Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 11
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA + SORTEO - Jonston: “El truco es que el pop sea atemporal y a la vez suene a hoy”

     

     

    -Redactor de la web especializada jenesaispop.com:
    “¿Qué discos te han llamado la atención últimamente?”

     

    -Fino Oyonarte:
    “Con la vuelta de Los Enemigos no he tenido demasiado tiempo,
    pero sí puedo decir que el nuevo disco de Jonston me ha encantado”

     

    Si esto lo ha afirmado el bajista de Los Enemigos y, entre otros muchos asuntos, productor del histórico y fundacional Super 8 de Los Planetas, la verdad es que queda poco por decir. El madrileño José Martorell acaba de publicar su tercer disco como Jonston, Veo visones, y el pop que contiene, alegre, reflexivo, irónico, elegante, festivo, inteligente y etcétera es, en efecto, buenísimo. Sin más. De hecho, sin desmerecer sus anteriores trabajos, el salto cualitativo tanto en las músicas como en las letras es bastante extraordinario.
    Jonston: presentación de Veo visones. Sala Vamp (c/Industria, tercer molino, 22:30 h., 10 €).
    Sopas mallorquinas regala dos entradas para este concierto: el primero en enviar un mail a sopasmallorquinas@gmail.com con el asunto “Cuánta razón tiene Fino” se las lleva.

     

    –Se pregunta uno dónde has querido poner más apuesta y ambición: si en las músicas, muy creativas y muy trabajadas, o en los textos, exigentes y bien entendidamente densos.
    –Las dos cosas las he cuidado por igual, que ha sido poco. Me gusta hacer las cosas en el último momento y que así queden muy vivas. Escribí las canciones muy poco antes de grabarlas, y además ha habido un cambio de banda y de sonido.

     

    –Cabe deducir que después de tres discos como Jonston te sientes un escritor de canciones definitivamente suelto y confiado como para trabajar de esa manera.
    –Sí, la verdad es que me he sentido muy suelto. Ya con el segundo disco, el que dicen que es tan difícil, pensé que no lo era tanto. Y con el tercero, que también dicen que es complicado por ser el de confirmación, tampoco he sentido la presión. Me he soltado en música y letras sin pensar en nada ajeno.

     

    –Ante trabajos de categoría notable siempre cabe preguntarse si el creador se ha quedado desfondado. ¿Necesitarás estar seis meses sin escribir una canción?
    –Tardo en volver a hacer canciones, sobre todo si ha sido algo tan intenso como con este disco. Aunque la verdad es que ya tengo pensando el próximo.

     

    –¿Sería correcto decir que has dejado de hacer pop sencillo para hacer un pop más anglosajón o de autor?
    –Creo que siempre he tenido influencia del pop más raro y marciano, aunque Taller de memoria fuera más clásico.

     

    –¿Por qué tanto sentido del humor en las letras?
    –Creo que la situación actual lo pide. Siempre he incluido el humor, tal vez más negro o más disimulado, pero en esta ocasión se nota más porque refleja lo bien que nos lo pasamos grabando el disco. Me gustan los grupos con sentido del humor, como Madness.

     

    –Da también la impresión de que en estas nuevas canciones te quejas de muchas cosas. ¿Este es un disco protesta?
    –Algunas canciones podrían verse así, aunque es una protesta surrealista, por lo que no sé si el que lo escucha lo tiene tan claro.

     

    –Más impresiones: ¿llegasteis al estudio con las canciones no totalmente cerradas, no en composición pero sí en los arreglos, para que así la sala de grabación fuese lo que debe ser: un espacio para crear y experimentar?
    –Curiosamente lo grabamos y mezclamos en sólo seis días, también porque Paco trabaja así, pero hubo tiempo de ponerse a probar y experimentar.

     

    –Os lo habéis pasado teta.
    –(ríe) En ocasiones nos retábamos a ver quién la inventaba más gorda.

     

    –¿Es Paco uno de esos productores que acaba siendo un miembro más del grupo más que en un mero técnico de apoyo?
    –Sí, y entiendes que haya gente, como Bigott o Nacho vegas, que siempre quiera grabar con él. Te tranquiliza saber que puedes darle cancha libre y fiarte porque siempre va a sonar bien.

     

    –Has mencionado que ha habido cambios en la banda. Sabiendo que tu batería [el mallorquín Joan Vich] tiene una cultura musical enciclopédica y un buen gusto inapelable, ¿prefieres músicos de amplios conocimientos o aceptas también colaboradores de background escaso?
    –Me gusta tocar con gente con la que me entienda. Me da igual lo que escuchen y si es lo mismo que escucho yo.

     

    –Las canciones elegidas para titular un disco, bien están dentro del registro habitual, bien indican por dónde vendrán los cambios en futuras canciones. ¿A qué responde la elección de Veo visones? [primera canción que graba que no tiene una sola guitarra]
    –Quizás a que tiene un sonido muy diferente a Taller de memoria, y a que la veo muy redonda para ser un single. Por eso ya estamos preparando un videoclip. También porque no llega a ser una locura ni algo muy pop.

     

    –Precisamente, sobre tu pop: ¿lo pretendes atemporal o contemporáneo?
    –El truco es que sea las dos cosas. Atemporal (sobre el amor, el desamor) y a la vez que suene a hoy día, pero sin pasarse.

     

    –Sobre hoy día: el mercado es inmensamente más grande que el de hace unos años, y cada vez se acentúa más el hecho de que cuanto más rebajado sea un producto, artísticamente hablando, más posibilidades tendrá de triunfar masivamente y hacer millonario a su autor. ¿No te influye eso a la hora de ofrecer un producto exigente como el nuevo disco?
    –No. No pienso en ser millonario, que me gustaría. O no... Creo que hay cosas con calidad que tienen un público generoso. Se puede conseguir el equilibrio. Por ejemplo, Antònia Font, con quienes toco mañana.

     

    –¿Y las prisas, te influyen?
    –He conseguido que no.

     

    –¿Tienen razón los que afirman que la música será cada vez menos universal y más de nichos?
    –No lo sé... me gustaría pensar que no. Quizás es cada vez más estética: los grupos se dividen por cuestiones estéticas más que por canciones.

     

    –¿Tiene que ver con ello que haya suecos haciendo bossa nova?
    –(ríe) Y españoles cantando en inglés.

     

    Para escuchar tres canciones de adelanto de Veo visones, de Jonston: jonston.bandcamp.com/

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook