Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 18
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA - Shotta: “Estoy muy enfadado con el público porque no ha entendido mi disco”

    El público que se acerca al hip hop busca lucidez en los textos y creatividad en las bases, en la música. Los discos de Shotta (Ignacio González Rodríguez, Sevilla, 1984) merecen, según crítica y público, un buen lugar destacado en ambos campos. Con sus primeros trabajos se definió como el perfecto guasón: sardónico hasta lo cafre, irreverente hasta lo escatológico, su afilada mala baba le proporcionó una amplia base de seguidores. La música que quería entonces era básicamente a piñón, de pistonazo continuo (jarcor, según la jerga). Con su nuevo trabajo, Profundo (Boa, 2011), ha cambiado de registro y de productor. En cuanto a los textos, los ha pretendido igualmente críticos y deslenguados, pero con menor incandescencia adolescente. En las músicas, ha contado con el ultravalorado Grifi (ex Solo los Solo, ahora Chacho Brodas), unánimemente señalado como el mejor productor del país. El resultado se ha colocado muy, muy cerca de la excelencia.

    Es hermano del también rapero ToteKing, otro de los nombres de referencia en el hip hop español, y actúa hoy sábado en la sala Es gremi (antigua Assaig; 21 h. con SGV Hoppers de teloneros; entrada 15 €). El rap tiene una amplia base de seguidores en la isla, por lo que se prevé el llenazo habitual.

      

    -¿Eres un joven sin futuro de los que aseguran hay y habrá tantos en este país?

    -[ríe] ¡Quiero pensar que no!

    -¿Los artistas de primera línea, musical o comercial, pensáis en vuestro futuro? ¿Os preocupa?

    -Claro que sí. Quien diga que no, miente.

    -Miente, o es Alejandro Sanz.

    -Exactamente.

    -¿Todo se puede rapear?

    -En principio sí. Aunque depende del MC (maestro de ceremonias; el que rapea), porque los hay que nunca tocan según qué temas. En eso funciona como el pop, y quien no se moja es porque no quiere.

    -¿El amor se puede rapear?

    -Por supuesto. Yo lo he intentado en NPO (No puedo olvidarla, canción de su último álbum). Solo hay que procurar hablar del amor real.

    -¿Te gusta la sentencia ya recurrente de “Profundo es el disco maduro de Shotta”?

    -Más bien no. De hecho, no me gusta ni la palabra “madurar”. Hay que ser responsable y consecuente, pero también se puede seguir siendo un crío.

    -¿Profundo solo era posible con Grifi?

    -Totalmente. Esa música extraordinaria solo la hace él.

    -Grifi declaró en una entrevista a este diario que compone para sí mismo, sin pensar jamás en el público.

    -Ese es el único método. Este disco también lo he hecho para mí, porque me sentía de una manera muy determinada cuando lo hice y quería sacármelo. Si también le gusta al público, perfecto, pero no era mi objetivo.

    -Cantas que “…en Sevilla éramos todos una familia”. ¿Ya no sois una piña?

    -Ya no tanto. La culpa es del dinero y la fama, que lo pueden corromper todo.

    -“El amor es la única religión para vencer al miedo”. ¿A qué le tiene miedo un rapero?

    -[duda] A lo mismo que cualquier persona.

    -“Tuve prejuicios en mi educación”. ¿Tuviste que cambiar tu manera de escribir tus textos?

    -Lo digo más por la música. Era muy cerrado y solo escuchaba rap. Y cuando me abrí, flipé.

    -Tu hermano Tote, Kase.O de Violadores o La Mala Rodríguez han actuado con bandas en directo. ¿Te atrae la idea para tu repertorio?

    -Muchísimo. Ya lo hice junto a mi hermano y algunos componentes de Maga [grupo de pop sevillano], en el Lope de Vega [el teatro más señalado de Sevilla], y conseguimos que la gente no aguantara y se pusiera en pie con las últimas canciones.

    -¿Cómo ves tu material más antiguo?

    -La verdad es que me gusta más, sobre todo el de La selva [anterior trabajo del sevillano, también producido por Grifi en 2004]. Creo que tiene una energía que ya no tengo porque el mundo de la música me ha quemado mucho. Cuando hice el anterior disco estaba muy metido en lo que se hacía en España, pero ya no es así. No me gusta lo que suena en la escena. La veo prácticamente muerta.

    -El público valora mucho tu sentido del humor y tu ironía. ¿Qué te pone serio?

    -El dinero. Sobre todo no tenerlo.

    -¿Quién es el primero en leer tus letras?

    -Normalmente el productor; a veces mi hermano. Pero casi siempre espero a que esté todo grabado.

    -¿Por dónde va tu nuevo material? ¿Es más profundo?

    -No. Estoy muy enfadado. Me importa todo una mierda, me da todo igual. Estoy muy enfadado con la chavalería porque creo que no han entendido este disco. Con el próximo lo van a flipar muchísimo. Voy a destruirles.

    -La crítica reconoce que Profundo o los discos que Grifi está haciendo con Chacho Brodas son extraordinarios, pero también se pregunta si hay público para algo así en España.

    -No lo hay. Pero debe dar igual y hay que seguir dejándose llevar por las emociones.

    -Los premiados con Grammys en la categoría de hip hop son el mainstream en EE UU (Jay-Z, Kanye West, Lil Wayne, etc.). Pero el mainstream norteamericano es otra cosa.

    -Es extraordinario. Aquí, el público se fija demasiado en las pintas que lleva, por ejemplo, Lil Wayne, pero no se molesta en entender sus letras. Yo me he molestado en hacerlo, y por eso sé que toda esa gente, Jay-Z, Kanye, puede hacer cosas más flojas, pero cuando se meten en un estudio lo que sale es, en general, buenísimo.

    -Madonna saca disco, y en su primer single hay una colaboración de una rapera, Nicky Minaj. ¿No está ese recurso ya demasiado visto?

    -Sí, pero esa promoción es impagable para el artista joven.

    -¿Harías una de esas “colaboraciones florero”?

    -Probablemente sí, pero en España el problema es con quién hacerla.

    -Toda España está pendiente de las próximas elecciones andaluzas. ¿Vas a ir a votar?

    -Por supuesto. Siempre hay que ir a votar. Yo lo haré por Izquierda Unida, porque las mejores ideas están es los partidos pequeños, pero el problema es que estos no pueden evolucionar.

    -¿Sientes la obligación de aprovechar el altavoz que te da tu estatus como artista para llamar la atención sobre lo que está pasando en la sociedad, la economía, etc.?

    -Sí, claro. Es inevitable sentir la presión. Pero para mí no es un problema porque me gusta hacerlo.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook