablo Alonso por permitir que las páginas de este rotativo fueran "su laboratorio de investigación literaria". Las mismas palabras tuvo para Assumpció Maresme y Vicent Partal de Vilaweb.

No faltó un sentido gracias a Pep-Maür Serra, cuya obra ilustra la portada del libro. Xesc Sanchís y Glòria Forteza-Rey de Embat y Pep Pinya también salieron en esta "acción de gracias", que cerraron Bàrbara Mesquida, Miquel Àngel Cerdà, Joan Font y Joan Jaume con un piscolabis de vino y embutidos mallorquines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine