Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OPINIÓN: Más fiestas gratis y al aire libre

    Se ve que para algunos el libre mercado debe ser guadianesco, aparecer y desaparecer a conveniencia. Se queja la asociación de empresarios de salas de fiesta y discotecas de que la fiesta flower power celebrada el pasado sábado en sa Faixina, por iniciativa de los restauradores del barrio de Santa Catalina, era ilegal. La polémica no existe: no hay que plantearse si a este tipo de eventos hay que darles permiso porque tienen que hacerse sí o sí. Esta soleada ciudad mediterránea sufre un déficit incomprensible de saraos gratis y al aire libre. Si la oferta y el mercado libres mandan, el sentido común refuerza.

    Las discotecas palmesanas asociadas ni siquiera son mayoría, y también surge la duda de si su público es el mismo que el de una verbena años sesenta, pues hablamos de locales como Mega Park, IO, Tito’s, Riu, Pachá, BCM, Mar Salada o El Divino. La polémica tampoco existe respecto a la cuestión horaria: cuando cerró la flower power (a las 2) o la fiesta del Orgullo Gay (a las 3) todas las discotecas estaban abiertas. Y no hay que olvidar lo tarde que se sale en esta ciudad, por lo que la hora de llegada a dichos locales tal vez no difirió mucho de la habitual. La ranciada del Village ni siquiera computa, pues su segundo año consecutivo con fracaso de asistencia le hará caer por su propio peso, debido a sus VIP de cuarta categoría y su exclusivismo provinciano. La gente normal somos muchos más, pijitos.

    Si uno quería ir a una sala de fiestas aburrida, podía hacerlo, y ahí sí hay un problema: salvo puntualidades, la oferta palmesana de grandes discotecas es anticuada y casposa. Hay quien a día de hoy cree rompedor ofrecer gogós y house de hace 25 años. No digamos los que ponen música de triunfitos y similares: no tienen derecho a vivir. El problema es suyo. Hagan un producto más actual, más atractivo, mejor. Hay buenos ejemplos en Garito, Cultura Club y sa Possessió. Solo ha faltado el arcaico de turno escandalizándose desde su cueva de que entre las preferencias de la gente viva esté emborracharse de vez en cuando y follar si se puede. 

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook