Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 22
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Entrevista: Hermano L (La Puta Opepé) + sorteo entradas

     

    Estar ante la historia produce un cosquilleo especial. Que un grupo como La Puta Opepé publique nuevo álbum después de ocho años de silencio discográfico (Regreso al futuro, BOA) es una ocasión más que especial: es histórica. Para empezar, porque empuja a revisar la historia del hip hop en España que este cuarteto mallorquín ayudó a escribir. Ellos innovaron en sonido, incorporando influencias reggae y similares. También lo hicieron en cuanto a temática: su omnipresente y perspicaz observación de la sociedad la han practicado siempre por medio de un excelente sentido del humor.

    Todo ello ancla sólidamente en el pasado reciente de la música española, y produce un especial cosquilleo ver que el grupo no se queda ahí atascado, sino que su nuevo material les sitúa con presente y futuro. El disco se presenta hoy en la sala Es Gremi (Porgadors, 16, polígono de Son Castelló, a partir de las 20:30 h., 13 €) con Sound Drivers como teloneros. El Hermano L responde a este cuestionario.

    *Sopas mallorquinas sortea dos entradas para el concierto de hoy. Envía un mail a sopasmallorquinas@gmail.com diciendo si, aparte de las paellas de una madre, la sabiduría de Tony Soprano o ganar un Mundial de fútbol en el minuto 114 de la prórroga, hay algo más grande que La Puta Opepé en el hip hop español.

     

    “SIEMPRE QUISIMOS SER UN GRUPO POLÍTICO, Y CON EL TIEMPO CADA VEZ MÁS”

    –¿A qué da derecho ser parte importante de la historia del hip hop y de la música en España?
    –A poca cosa. Incluso diría que parte de la nueva escuela le ha perdido el respeto a los veteranos.

    –Charly Domínguez de Los Suaves dijo en una entrevista a este diario que ser parte de la historia musical solo te da derecho a saber quiénes son tus amigos.
    –Estoy de acuerdo. Y siempre he pensado que vales lo que puedes hacer ahora, en el momento.

    –Shotta afirmó en otra entrevista que, en el mundo del rap en España, ser ambicioso te hace perder público.
    –Es verdad: la gente quiere bombos fuertes y samplers fáciles. Todo eso no cuadra con nosotros, ¡a pesar de que somos bastante simplones!

    –Dame un titular: habéis vuelto porque…
    –Por aclamación popular.

    –Habéis inventado muchas cosas: innovasteis en cuanto a sonido, a influencias, a temáticas, a actitud. ¿Ha pesado todo ello en el retorno?
    –Por supuesto. De hecho, queríamos volver a hacer un Vacaciones en el mar [segunda referencia del grupo, de 1996, tras la primera autoeditada], un álbum muy variado. Si lo hemos logrado, no lo sé.

    –¿Qué significa “Regreso al futuro”? ¿Pretender señalar por dónde tiene que el rap español?
    –En absoluto. Significa lo que comentaba antes: una vuelta a nuestros comienzos, revivir el espíritu del 96. No somos tan trending topic como para decirle a nadie lo que tiene que hacer.

    –Cantáis “para los proletarios y los asalariados”. ¿Falta más música contestataria en España?
    –Diría que hay bastante y que, de hecho, hay muchos grupos que hacen bandera de ello. Nosotros, en concreto, hemos tomado mucho del hip hop francés, que suele ir por ahí. Siempre quisimos ser así, políticos, y con el tiempo cada vez más.

    –Tú en concreto cantas “Sólo quiero estar ridin’”. ¿Eres el menos interesado en política del grupo?
    –La verdad es que sí. No es que no me interese, es que no la comprendo y por eso tiendo a rechazarla. Soy de corte rojeras, pero no me caso con nadie.

    –¿Qué te interesa de la música de hoy día?
    –Sigo estando muy centrado en el reggae. Y sobre todo en las figuras de los noventa, la época dorada del dancehall, que actualmente están volviendo.

    –¿Cómo te suena la música de La Puta Opepé de los años noventa?
    –Precaria. Aquellas maquetas en cinta de cassette... ¡Pero suenan frescas!

    –Dijo un músico veterano que en los discos de antes la canción número doce era tan buena como la primera.
    –Comparto. Ahora parece bastar con 3 ó 4 canciones potentes.

    –El rap es calle, y nuestra generación se ha criado en la calle. Muchos de los más jóvenes se han criado ante la pantalla de un ordenador. Gente como Sho-Hai [integrante de Violadores del Verso] opina que eso se nota en músicas y letras. ¿Tú notas diferencias?
    –No sabría qué decir, y de hecho me da la impresión de que hoy día todo el mundo está constantemente vacilando de calle. Aparte, yo tampoco me he criado en la calle chunga.

    –No lo digo por lo quinqui, sino por haber pasado más tiempo encerrado en una habitación con internet o con la consola.
    –Claro que pasé miles de horas en la calle, pero también disfruté de una educación que me dieron mis padres, aunque luego haya salido por otros derroteros. A mí nunca me ha gustado vacilar de calle, si he de ser sincero.

    –Tenéis un tema titulado No mass media: ¿los medios hablan poco de La Puta Opepé?
    –¡Pues con este estamos bastante contentos! Han hablado bastante y muy bien. Pero tenemos muy claro el sitio en el que estamos. El otro día hablábamos de lo que es el underground y decíamos: “20 años en esto y nunca nos hemos comido una mierda”.

    –¿Cómo es la familia del hip hop en Mallorca?
    –Es pequeña pero consolidada. Para una ciudad de este tamaño está bien.

    –¿Cómo va a ser lo próximo de Hermano L en solitario?
    –¡Todo reggae! Hay sonidos como el dancehall que me están dejando de gustar, sobre todo por determinadas temáticas y por los ritmos, que son muy similares. De siempre me gusta más el reggae, así que puede que mi próximo disco no le guste a algunos puristas del hip hop. Además, como dijo Tote King: ya no hay jams de aquellas que duraban todo el día, con break, batallas, grafiti, etc., pero sí hay cada vez más fiestas de reggae. En Mallorca hay una escena bastante sólida.

    –Para acabar, mi pregunta puñetera para grupos con años de carrera: los integrantes del grupo, ¿sois amigos?
    –[ríe] Ya hace diez años éramos como compañeros de oficina. Coincidimos, nos tomamos algo, pero hay a quien no le gusta salir y además están los curros de cada uno... Al principio es normal que te pases el día en el local fumando y bebiendo. Pero siempre hemos sido amigos y lo seguimos siendo.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook