Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 12
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    ENTREVISTA Nacho Summers en el 7º aniversario del Molta Barra

    ENTREVISTA Nacho Summers en el 7º aniversario del Molta Barra

     

    El Molta Barra es el bar perfecto: tiene carácter y, al mismo tiempo, da carisma a la ciudad. Es un espacio de envidiable personalidad que, además, acumula virtudes como una carta de pinchos con la altura necesaria en diversidad y calidad, un servicio inusualmente eficiente para los estándares palmesanos y un ambiente democrático en el que no hay clichés excluyentes.  

    Nacho Summers y Juan Antonio Olivieri ‘Oli’ (ambos nacidos en Palma, ambos en 1969) lo fundaron hace siete años con la voluntad inicial de crear un punto de encuentro donde compartir experiencias, recuerdos y reflexiones alrededor del infinito mundo de los viajes. Pero ha habido más hitos en la vida de este bar: fue el alma pensante y sentimental de la Ruta Martiana, un maravilloso y muy imprescindible intento de revitalizar no solo un barrio degradado sino también una ciudad con una oferta de ocio injustamente provinciana, obsoleta, rígida y mediocre. El intento se saldó con un triunfo gigantesco de público que reconoció lo fantástico de la idea. Todo ello fue posteriormente ahogado por una minoría intransigente de vecinos contraria al diálogo y unos gestores municipales ignorantes de cómo dinamizar una ciudad e incapaces de reconocer las buenas ideas.

    Este viernes el Molta Barra se alía con la promotora Gran Maraca para celebrar su séptimo cumpleaños. Será en la sala Luna (plaça del Vapor s/n, Santa Catalina), lugar en la que dicha promotora organiza eventos todos los viernes. El cartel lo componen los vallisoletanos Arizona Baby, los grupos locales No Room y The Monster Ones, los DJ también de la isla El papa negro, Niño Caracol y Conejomanso más la exposición Gente muerta sin piel de Diego Ingold. De 23 a 6 h., entrada 15 € con cerveza.

     

    “UN BAR SE LLENA DANDO A LA GENTE LO QUE QUIERE Y LUCHANDO MUCHO CON LOS QUE NO TE DEJAN QUE SE LO DES”

    –Principalmente, qué sois: ¿restauradores, viajeros, dinamizadores?
    –Oli es viajero por encima de todo… [piensa] y yo también. Soy un viajero que reposa en un bar, durante lo cual aprovecho para viajar a través de los clientes.

    –¿El Molta Barra responde al tópico: es el bar al que os gustaría ir?
    –Sí, aunque yo nunca quise montar un bar. Tampoco habría imaginado jamás un bar a mi medida.

    –Sois dos socios: ¿quién es la parte racional y quién la alocada?
    –Oli debería estar aquí… [ríe]. Yo soy la alocada, pero eso no quiere decir que Oli sea racional.

    –¿Qué idea surgió primero: crear un lugar donde compartir experiencias de viajes o montar un bar?
    –Primero fue la viajoteca, luego el bar como espacio donde alojarla. Fue Oli quien lo propuso en el Alaska [hamburguesería de plaça del Mercat que saltó a la primera línea informativa al trascender la intención de Cort de eliminarla. La movilización popular a través de las redes sociales consiguió suspender dicha intención].

    –Otro aspecto definitorio del Molta Barra: la personalidad singular del local. ¿Fue suerte encontrada o provocada?
    –El factor suerte es muy importante en la vida y mucha de ella tuvimos, pero también es cierto que el local llevaba dos años con el cartel de “Se alquila”.

    –¿Cómo se llena un bar?
    –Dando a la gente lo que quiere y luchando mucho con los que no te dejan que se lo des.

    –¿Es cierta la impresión de que antes era más fácil montar un bar?
    –Creo que sí, aunque es como decir que antes era más fácil tener un hijo.

    –Tenéis mucha clientela extranjera. ¿En qué se diferencia de la local?
    –La verdad es que poco. Los hay formales y los hay que no, como en todo. Aunque dicen mis camareros que sí se diferencian en las propinas.

    –Tuvisteis la interesante idea de dinamizar una zona de Palma anteriormente degradada. ¿Por qué no se ha mantenido aquel triunfo meteórico que supuso la Ruta Martiana?
    –Triunfó y sigue triunfando aun de forma descafeinada. El monopolio del triunfo en esta isla lo tienen unos pocos.

    –¿En qué ha cambiado Palma en estos siete años?
    –¿Aparte de en los casos de corrupción? Diría que sigue tan aburrida.

    –Sobre la actualidad: hay quien asegura que “hay que buscar un lugar donde el empleado parezca feliz. Es mucho más difícil que te sirvan alimentos en mal estado”.
    –Algo de razón tiene. Aquí exijo al camarero que sea feliz. Es como una relación: no puedes hacer feliz a alguien si no eres feliz. En algunos sitios te exigen corbata, yo hago venir con sonrisa sincera, no forzada.

    –¿Qué tiene de cierta la frase hecha “no te fíes de quien no se emborracha”?
    –Mucho, y no te puedes fiar de mí porque hoy solo he bebido una Pep Cola.

    –¿Cuál es tu truco casero para la resaca?
    –Una hamburguesa en el Napoli [clásica hamburguesería abierta 24 horas situada en Marquès de la Sènia nº 1].

    –Acaba la frase que todos hemos pronunciado: “Si yo fuera alcalde...”.
    –El ayuntamiento sería un bar y el Molta Barra sería el ayuntamiento.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook