Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 12
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nueva normativa sobre las bicis: cuando lo legal es también estúpido

    La cotidianidad se articula por sí misma y no es necesario legislarla. Sí es necesario crear convencionalismos sobre lo que es potencialmente peligroso para el individuo y para la sociedad, como lo es un coche, y de ahí que ante una lucecita roja haya que pararse y ante una verde se pueda pasar. Pero una bicicleta no es potencialmente peligrosa. Lo es tanto como una batidora, pues cualquiera puede meter la mano y destrozársela. Seguro que alguno puede referir un caso particular, excepcional y extremo, del tipo “mi abuela perdió el bazo y una muela del juicio al ser atropellada por un ciclista”, pero no hay que legislar sobre lo excepcional, sino sobre la norma: sí debe haber ordenación del tráfico de coches, o de lo contrario habría docenas de muertos cada día. Pero el tráfico de bicicletas se ordena por sí mismo, por puro sentido común. También hay gente que ha muerto atragantada con una galleta, y a nadie se le ha ocurrido prohibirlas u obligar al consumidor a contratar un seguro cada vez que compra un paquete de galletas.

    El problema está en que los políticos no saben que el sentido común existe. O peor, parecen pensar que, como ellos no lo tienen, nadie lo tiene: cargarse el carril-bici tal y como estaba y funcionaba perfectamente, señor Isern, demuestra tener muy poco sentido común. Qué gran oportunidad perdió usted de posicionarse como un gestor serio e inteligente, manteniendo lo que funcionaba y ahorrando mucho dinero que no es suyo, sino público. De la misma manera que un skater no patinará por una autopista, los ciclistas no van a 40 km/h por una acera de 1 metro de ancho. Siempre hay algún cafre (los ha habido hasta dirigiendo el Fondo Monetario Internacional), pero son la excepción. Y no hay que crear leyes en función de la excepción. Porque se acaba por tener leyes estúpidas que no responden a la realidad, como lo es que yo, con 36 palos, no pueda beberme una lata de cerveza en la calle cuando me dé la gana.

    Por eso crear una normativa municipal que prohíba circular por aceras, calles peatonales o espacios públicos, cuando el propio raciocinio de los ciclistas ya les induce a circular por donde pueden hacerlo, a velocidad apropiada y sin poner en peligro ni a sí mismos ni a nadie, convierte otra vez más la norma legal en norma estúpida. En algo innecesario, en una bomba de humo para no legislar sobre lo realmente importante. Porque lo realmente necesario es que los políticos tengan la valentía de prohibir que se vaya a aeropuertos y hoteles a hacer el bobo porque ha llegado un equipo de fútbol.

    Y para acabar, un temazo: "Bitxicletes Bronson", de Oliva Trencada.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook