Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 20
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    ENTREVISTA Triángulo de amor bizarro

    ENTREVISTA Triángulo de amor bizarro

     

    Cuando los calificativos llegan en tromba a la hora de hablar de un grupo es que estás hablando de algo gordo. Algunos de los adjudicados a Triángulo de amor bizarro: perfección, trascendencia, revolución, inagotables, grandes, sobresalientes, autoexigentes, hirientes, explosivos. El cuarteto gallego en un prodigio pop mezclado las más de las veces con un ruidismo emocionante. Llegan para presentar su cuarto disco, Salve discordia, que ha vuelto a poner a cuatro patas a la crítica seria. Actúan este sábado en el tercer capítulo de las Nits cúbicas. Es el cantante, guitarrista, compositor y principal letrista, Rodrigo Caamaño, quien responde a este cuestionario.

     

    “CUANDO TOCAMOS ALGO QUE NUESTRO CUERPO NO PUEDE SOPORTAR, ES EL CAMINO”

    –Para empezar, una pregunta fácil: cuatro discos ya con una visceralidad no solo intacta sino continuamente creativa. ¿Eso cómo se consigue?
    –Lo que buscamos es que el espíritu de la banda permanezca. Algo habitual en un grupo es ir hacia algún lado, normalmente más limpio. Pero lo nuestro es la distorsión, el caos y una canción pop encima de todo ello. Cuando empezamos con nuevo material lo olvidamos todo y volvemos a empezar. Necesitamos desprendernos de todo y empezar de cero, aunque sepamos que vamos a acabar en un lugar parecido. El camino siempre es distinto, y diría que incluso una reacción a todo lo que hemos hecho anteriormente. Eso y trabajo, trabajo y trabajo.

    –Puede parecer chocante decir esto de un grupo como Triángulo de amor bizarro, pero en Salve discordia sorprende la enorme energía que transmiten muchas de sus canciones.
    –Cuando probamos canciones nuevas y vemos que nos transmite energía, cuando vemos que no dominamos la situación y estamos tocando algo que nuestro cuerpo no puede soportar, entonces es cuando sabemos que lo tenemos, que es el camino.

    –¿Es este vuestro disco más heterodoxo?
    –Puede ser. Hay músicas que escuchábamos hace tiempo y que ahora nos ha parecido que era el momento de que aportasen algo concreto.

    –¿Es correcto el titular “Triángulo de amor bizarro han descubierto el dub y el reggae”?
    –Descubrir no, pero sí hemos decidido integrarlo. También nos ha pasado con la electrónica. Meterte en terrenos desconocidos es un método para escapar de los anteriores discos.

    –Se habla siempre de vuestro sonido, actitud, letras, directo, pero me da la impresión que poco respecto a que sois una máquina de hacer hits, una jukebox.
    –Es cierto que tenemos canciones muy pop que tal vez quedan escondidas dentro de un disco, o que no se conocen simplemente porque no tienen videoclip. De todas formas, la música comercial, “accesible”, está muy polarizada, y es un canon que nunca hemos tenido. Además tienes que sonar muy machaconamente en todas partes para lograr algo.

    –Has declarado: “Ni en este disco ni en los anteriores hay influencia del indie actual”. Claro: la hay del indie de los noventa, que no tiene nada que ver con el de hoy.
    –De toda la música independiente, del hardcore de los 80, de la psicodelia inglesa... El indie de hoy está demasiado pervertido y no nos reconocemos en él, sino en los que hacen la guerra por su cuenta.

    –Es el primer disco en el que repetís formación. ¿Eso se ha notado en el resultado final?
    –Por supuesto. Coges una estabilidad, para empezar en la constancia de los ensayos. Las turbulencias del grupo siempre repercuten en el resultado final.

    –Que un grupo histórico como Ilegales grabe una versión de una de tus canciones (De la monarquía a la criptocracia) es difícilmente superable. Supongo que sois conscientes de que ya no podéis llegar más lejos.
    –Jorge [Jorge María Martínez García, más conocido como Jorge Ilegal] tiene uno de los mejores grupos del rock hispanohablante. Es el prototipo de grupo duro por su actitud.

    –Intriga saber qué lee el letrista de Triángulo de amor bizarro.
    –De todo. Últimamente mucha literatura del mundo antiguo: Heródoto, etc. Descubres que hace 2.000 o 3.000 años les preocupaba lo mismo que a nosotros hoy. También leo mucha literatura musical. Pero no leo todo lo que quisiera, no tengo tiempo.

    –Siempre lo he dicho: la mejor virtud de Triángulo de amor bizarro es el sentido del humor.
    –Hay que conservarlo. Es el gen gallego, que nos permite reírnos de nosotros mismos en los momentos más bajos y tratarlo todo con perspectiva más una pátina de humor.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook