Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 07
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    REPORTAJE: De ruta por las rutas

     

    La polémica creada alrededor de la Ruta Martiana lleva a preguntarse cómo se ha resuelto el “problema” en otras ciudades donde existe un circuito similar y, además, es un atractivo turístico de primer orden.

    La escena habitual es la que sigue: una persona canta las virtudes del circuito de bares de caña y tapa que existe en su ciudad, loando la calidad de los pinchos, el gran ambiente que la iniciativa genera y la cantidad de turismo que atrae. Ipso facto, otro de los presentes se lanza al quite y argumenta que su ciudad de origen supera aquello holgadamente. Y así, sucesivamente. Esta situación se ha convertido en tópica en muchas ciudades de España, excepto en Mallorca, excepto en Palma: aquí, la existencia de una zona de tales características en el barrio de sa Gerreria, la ya afamada Ruta Martiana de los martes, ha desatado la guerra entre vecinos y restauradores. Las instituciones, como suele ser habitual, se instalan no en la inacción, pero sí en la ambigüedad.

    En Madrid existen varias zonas dedicadas al tapeo: La Latina, La Prosperidad, Ventas, Huertas… La estrella es, sin duda, la primera. Desde la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración señalan que no tienen grandes problemas con los vecinos. Juan Moñino, presidente de la asociación de vecinos de Las Cavas y Costanilla, distrito al que pertenece dicha zona, especifica que “la situación es algo especial aquí. Tenemos problemas con las discotecas y locales con licencia hasta las tantas, que son las que tienen los permisos más antiguos y los que generan el ruido insoportable y la suciedad. Su horario es de siete a siete. Con ellos llevamos peleando los dos años que tiene la asociación para que se adecúen a las nuevas normativas. Pero en cuanto a los bares tradicionales de tapeo, los que abren a media mañana y cierran pasada la medianoche, ningún problema. Es que eso es Madrid, es lo que trae miles y miles de visitantes, y no solo nacionales”.

    Ixo es el nombre en euskera de la Asociación de vecinos de la parte vieja de de San Sebastián. La fama de sus bares y sus pinchos es ampliamente reconocida más allá de la propia ciudad. Su presidente, Eduardo de la Fuente, explica que nunca hubo ningún problema con las más de 200 actividades de hostelería que se censaban en la zona. Eso fue hasta el año 2000, en que una reforma administrativa municipal amplió el horario de cierre a las tres de la mañana. Para agravar el asunto, hace cuatro años se proclamó una suerte de “amnistía general” para todos los locales que no acababan de adecuarse a la normativa vigente, medida alentada por los estragos de la crisis económica. Desde entonces se han visto obligados a ponerse reivindicativos y batallar. De la Fuente especifica que “antes existía un equilibrio natural: ruido y suciedad lógicas y aguantables. Pero de un tiempo a esta parte, a pesar del aumento de reglamentación, lo que tenemos aquí son normas finlandesas con aplicación marroquí (…). El problema lo ha generado el horario nocturno ampliado en pleno casco urbano”.

    Granada es otra de las ciudades que disfruta de varias zonas de tapeo: calle Navas, Puerta Real, Paseo de los Tristes, la zona de la Catedral, incluso la calle Elvira, zona que se señala recientemente como algo degradada. La ciudad festiva, abierta y cervecera, es una tipología indisoluble de gran parte de Andalucía. La discusión antes referida podría llegar a su más alta cota si sucediese entre andaluces: todos asegurarían que sus tapas y sus bares son los mejores de la península. Antonio García es el gerente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada. Asegura que es imposible calcular el volumen de negocio que el tapeo genera en la ciudad, y que, en su opinión, ello da precisamente la medida de su importancia: “Nuestro Plan de Turismo dedicado a la gastronomía está financiado al 60% por la Junta de Andalucía y al 40% por el Ayuntamiento de Granada. También hacemos un concurso de tapas con un éxito de calidad y de público extraordinario desde hace tres años (…). Aquí todo el mundo tiene licencia hasta las dos de la mañana, en fin de semana hasta las tres. Pero como son pocos los que tienen clientes hasta el cierre, casi todos los bares echan la barrera antes (…). La verdad, aquí no se ha quejado nunca nadie. Supongo que lo tienen asumido y además les gusta. No quiero ni imaginar lo que sería esto sin los bares y su tapeo…”.

    Salamanca comparte con Granada un mercado particular: la población universitaria. Al ser ciudades más pequeñas que por ejemplo Madrid, la cultura del tapeo alcanza a mayor número de jóvenes, al estar estos más concentrados y su campus en pleno casco urbano. Cristina Ruiz, gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, trata de explicar que la cultura de la caña con tapa es inseparable de la ciudad universitaria, y no solo por los estudiantes: “¡Es que son muchos años! ¡Y muchas zonas por donde ir de tapeo! La zona de la plaza Mayor, la de Van Dyck, etc.”. El horario es algo más ajustado –a la 1:30 entre semana y a las 2:30 en fin de semana–, y distingue entre los bares de copas y los de tapas, “que nunca han sido un problema. No hay más que recordar que en las fiestas de septiembre redundamos más aún en ello, y todos los bares sacan sus casetas a la calle”.

    Si se busca información en Internet sobre ciudades distinguidas por sus tapas, la impresión es que España es, desde luego, el paraíso de esta modalidad tan popular de la gastronomía: hay webs especializadas y páginas Facebook dedicadas a Ávila, Jaén, Huesca, Cartagena, Zaragoza, Murcia, Valencia, Vigo, Toledo, Valladolid, A Coruña, Cádiz, Almería, Melilla, Santander, Bilbao… La única que parece no querer disfrutar plenamente de dicha oferta complementaria es Palma.

     

    * Facebook & Twitter: conejomanso

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook