Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 20
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Loewe contra sí mismo

     

    Juro que conozco a repijos con sesera, y ni a ellos les ha gustado el tan mentado anuncio de Loewe. Mal enfoque y peor resultado el de una campaña que genera rechazo hasta entre su público destino. La conclusión mayoritaria ha sido solo una: los que salen en el spot parecen tontos diciendo tonterías, lo cual nunca puede ser beneficioso para la marca y sí una pedrada contra uno mismo.

                Un principio fundacional del marketing moderno es no reconocer nunca que te has equivocado, y de ahí que los responsables del vídeo afirmen que los retratados “representan a un amplio sector de la juventud española”. La mejor respuesta a ello, una vez más en Twitter y no en la prensa: “Está muy bien el documental sobre educación especial de Loewe” (@cot_julia). Urge también desmentir que el marketing viral consiste en que todo el mundo hable del producto: el objetivo es que hablen y mejor si es en positivo, pero desde luego no que vilipendien el producto y, consecuentemente, la marca.

                Los hay tan ingenuos que creen que la unanimidad siempre es un triunfo aunque ésta sea en descalificaciones. Que un asunto sea trending topic no evidencia una victoria, pues nunca existirá dato que no exija interpretación. Siempre pongo el mismo ejemplo: si El País pusiera en la página principal de su web una galería de fotos de cipotes bajo el titular “El glamour del cipote”, ¿qué sería lo más visitado del día en esa web (¡o todo el año!)?, ¿qué sería lo más comentado en Twitter?, ¿le conviene a El País hacerlo?

                Si Madonna fue la autora de la archifamosa sentencia “La mejor publicidad es un buen escándalo”, intuyo que tenía bien claro que si ofendía a alguien sería a una minoría y además poco cualificada, en su caso, los mojigatos. Aparte, la clarividencia de la cantante estuvo en prever la futura difusión mimética y globalizada de los medios de masas.

                Ciscada aparte, se puede entender que Loewe quiera captar a esa nueva generación de pijales muy jóvenes, muy ociosos y todos con Visa Oro. Son, sin duda, su público: gente a la que le cuesta mucho tener ideas propias y a la que, consecuentemente, es muy fácil convencer de que gastarse 1.500 euros en un bolso demuestra estilo. Haced la prueba: es casi imposible dar con un pijito que tenga conversación, tanto como encontrar a alguien en la calle interesado en el bicentenario de la Constitución de Cádiz.

                Hay que desconfiar también del público enojado, pues el mismo anuncio, rodado en inglés, en blanco y negro y a cámara lenta les parecería lo más, como el autocomplaciente y muy estúpido anuncio de 212 VIP de Carolina Herrera con Jon Kortajarena. Todo ello conecta con esa falacia tan común y tan cargante de hoy día que asimila poder adquisitivo y glamour, causante de que gañanes como futbolistas y modelos, que se saturan ante las frases de más de cuatro palabras y consideran raros términos como “prospecto”, se supongan iconos cool.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook