Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 18
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Todo falla en el anuncio de la lotería

    La vida y el periodismo modernos consisten en distinguir lo significativo de lo anecdótico ignorando cifras de audiencia y número de clicks. Una palurda televisiva coincidiendo con una anoréxica principesca no es relevante; un anuncio anualmente esperado que cae en clichés cursis y recurre a figuras ramplonas dice mucho de la cultura de un país. O mejor dicho, de sus creadores. Que lo haya dirigido Pablo Berger solo sirve para recordar que su Blancanieves está sobrevalorada y su Torremolinos 73 injustamente subestimada.

    El anuncio de la Lotería Nacional de Navidad de este 2013 es para preocuparse. Si lo visto es el nivel audiovisual máximo que una producción con todos los medios a su alcance puede generar en España, poco se ha evolucionado desde Verano azul. El ñoñismo es el cáncer de la ficción nacional, tan extendido que incluso impregna los medios de comunicación. Se esperaba, se ansiaba, que el spot de Campofrío del año pasado que reunió a los humoristas que más salen en televisión (que no los mejores) hubiera marcado el tope por debajo del buenismo epatante y la falta de discurso.

    Tan preocupante o más que la narrativa es la elección de los protagonistas: figuras insignificantes, mediocres, decadentes o directamente periclitadas. Si se les supone representantes de la música popular española de mayor excelencia cabe igualar ésta a la categoría del cine de Antonio Ozores. O a la trascendencia de la obra musical de Miguel Ríos, recientemente galardonado con un Grammy a la excelencia artística y cuya influencia en la música española es la misma que la de la guía Michelin en un menú de McDonald’s.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook