Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 24
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OPINIÓN - Cort impide que la vida se abra camino

    La sentencia es de Parque Jurásico: el científico interpretado por Jeff Goldblum está convencido de que el empuje vital acaba siempre por encontrar su senda, y que la vida -la especie de los dinosaurios- se abrirá camino a pesar de la acción a la contra del hombre. Eso no sucederá en la calle Fàbrica: si lo normal era que una buena idea que da vida a la zona no sólo sobreviva sino que triunfe -y así lo ha hecho-, el ayuntamiento de Palma ha puesto las trabas administrativas que la liquidan.

    Cort ha designado “zona turística especial” un espacio en el que hay más pescadores que turistas. Ítem más: ¿alguien ha visto alguna catedral por ese barrio que justifique dicha denominación? El objetivo es cobrar más por las terrazas: dicha clasificación lleva implícita una subida de tasas, y la consecuencia es que las cuentas no salen. Los restauradores han anunciado que las quitarán en temporada baja porque no les rentan. Así, otra buena iniciativa que dinamiza la ciudad -y una vez más no es municipal- encontrará su guillotina en la avaricia recaudatoria. Ni habrá terrazas ni Cort recaudará por ellas.

    Pero no se vayan todavía; aún hay más: la desconexión de la realidad de muchas normativas municipales es tal que ni siquiera guardan coherencia consigo mismas. Las “zonas turísticas especiales” tienen permiso para abrir hasta la una de la madrugada. Excepto la calle Fàbrica, en donde a los negocios se les obliga a cerrar antes. ¿Es ilegal? ¿Alegal? Peor: es ridículo y es castrante. Los más funestos ayuntamientos son los que entorpecen la vida cotidiana, y del de Palma no hay que olvidar que ha casi criminalizado la mejor iniciativa de los últimos años para enriquecer la ciudad como es la Ruta Martiana, destino que las encantadoras terrazas de la calle Fàbrica pueden llegar a compartir. ¡Y es que a quién se le ocurre querer dar de cenar a la gente!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook