Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 26
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA: Sho Hai (rapero, miembro de Violadores del Verso)

     

    “No puedo negar que a veces me rallo con eso de que no vamos a tener jubilación”

     

    Sho Hai (Sergio Rodríguez; Zaragoza, 1976), es integrante de Violadores del Verso, luego juega en la primera línea del rap y de la música en general en España. Con ellos abarrotó la sala Assaig dos noches seguidas en su última visita a Mallorca. Tras la visita en marzo de su compañero en el grupo Kase.O para presentar su material en solitario, el maño hará lo propio hoy viernes con su estreno individual: Doble vida. Paradójicamente, viniendo de alguien que lleva 20 años en la música, el álbum podría calificarse de “revelación del año”: no es que se esperase poco del músico y de las bases creadas principalmente por R de Rumba (también compañero en Violadores), pero la calidad contenida marca un hito muy destacado en la cosecha de hip hop de 2011. La gira incluye por ahora más de 30 conciertos confirmados por toda la península.

     

    Sho Hai + Niño Soul: Sala Assaig, 21:30 h., 15 €

     

     

    -Has sacado tu primer disco en solitario: ¿cuántas libretas llenas de letras tenías?

    -¡Un huevo! Apunto cosas todo el día: en hojas, en el móvil…

     

    -¿Cuántas te quedan?

    -Tengo para dar y vender, como para tres discos.

     

    -¿Por qué los raperos no editáis libros con vuestras letras?

    -Sería una opción interesante... Frank T regaló un libraco con sus letras en uno de sus discos… Pero están hechas para ser escuchadas. Leídas, sin ritmo, no sería lo mismo.

     

    -¿Cuándo empezó a existir Doble vida?

    -Hace un par de años, sobre todo cuando Kase.O nos dijo que quería sacar un disco en solitario. Entonces, Lírico y yo dijimos “¡no hay que quedarse atrás!”.

     

    -Después de todos estos años y de todo lo conseguido con Violadores, resulta que has sacado el disco revelación del año. ¿Ayuda el hecho de que el hip hop español lleva unos años estancado?

    -Es cierto que hay mucho relleno. Hay cosas que no están mal, pero nada que sea tremendo. A pesar de todo, dicen que no innovo. Será que esperan que meta castañuelas.

     

    -Escribir textos requiere una gimnasia como cualquier otra disciplina, como tocar la guitarra o cantar. ¿Tienes una rutina?

    -Aunque no escriba una letra entera todos los días, sí tomo notas constantemente.

     

    -Para escribir letras de hip hop, ¿es mejor estar indignado?

    -A mí particularmente creo que me beneficia y me salen mejor si estoy cabreado. Las letras de este disco son muy personales. Hay mucho contenido personal muy intenso.

     

    -Pero curiosamente, también has metido más humor que nunca en este disco: el videoclip de Ella es tronchante. No está mal para alguien que dice que es tímido.

    -¡Ni yo me lo creo! Lo rodamos en Los Ángeles, dirigiendo Alberto Blanco, y cuando vi el storyboard dije “¡tío, que ya sabes que soy más soso que un plato de habas!”. Pero me convencieron: que si las poses son muy sencillas, que si los movimientos ante la cámara son muy básicos… ¡Consiguieron hasta que saliera sin gorra!

     

    -Dijo Kase.O en una entrevista a este diario que lo más dramático que le puede pasar a un rapero es meter una rima y luego ver que no cuadra. ¿Cierto?

    -Cierto. No sé si se refería a intentar meter una frase en una letra ya acabada, pero al final Javi y yo acabamos riéndonos mucho de las métricas.

     

    -Y dijo otra cosa curiosa: que los raperos escribís muchas otras cosas aparte de rimas. ¿Cierto?

    -Él lo hace mucho, yo no tanto. Javi escribe mucha prosa, y yo lo hago, aunque sea menos, porque es muy importante mantener la mente ágil.

     

    -Pregunta nº 11: son las 11 de la mañana. Pensaba que los raperos nunca se levantaban antes de las 2 de la tarde.

    -Puede que sea cierto, pero a mí me has pillado recogiendo la colada y preparándome para coger el avión.

     

    -¿Cuál te gustaría que fuese la dimensión social del hip hop en España?

    -Ahora está bien. Antes, en un festival, no había escenario para el rap, y siempre decían “ahí vienen los raperos”, haciendo gestos ridículos. Ahora es evidente que tenemos un espacio y un respeto que hemos conseguido sin comer pollas ni abrir culos. Esto es importantísimo: lo hemos conseguido por nosotros mismos. Pero se nota la crisis: en el Viña Rock llegó a haber 40.000 personas, y en la última edición hubo muchas menos.

     

    -¿No hay otro modelo que no sea el norteamericano?

    -La peña que no tiene ni idea se queda siempre con eso: las titis y los coches. Aquí no puedes hacer eso, o puedes si tienes la pasta. Pero lo que hay que hacer es escuchar las letras, y entonces descubres que no hablan solo de todo ese tópico.

     

    -¿El rap en España sería otro si se hubieran pegado tiros?

    -Esa es la cuestión: los americanos hablan de su realidad, y esa realidad no es la nuestra.

     

    -¿Has escrito algo inspirado en los indignados del 15-M o en los disturbios en Londres?

    -Alguna rima, alguna frase, pero algo completo de momento no. Pero sé que lo haré.

     

    -¿Y tras la visita del Papa?

    - Tengo un interludio en el que me meto con él que pongo mucho. Me gusta mucho acordarme del Papa.

     

    - Lady Gaga, Alejandro Sanz, Bisbal: ¿por qué los productos con menos calidad son siempre los que tienen más éxito comercial?

    -En España hay un problema con la cultura musical creada a través de televisiones y radiofórmulas, porque la gran mayoría de gente solo escucha lo que éstas ponen, y la repiten tanto que el público acaba por conocer únicamente eso, sea Lady Gárgara u otra cosa.

     

    -¿Pensabas en ello cuando declaraste “Me gustaría ser nº1 para joder a los poperos, dejar en 2º puesto a Bisbal, a Malú” (Doble vida llegó al nº3 en la lista de ventas de la AFYVE)?

    -Cuando llegamos al nº1 con Violadores [en 2006 con su último álbum hasta la fecha, Vivir para contarlo] nos alegramos mucho principalmente por las multinacionales. Bisbal y Malú estaban en lo alto de las listas en aquel momento, y superarles nos gustó, más que por ellos mismos, por las compañías que menospreciaban el hip hop. Además lo conseguimos sin hacer promo a destajo, moviéndonos solo en las revistas y medios del círculo del rap. Del tercer puesto de mi disco me enteré estando de promo en Madrid, y de verdad que no me lo creía.

     

    -Los jóvenes ya no se educan en la calle (tú lo dices en tu disco: “los amigos se hacen en bares”). ¿Eso se va a notar en las letras? ¿Se va a hacer hip hop desde el salón?

    -Creo que se va a notar en el rap y en todo. Yo también eché muchas horas en el Spectrum, pero lo de ahora es demasiado. Hay gente no vive una vida real y lo que es peor: no sabe comunicarse. Aunque en cuanto a escribir, no hay que olvidar que puede hacerse en cualquier lugar y situación: Gracias y desgracias de una farola se me ocurrió en el baño.

     

    -¿A un integrante de Violadores del Verso le preocupa lo que dicen de que no vamos a tener jubilación?

    -No puedo negar que a veces me rallo con eso, pero como procuro vivir el momento (aunque a veces, la verdad, no lo consigo) y, llegado el caso de que todo esto se acabe, no me va a importar ponerme a trabajar en una fábrica, acaba por no preocuparme.

     

    -Para acabar, y ya que estamos en verano: recomienda algo concreto para hacer en esta época del año.

    -Ir a Torremolinos, al chiringuito Pepe y Carmen, a comer espetos [sardinas asadas ensartadas en cañas], coquinas y a beber una cerveza bien fría a las dos y pico del mediodía. ¡Respeto al espeto!

     

    -Hasta luego. Y gracias por pedir en público que dejen ya de pinchar Jump Around.

    -¡Jajaja! ¡Es que ya vale! Pinchar rap no implica poner siempre la misma dichosa canción.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook