Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 25
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA: Los Chunguitos: "¿El Pijoaparte? No sabemos quién es, pero seguro que sigue existiendo"

    José y Juan Salazar, Los Chunguitos (músicos, padres de la rumba ‘quinqui’)

    Gran capítulo de la historia musical y social española, Los Chunguitos –ahora Hermanos Salazar tras la marcha de Manuel; siguen José y Juan– llegan a Mallorca de la mano de la promotora Promesas Cum (promesascum.com). Su jefe de contratación, Fernando García, anuncia un mes de julio pletórico: ya está cerrada la contratación de Farruquito (día 22, Trui Teatre) y Andy & Lucas (día 29, Palma Arena).


    —Cómo han cambiado las cosas: ahora los ‘perros callejeros’ son los indignados. ¿O políticos y banqueros?
    —¡Vaya que sí! Unos u otros, la verdad es que daría lo mismo.
    —El CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona) albergó la exposición ‘Quinquis de los 80. Cine, prensa y calle’. ¿Pensaban ustedes acabar en un museo de arte?
    —Qué va, ni por asomo. Es sorprendente: ¡de la calle al museo!
    —El personaje ya mítico del Pijoaparte, aquel gitano que fascinaba a las jovencitas de las clases altas barcelonesas en la novela 'Últimas tardes con Teresa' de Juan Marsé, ¿sigue existiendo?
    —¿El Pijoaparte? Pues no sabemos quién es, pero seguro que sigue existiendo.
    —Definen ustedes un capítulo de casi dos décadas en la música y la sociedad españolas, desde la segunda parte de los setenta a los inicios de los noventa. ¿Qué hacen hoy Los Chunguitos para seguir pegados a la calle?
    —Es cierto que tenemos varios libros con todo lo que vivimos e hicimos.
    —¿Los van a escribir?
    [Dudan] Pues deberíamos. Muchas cosas ya no existen pero siguen estando ahí, no sé si me explico... Y sobre el hoy en día, es sencillo: la clave está en la forma de cantar las canciones. Son 36 años de carrera, y las subidas y bajadas solo se superan cantando, exactamente, de la misma manera, con la misma actitud. Ni más ni menos. ¡Y vigilando el físico!
    —A las nuevas generaciones les fascina su sonido, las texturas de los discos de los 70 y 80.
    —Lo entiendo: todo suena verdadero. Las voces, los instrumentos... Además de algo importantísimo: grabábamos en directo, todos juntos, no cortando y pegando como ahora, parando constantemente, grabando por partes... Ahora hay demasiado fullero y demasiada máquina. Con menos medios conseguíamos más personalidad. Y como mucho, en 15 ó 20 días. Nada de pasarse un año entero para grabar un disco.
    —Ese mismo público de hoy, con tanta música a su alcance, es mucho más duro que el de antes: clasifica tajantemente entre lo que le parece “auténtico” (El Bicho, Amparanoia, Tomatito) y lo que no (Melendi).
    —¡Pues con todos ellos hemos grabado! Tanta música gratis por Internet... ¿sabes que ha provocado? Que no queramos escribir más canciones.
    —Tampoco les hace falta. Tienen ustedes varias docenas de canciones pegadas a la memoria de varias generaciones.
    —Es un orgullo que tanta gente diga que creció con nosotros y con Los Chichos. Y lo dice tanto el público como los músicos. A pesar de todo, vemos mucha embustería en los grupos de hoy. No hay muchos que nos gusten.
    —¿El problema de la música de hoy es que las gasolineras no se han modernizado? Si se pudiera descargar MP3 al mismo tiempo que uno pone gasolina, seguro que Los Chunguitos volvían a vender miles de copias.
    —¡O millones! Sabemos que vendimos muchísimas casetes, y la lástima es que nunca se contabilizaron, ni las nuestras ni las de nadie.
    —Sobre su música: tiene que haber diferencia entre la rumba de Vallecas [su barrio de toda la vida] y la de Barcelona [Peret, el Pescaílla, etc.].
    —¡Claro! La diferencia está en el ritmo y, sobre todo, en las letras. Se le da mucha importancia al ritmo pegadizo, pero cantar cosas que la gente podía decir “eso me ha pasado a mí” hizo despegar a la rumba una barbaridad.
    —La salud de la rumba no decae.
    —Nunca lo ha hecho. Y mira hoy: aparte de los ya mencionados, están Muchachito Bombo Infierno, Kiko Veneno, Estopa, Delinqüentes...
    –¿Con qué formación vienen a Palma?
    –Seremos diez sobre el escenario, y con algunos músicos extraordinarios que estuvieron en la banda de Celia Cruz.

     

    Sala La Madrugá. Gran Vía Asima, pasaje particular 10/12 (callejón de Honda Motors). Polígono de Son Castelló. Hoy sábado a las 23,30 horas. Precio: 20 €.

     

    * Facebook & Twitter: conejomanso

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook