Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 31
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OPINIÓN - Ocio en el siglo XXI: mil mesas en Born y Rambla ya

    Los hay tan desconectados de la realidad que les parece un argumento contundente contra la resurrección de Born y Rambla decir que hace 100 años no había allí terrazas. Las arterias principales de una ciudad del siglo XXI no tienen que ser una sosería, sino todo lo contrario. Para la paz, la quietud y el gorjeo de los pájaros está el monte. Las urbes modernas hablan con la vena hinchada, no al oído. El ocio se abre camino, y hay quien quiere hacerse el tirita.

    Palma tiene historia, pero no es una villa toscana. Ni puede serlo: toda zona con encanto soporta la gruesa mugre de la avaricia y la especulación. Por eso las partes más bonitas de la ciudad tienen la misma banda sonora que el cementerio. El provincianismo esconde la belleza (muslos, barrios); el cosmopolitismo se jacta de ellos y los airea. Las plañideras que están en contra de la normalización del espacio público en un destino turístico de primer orden mundial como Palma, prefieren que miles de turistas sigan ojipláticos por no tener mil posibilidades de tomar una caña al sol en ninguno de los dos paseos perfectos para ello que tenemos.

    Esos quejicas son los mismos que no aceptan que la transgresión veinteañera ya no consiste en irse a dormir después de las doce o en fumar un cigarrillo a escondidas, y son también los que lamentan que la reforma de la Justicia de Gallardón no incluya pena de cárcel para esos skaters del Born que tanto les molestan. Su actitud recuerda a los que se molestaban ante la falda por encima de las rodillas o los pantalones en las mujeres.

    Es ya prototípico del mal gestor legislar sobre lo accesorio: creen fundamental que todos los cerramientos y las estufas sean exactamente iguales. Lo siguiente ya se ve venir: multa al bar que no procure que los posavasos vayan a juego con el aparato de aire acondicionado. Regalo a los responsables políticos una revelación: una ciudad no pide la uniformidad de un McDonald’s.

    Las terrazas son para socializar, por lo que dándole la vuelta al dicho, desconfiad de la ciudad que no se emborrache. Y como según la vieja escuela más mediocre, la mejor manera de acabar un artículo no es con un argumento tajante sino con una cita pedante, ahí va, aplicada a aquellos tiquismiquis: creo que fue Aristóteles (el filósofo) quien le dijo a Sócrates (el futbolista) “no seas rancio, coño”.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook