Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 15
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OPINIÓN: La conveniencia inconveniente de otro culebrón en IB3

    Ayer martes, la televisión pagada con dinero público (una de ellas, la que más pérdidas acumula con mucha diferencia respecto a la otra, que prácticamente no tiene déficit), la tele pública IB3, decía, celebró con alharaca, aspaviento y autosatisfacción el fin del culebrón Llàgrima de sang. Como ya se ha anunciado el rodaje de otro y parece que se ha olvidado que “culebrón” es un término peyorativo, conviene recordar que uno de los hitos de la telenovela cesante es que la han seguido cuatro gatos en vez de tres.

    En lo artístico, las características de la serie han sido las habituales en el género: tramas ligeras en el peor y más previsible de los sentidos, sentimentalismo y tremendismo a partes iguales, además de proliferación de bellezas con la capacidad actoral ideal para interpretar a un jarrón (y de manera muy versátil: con o sin flores). Por el lado opuesto, se han visto intérpretes tan buenos cuya única imposibilidad sería intepretarse a sí mismos. Además, el factor de enganche que supone para la audiencia poder reconocer personas y lugares próximos, se ha visto diluido al tomar los guionistas la decisión incomprensible de no ambientar ninguna subtrama capital en el edificio de Gesa o en el Globo Rojo.

    No conviene insistir en el modelo de culebrón, porque puede acabar generando cantantes de culebrón, periodismo de culebrón y hasta un presidente del Gobierno de culebrón. Pero hay que conceder que el nivel de industria que genera es conveniente para la cantera técnica y actoral. Aunque para ésta última, aparte del ejercicio memorialístico y el sueldo, la preparación que proporciona es similar a que una academia de Bellas Artes enseñe a dibujar solamente con plastidecor.

    Cualquiera que se haya acercado al ramo audiovisual sabe que la culpa rara vez es de los guionistas, sino de los tipos del dedo y la corbata: la corbata, la suya; el dedo, el de quien los puso allí sin estar cualificados para ello. Donde han querido vender fenómeno sociológico únicamente ha quedado una deuda moral de calibre griego o portugués. Sin embargo, los deberes que la sociedad les impone son muy fáciles de cumplir: que el próximo culebrón sea un poco mejor.

    * Facebook & Twitter: conejomanso

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook