Hospital Universitario

La Mutua de Terrassa crea una unidad para tratar tumores con ultrasonidos

11.07.2008 | 18:18

El Hospital Universitario Mutua de Terrassa ha creado una nueva unidad para aplicar un novedoso tratamiento de tumores con ultrasonidos, desarrollado en China, que evita la intervención quirúrgica y que no recurre a la radiación ionizante.

El nuevo sistema, conocido por sus siglas anglosajonas HIFU (High Intensity Focused Ultrasond), permite una visión en tiempo real y elimina los tumores mediante la aplicación precisa de ultrasonidos de alta intensidad focalizados en la lesión.

Esta nueva tecnología de ultrasonidos de alta intensidad está indicada para el tratamiento de tumores benignos como el fibroadenoma de mama y el fibroma uterino y tumores malignos de hígado, mama, páncreas, riñón y hueso.

Aunque algunos pacientes ya han sido tratados con la nueva técnica, el Hospital Universitario de la Mutua de Terrassa ha presentado hoy la puesta en marcha de la Unidad de Ultrasonidos Focalizados de Alta Densidad en un acto que ha presidido la consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli.

En la presentación ha participado también el director general de Mutua de Terrassa, Esteve Picola; el director médico del hospital, Manuel Álvarez, y el representante del Medical Consultant del Instituto Europeo de Oncología de Milán, Lian Zhang.

El HIFU es una modalidad terapéutica que utiliza la acción producida por la elevación transitoria de la temperatura (hasta entre 60 y 100 grados centígrados) inducida por la aplicación localizada de ultrasonidos a fin de generar necrosis coagulativa de tejidos biológicos.

El tejido necrosado es reabsorbido posteriormente por el tejido circundante o progresa a fibrosis, como mecanismo de reparación del tejido, una modalidad conocida también como ablación térmica.

"El HIFU es una alternativa terapéutica no invasiva basada en mecanismos físicos reconocidos para el tratamiento local de tumores benignos y malignos que no sustituye a ningún tratamiento y ofrece claras opciones terapéuticas para el tratamiento oncológico", según ha informado la Mutua de Terrassa.

La nueva técnica se desarrolló para casos clínicos durante la década de los 90 en China, y gracias a los buenos resultados de su aplicación se trasladó a otros países, como Italia, el Reino Unido o Japón.

El director médico del hospital de Terrassa, Manuel Álvarez, ha subrayado que esta nueva técnica no es invasiva "por lo que no hay que hacer ninguna intervención quirúrgica y es extremadamente segura".

En este sentido, ha señalado que el HIFU permite "conocer en tiempo real el tratamiento que se esta llevando a cabo con el tumor y conocer sus efectos, dado que otros sistemas guiados por imagen no permiten tratar con la misma exactitud que el guiado por ultrasonidos, porque aquí la exactitud es inferior a un milímetro".

Por su parte, el profesor Lian Zhang ha destacado el gran beneficio que conlleva para las mujeres, en especial "para las que sufren fibromas de útero, porque con la nueva técnica pueden conservar la matriz.

Según los datos facilitados hoy por la Mutua de Terrassa, la nueva unidad HIUF -que ha costado 1.800.000 euros- está ubicada en un espacio de 100 metros cuadrados habilitado exclusivamente al efecto y dispone de un equipo médico y técnico formado específicamente para su manejo.

Enlaces recomendados: Premios Cine