Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 01
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OPINIÓN - Lujo y placer en la Fira de Teatre de Manacor

    Ya van dieciséis años celebrándose en Manacor, pequeña ciudad mallorquina de una pequeña isla mediterránea, la segunda feria teatral más importante de España tras la de Tàrrega: una cita en la que se montan espectáculos traídos de la península y a la que acuden programadores para ver y elegir qué fichan para sus teatros, ayuntamientos o festivales. En eso consiste la Fira de teatre: un lujo y un placer para los aficionados pero también para los profesionales. Y hay más: la cuota mallorquina. La creatividad isleña da cada año para unos cuantos hitos, y en este hay candidatos de sobra en la prometedora cosecha reciente. Al tanto pues de próximos bolos en la isla de los locales.

     

    El teatro es el campo de la interpretación donde aún puede encontrarse autenticidad inteligente y talento reconocible: en la televisión española no hay más que moninas y monines con la expresividad de un lápiz sin mina, y en el cine patrio casi todo son Pajares y Esteso en versión pretenciosa. El teatro adula la inteligencia del espectador porque, como dijo aquel escritor, busca provocarle en la columna vertebral la misma sensación que una carrera en una media. Tienen razón los que dicen que cine y teatro no son lo mismo: el primero sólo permite darle un lametón al filete, mientras que en el segundo hay muerdo; el primero es sobar por encima de la ropa, el segundo genera sensaciones únicas, lujosas y placenteras, como la de carne contra carne.

     

    El tramo más significativo de la fira ya ha concluido, y entre lo visto, Dues dones que ballen es un capítulo largo de Ventdelplà o Poblenou: una sosería argumental de Benet i Jornet únicamente sostenida por dos actrices tan buenas como Anna Lizaran y Alícia Pérez. Truca un inspector, dirigida y protagonizada por José Mª Pou, es teatro clásico en el peor de los sentidos, pues el texto original del reivindicado John Boyton Priestley y las maneras como fue representado necesitan de un par de vueltas de tuerca para decirle algo al espectador contemporáneo.

     

    Por otro lado, hubo dos bombazos, dos fulgores: el Luces de bohemia de Valle-Inclán dirigido por Broggi, versión capaz de no malograr la potencia del original (algo lamentablemente demasiado habitual), servida con una hábil escenografía cambiante, y Llum de guàrdia, de Pompemayer y Manrique, inspirada comedia-reflexión sobre el teatro de hoy en día. Todo esto es lo que vio el que escribe, quedándose con la duda de cómo estarían otras atractivas propuestas: Madame Melville, con esa buenísima actriz que es Clara Segura; Un home amb ulleres de pasta, del cada vez más cotizado Jordi Casanovas; La presa, del alabadísimo dramaturgo y director irlandés Conor McPherson, o Pluja constant, del siempre cumplidor Joel Joan.

     

    Este año se ha repetido el éxito de asistencia ya habitual (casi 9.000 personas, según datos publicados en este mismo diario), llamando la atención los pocos palmesanos y los muy pocos pertenecientes a la profesión en la isla. Es de suponer que habría políticos, pero poner sus nombres en negrita nunca debe ser el motivo principal de una crónica. Y hay más: afirmó Tomeu Amengual, gerente del teatro de Manacor y uno de los principales responsables de la fira, que las informaciones publicadas por Diario de Mallorca sobre la posible retirada de las ayudas públicas a la cita hicieron evidente el sinsentido que ello habría supuesto y provocaron su salvación. Pues sepan que colaborar a su mantenimiento ha sido un lujo y un placer.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook