Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 23
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA - Dani Orviz (poeta): "Escribir y recitar tienen que ser un placer"

     

    No es lo mismo ser ingenioso que ser un genio. Y empieza a ser recurrente ver adjudicado este último término a Dani Orviz (Sotrondio, Asturias, 1976). El genio, como el humor, tiene diferentes grados, y él se dedica a ordenar palabras de manera ingeniosa, tanto que a menudo resulta genial. Es un poeta, y lugar natural para éstos últimamente son los slam: competiciones de ingenio que suelen descubrir genios. Ganó el de Barcelona y ganó el europeo, y por ello es un invitado estrella del FLoM!, II Festival dels mots Live on Mars! que ayer viernes y hoy sábado se celebra en Sa Possessió.

    La primera edición de este festival de las palabras, de la poesía, de los slam, de las performances, de los talleres, del teatro y de alguna sorpresa más fue uno de los hallazgos del pasado 2012: sucedió como sucede con los slam. Uno se acerca sin saber muy bien qué va a encontrarse y, de entre todas las actividades y participantes, siempre encuentra uno o varios que le parecen geniales.

    Orviz es un creador con obra de una evidente calidad y con un genio de evidente nivel, y es por ello que si lees en algún sitio que su libro favorito de la serie Carvalho de Vázquez Montalbán es La rosa de Alejandría, vas y te lo compras. Si lees que la poesía de Rafael Sarmentero le parece extraordinaria, vas y te compras su Dadá demodé (Ediciones Amargord, 2011). Y por supuesto, te compras Muere sonriendo (Ediciones Escalera, 2012), de Dani Orviz. El poeta, como también es dibujante, performer, diseñador gráfico y videoartista, tras autopublicarse en 2010 Mecánica planetaria, su primer poemario, diseñó también un espectáculo multimedia con el que presentarlo, que es el que trae al FLoM!

    Dani Orviz: Mecánica planetaria. Hoy a las 22 h. en el FLoM! (Sa Possessió. Velluters, 14, polígono de Son Rossinyol, al lado del hipódromo). El resto de la programación de hoy, en http://liveonmarsfestival.blogspot.com.es.

     

    “ESCRIBIR Y RECITAR TIENEN QUE SER UN PLACER”

    -¿Se puede ganar un slam sin recurrir al humor?
    -Sí, por supuesto. Yo lo he hecho alguna vez. El humor pertenece a mi estilo, incluso en otras cosas al margen de los slam. Marçal Font no recurre al humor y ha ganado muchas veces.

    -¿Cómo se gana un slam europeo contra competidores en diferentes idiomas?
    -Gané al usar el castellano de manera muy particular, con un lenguaje y un ritmo muy llamativos, además de que ponen subtítulos.

    -Veo Astronauta cósmico gitano y también Delicado gourmet, y no me queda claro si quieres hacer alta cultura o cultura popular.
    -Ahí está el juego, muy consciente en mi caso: no creo en esa división. Creo en la invasión mutua. Que se muerdan la cola. La separación no está tan clara y puede funcionar a muchos niveles.

    -Un ejercicio de elucubración: ¿qué pasaría si todas las televisiones del país emitieran, el mismo día y en prime time, un slam de poesía?
    -Podría funcionar. En cierto modo ya se hace, buscando canales de distribución propios en internet.

    -Cuando llevas a alguien a un slam suelen acabar diciendo, si bien no sobre la totalidad pero sí sobre algo de lo que ha visto, “no sabía que esto existía, y me gusta”.
    -Es cierto. No sé si en televisión funcionaría de forma periódica y con audiencias millonarias, pero creo que conectaría. Siempre se consigue, pero lo difícil es que después sigan leyendo poesía.

    -Históricamente se han cometido con la poesía muchos simplismos, sobre todo reduciéndola a dos únicos cajones estilísticos: mística o no, cultista grecolatina o no, de la experiencia o no. ¿Qué simplismos se están cometiendo hoy?
    -Es un ámbito literario al que se le niega la posibilidad de tener géneros. La novela es novela, lo incluye todo y además tiene géneros. O por ejemplo, el humor al que nos referíamos antes: puede tener diferentes grados. La poesía no. Siempre tiene que ser algo muy concreto.

    -Periodistas culturales entendidos en poesía hablan de una generación actual de poetas españoles extraordinaria y sin parangón.
    -Estoy de acuerdo, pero con matices. Hay gente muy buena y existen determinados canales que les permiten darse a conocer y que se les vea más. Si tuviéramos una visión global de todo, que no podemos tener, sí veríamos que ha subido la calidad, aunque no tanto. Lo que sí se nota y es positivo es que ha habido gente con la posibilidad de tener una muy buena formación, con mayor acceso y tiempo para gestionar su producción.

    -Un mantra del periodismo: los mejores profesionales, y sobre todo los mejores entrevistadores, son los que leen poesía, porque les da claridad de exposición y concisión de redacción.
    -Es muy acertado. La concisión del lenguaje, buscar ideas y cómo plasmarlas de la manera más directa y por los caminos menos habituales da un dinamismo único a la propia expresión.

    -Pregunta típica: ¿cuál es el último libro que has robado?
    -Solía hacerlo en unos grandes almacenes que había cerca de la escuela donde estudiaba cine. Pero el último lo pedí: en una biblioteca tenían una edición en italiano de Pinocho con unas ilustraciones preciosas. Insistí tanto que me lo regalaron.

    -Eres asturiano, pasaste años en Madrid y ahora vives en Barcelona. Te habrá pasado lo que a los escritores nómadas: tus musas, lo que te inspira, ha cambiado.
    -Estoy muy de acuerdo con eso: lo que acabo de escribir recientemente tiene mucho de mediterráneo y rumbero. Astronauta cósmico gitano sale de ahí. Es una experiencia buenísima ver cómo cambia tu escritura y tu percepción según el sitio en el que estés.

    -Dime un gran poeta que nadie esté leyendo hoy.
    -Rafael Sarmentero. Es la elegancia poética absoluta. Coge las viejas estructuras y les da luz, como en su Dadá demodé.

    -¿Hay diferencia entre un poema y una letra de una canción? Leonard Cohen dice que no.
    -Sí la hay. He hecho ambas cosas. He llevado mis poemas a un amigo músico para ponerles música, pero me decía que en una canción hay que ser mucho más directo. En poesía puedes crear atmósferas y derivas. Más que en una letra de una canción. Aunque ésta, si está bien compuesta, lleva implícito un ritmo a partir de sus textos que puede parecerse.

    -¿Qué es lo más importante que deben aprender los alumnos de tu taller?
    -Mi gran lanza es que acepten que leer poesía en público conlleva, primero, la voluntad de hacerlo. Y que por tanto hay más cosas que deben aceptar: para recitar hay que aprender determinadas técnicas. Cuando empecé, en Madrid, leer en público se consideraba un mal menor por el que había que pasar para dar a conocer tus textos. Escribir y recitar tienen que ser un placer.

    -¿En qué consiste tu espectáculo Mecánica planetaria?
    -Parto del supuesto del hallazgo de una serie de poemas que se habían perdido a lo largo de la historia. También utilizo vídeo y música, y con la participación del público busco la magia, el humor y la sorpresa. Puedo asegurar que va a gustar. Lo tengo comprobado.

    -Ayer jueves [21 de marzo] fue el Día mundial de la poesía. ¿Qué cita te sugiere?
    -Tal vez una de Auden: “La poesía no hace ocurrir nada”. Aunque tengo una relación de amor-odio con esa cita. Sí te puede cambiar como persona, y si cambia cómo ves las cosas, entonces está cambiando el mundo.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook